Antonio Lobato no le da una tregua a Sebastian Vettel ni el día de su retirada

·5 min de lectura
Antonio Lobato y Sebastian Vettel. (Foto: DAZN / Sylvain Thomas / AFP / Getty Images).
Antonio Lobato y Sebastian Vettel. (Foto: DAZN / Sylvain Thomas / AFP / Getty Images).

Como gran defensor y también amigo personal de Fernando Alonso, Antonio Lobato siempre ha tenido cierta animadversión a los principales rivales que ha tenido el piloto español durante sus años en la Fórmula 1. Muchos le acusan de tener ojeriza a Lewis Hamilton desde que el británico compartió equipo con el bicampeón mundial en McLaren en 2007 y saltaron chispas entre ambos, pero peor concepto parece tener aún sobre Sebastian Vettel.

El alemán anunció este 28 de julio que dejará la F1 al final de la presente temporada. Es una noticia que se veía venir, ya que en los últimos años parecía más centrado en temas sociales que en la competición y sus resultados no están siendo brillantes, aunque no le ayuda demasiado la poca potencia de su Aston Martin. No obstante, tampoco rayó a un buen nivel en su etapa final en Ferrari.

Pero pese a esos últimos años complicados, la trayectoria de Vettel en el Gran Circo ha sido espectacular y sus resultados le sitúan a la altura de los mejores pilotos de la historia. Ha ganado cuatro Mundiales (todos ellos de forma consecutiva entre 2010 y 2013 al volante de Red Bull), ha sido segundo en otros tres y suma 53 victorias, 122 podios y 57 poles.

Pero para Lobato, todos esos logros no lo convierten en excepcional y “su cosecha es generosa”. Le reconoce como su principal mérito el haber estado “en el lugar correcto en el momento adecuado”. Es lo que ha escrito en el hilo que le ha dedicado al tetracampeón mundial después de que se conociese su retirada.

Quizás no haya olvidado que en tres de sus cuatro Mundiales derrotó a Alonso, que acabó segundo, aprovechándose de que tenía mejor coche (el Red Bull era mucho más competitivo que el Ferrari), pero esto sucede habitualmente con todos los campeones.

Empieza el hilo hablando de que en todo momento demostró “madurez e inteligencia” citando unas imágenes de cuando ganó su cuarto campeonato en 2013 en las que decía al equipo que había que celebrar los éxitos porque no duran para siempre. Aunque apunta que sus títulos reflejan su calidad, le considera un gran piloto, pero, como decíamos, no excepcional. “Así como algunos se quedaron cortos en campeonatos, la cosecha de Vettel es generosa. Coincidió en el lugar correcto en el momento adecuado. Para eso también hay ser hábil”, añade.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Recuerda que en Red Bull le ganó siempre a Mark Webber, pero perdió con Daniel Ricciardo y que en Ferrari dominó a Kimi Raikkonen y “su tormenta comenzó cuando apareció Charles Leclerc”.

Concluye el hilo con varios halagos señalando que “todo el mundo habla bien de él” y que es “un trabajador incansable y perfeccionista”, pero la mayoría de seguidores se han quedado con lo que dice de Vettel como piloto y así se lo han recriminado a través de Twitter.

Como decíamos, la animadversión de Lobato hacia Vettel viene de lejos y en muchas ocasiones lo ha demostrado públicamente. Tras el choque que tuvo con Hamilton en el Gran Premio de Azerbaiyán de 2007 mientras rodaban detrás de un coche de seguridad, lo llamó “pandillero vengativo”, “macarra de coches de choque”, “demonio”, “caprichoso”, “protestón”, “desobediente” o “histérico”, entre otras cosas.

En una entrevista para ‘Mundo Deportivo’ en 2019, cuando Leclerc comenzó a superar al alemán en Ferrari, el ahora narrador de DAZN dijo que el monegasco “se lo había cargado” y que se le veía “hundido y desarbolado”.

VÍDEO | Sebastian Vettel ofrece una lección de lo que debería ser un deportista en la derrota

Más historias que te pueden interesar: