Perdió las piernas siendo un niño y ha llegado a ser campeón de culturismo: la historia de Edgard John-Augustin

La vida Edgard John-Augustin quedó marcada para siempre cuando tenía apenas cuatro años. Viajando con su familia en un coche que conducía su madre, sufrió un grave accidente de tráfico en el que perdió las dos piernas. Ahí comenzó a luchar. Se marchó a la Francia continental desde su Guayana natal para iniciar una rehabilitación de un año, comenzó a usar una silla de ruedas y después pasó a utilizar unas prótesis con las que tuvo que volver a aprender a andar.

Poco después de volver a Francia para instalarse definitivamente en Europa a los 20 años, descubrió su vocación: el culturismo. Desde entonces ha ido superando barreras y creciendo poco a poco en este deporte, en el que primero compitió en silla de ruedas y ahora lo hace con sus prótesis tras convertirse en profesional, según él, su mayor logro. Esta es su historia.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente