La reacción hilarante de los deportistas olímpicos al ver las 'camas antisexo' de la Villa Olímpica

·5 min de lectura
Los atletas han inspeccionado las camas de la Villa Olímpica a su llegada a Tokio. (Foto: Getty Images).
Los atletas han inspeccionado las camas de la Villa Olímpica a su llegada a Tokio. (Foto: Getty Images).

Por Riley Morgan

Varios atletas han recurrido a las redes sociales para mofarse de las cómicas camas de cartón ‘antisexo’ de la Villa Olímpica de Tokio.

En realidad, nada evidencia que estas camas estén especialmente diseñadas para evitar la práctica sexual. De hecho, según sus creadores, la compañía 'Airweave', pueden soportar perfectamente a dos cuerpos humanos cuyo peso conjunto sea inferior a 200 kilos. 

Sin embargo, ya desde su presentación, el 25 de septiembre de 2019, la leyenda de que han sido encargadas para frenar las relaciones íntimas entre deportistas les persigue. Y no podía ser menos tras la llegada masiva de las delegaciones al país del sol naciente, en la que las camas han sido, sin duda, la comidilla de la Villa Olímpica.

Los organizadores anunciaron que los atletas dormirán en estructuras de cama fabricadas con cartón reciclable y en colchones hechos de materiales de polietileno que serán reutilizados para productos plásticos después de los Juegos.

Se necesitarán hasta 18.000 camas en la villa, ubicada en la bahía de Tokio y con vistas al icónico puente Rainbow, durante los Juegos Olímpicos que comienzan el 24 de julio. Por su parte, solo se necesitarán 8.000 camas para los Juegos Paralímpicos.

Pero las condiciones no son necesariamente lujosas.

Las imágenes de los deportistas muestran habitaciones pequeñas, con una cama individual, de solo nueve metros cuadrados o dobles de 12 m2.

Los atletas tendrán que compartir habitación, lo que, según los expertos, podría aumentar el riesgo de propagar la Covid-19.

Si bien las camas son lo suficientemente resistentes como para soportar a los fornidos levantadores de pesas y a los grandes jugadores de baloncesto, están diseñadas únicamente para una sola persona.

Los atletas han comenzado a llegar a Tokio para instalarse antes de la ceremonia de apertura de esta semana y muchos han estudiado de forma descarada sus lugares para dormir.

“Quitar el colchón de la cama y colocarlo en el suelo parece demasiado fácil para solucionar este problema. @Tokyo2020, ¿hiciste que los suelos también fueran anti-sexo? Es por un amigo”.

“Las camas que se instalarán en la Villa Olímpica de Tokio serán de cartón, esto tiene como objetivo evitar la intimidad entre los deportistas. Las camas podrán soportar el peso de una sola persona para evitar situaciones más allá del deporte. No veo ningún problema para los corredores de fondo, incluso 4 de nosotros podemos hacerlo”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“Déjame pedir este protector de colchón para esta cama... Solo sé que el colchón es duro en Tokio”.

“Entonces, si derramo agua en mi cama en Tokio, ¿se verá comprometida?”.

“¿Cuántas maletas traes a Tokio?”.

“Antes. Después”.

“Esta es la historia más loca. Para evitar que los atletas olímpicos tengan relaciones sexuales y, por lo tanto, corran el riesgo de propagar el Covid, las camas en la Villa Olímpica de Tokio están hechas de cartón, por lo que se rompen si más de una persona se suben a ellas”.

“Tened en cuenta que solo el 20% de los japoneses están totalmente vacunados”.

“Las camas de los Juegos de Tokio. Fabricadas con cartón reciclado. Muy bueno para el medio ambiente, será interesante ver si mi espalda también se beneficia”.

“Sí, las camas en realidad son cajas de cartón. Sydney Leroux, podrías hacer uno de tus paquetes de Amazon”.

La villa olímpica de Tokio en el centro de atención

El primer vistazo a la villa desde el aplazamiento del año pasado reveló una ciudad virtual dentro de una ciudad en la que hay de todo, desde un patio de recreo y una floristería hasta tintorerías y baños de hielo para los atletas y el personal.

El lugar se extiende a lo largo de 44 hectáreas de tierra recuperada en la bahía de Tokio, con 21 torres para residentes, un comedor para 3.000 personas, un parque, gimnasios e instalaciones recreativas con consolas Nintendo.

Árboles jóvenes que los organizadores esperan que lleguen a proporcionar sombra durante el duro verano de Tokio salpican la villa que de otro modo estaría casi inquietantemente vacía, habitada solo por trabajadores, guardias uniformados en bicicleta y bomberos que realizan simulacros.

Hasta 3.000 trabajadores se encargarán de todo, desde de las paradas de autobuses autónomos hasta las cocinas que servirán miles de comidas.

Los atletas llegarán poco antes del evento y deberán marcharse 48 horas después de haber sido eliminados o de la finalización de los Juegos.

Vídeo | Atletas demuestran que las 'camas antisexo' de los Juegos Olímpicos son puro mito

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente