A falta de Morata, José Antonio Camacho se convierte en el saco de golpes de España

·4 min de lectura
(Photo credit should read GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images)
(Photo credit should read GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images)

Twitter necesita encontrar siempre una diana, un objetivo al que dirigir las críticas o las mofas, no importa si se lo merece más o menos. El caso es entretenerse a costa de alguien al que de repente se le mira con más lupa que al resto. 

Y, en este juego de a ver quién le toca, el último damnificado es José Antonio Camacho, ex seleccionador de España. Convertido en leyenda hace ya más de 10 años con el famoso "Iniesta de mi vida", le ha dado el relevo a Álvaro Morata para ser el centro de todas las mofas por sus comentarios en las retransmisiones de Telecinco, especialmente en esta última donde España se medía en los cuartos de final a Suiza, partido que ha terminado ganando de manera agónica en penaltis. Hasta ahora había pasado más o menos desapercibido, porque eran los fallos del delantero los que centralizaban todos los memes y comentarios. Pero las aguas volvieron a su cauce en el enfrentamiento de octavos frente a Croacia, donde Morata se redimió, y la atención cambió de objetivo, al menos hasta la segunda parte del partido.

Fueron 7 minutos de partido los que tardó José Antonio Camacho en convertirse en blanco de las mofas: Jordi Alba anotaba un gol para España a los 7 minutos de partido contra Suiza, y el entrenador murciano aplicó un tópico del fútbol para darle valor al mismo y restárselo a la fortuna, a pesar de que le balón entró en portería por el rebote del balón en el cuerpo del suizo Zakaria. "Se meten esos goles porque se chuta", dijo. La muletilla, muy repetida en el mundo del fútbol ("Para marcar hay que chutar a portería") desató las mofas del personal y le convirtieron en protagonista.

Las mofas hacia Camacho, a su análisis un tanto simplista y a su atropello con algunas frases no terminó aquí; cada comentario era observado, celebrado con lupa y elevado a frase célebre. Apreciaciones sobre el ritmo lento de la selección en la primera parte, en comparación al partido frente a Croacia, al golpeo de un jugador contrincante, o en definitiva, cualquier lance del juego.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente