"Nos vamos a matar": el enfado monumental de Rafa Nadal en Roma

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Spain's Rafael Nadal reacts after he fell due to a faulty line during the final of the Men's Italian Tennis Open against Serbia's Novak Djokovic at Foro Italico on May 16, 2021 in Rome, Italy. (Photo by Filippo MONTEFORTE / AFP) (Photo by FILIPPO MONTEFORTE/AFP via Getty Images)
Rafa Nadal visiblemente enfadado tras caer al suelo en Roma. Foto: FILIPPO MONTEFORTE/AFP via Getty Images.

Si por algo se caracteriza la carrera de Rafa Nadal es por la exquisita educación que mantiene dentro de la pista. El de Manacor es un competidor tan fiero como el que más del circuito, sin embargo rara vez se le pilla perdiendo los nervios. Es significativo, por ejemplo, que nunca haya roto una raqueta, una costumbre fea que, sin embargo, está tremendamente arraigada, especialmente entre los jugadores más jóvenes. Por ello, cabe pensar que cuando el español se enfada, es que hay un motivo detrás.

Así sucedió en la final del Masters 1000 de Roma. Durante su partido contra Novak Djokovic, el español se fue hasta dos veces al suelo por culpa de las líneas de la pista. En una de ellas, además, se le vio especialmente dolorido, lo que le hizo estallar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Y así se lo hizo saber al juez de línea, visiblemente enfadado. "Es increíble las líneas, cada puñetero día. Nos van a matar al final", grito el español de forma audible.

De hecho, el número 3 del mundo terminó el partido con una pequeña herida en su rodilla derecha, producto de las caídas. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Tanto el viernes como hoy he estado muy cerca de lesionarme seriamente, así que estaba muy enfadado porque es peligroso. Son líneas de plástico, por lo que a veces quedan un poco más elevadas que la tierra. En el tenis se corre rápido y tropezarse es muy fácil", explicó posteriormente.

Afortunadamente, el mallorquín no solo salió ileso de Roma sino que, además, se impuso en la final a Djokovic por 5-7, 6-1, 3-6. Se trata, además, de una victoria muy importante de cara a Roland Garros, donde el español buscará su 14º título en París.

Vídeo | El punto asombroso de un niño de 7 años que recuerda a Federer