La reclamación de la tenista deportada y olvidada en mitad del caso Djokovic

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Mientras todo el mundo habla de Novak Djokovic y de su situación en Australia, un caso bastante similar al del tenista serbio ha pasado muy desapercibido y no ha copado tantos titulares de la prensa ni ha creado la misma polémica. Claro que se trataba de una jugadora mucho menos mediática que, sin embargo, ha salido perdiendo de toda esta historia. Hablamos de Renata Voracova, quien acabó deportada por las autoridades del país oceánico y ahora pide una compensación económica por el daño sufrido.

La tenista checa Renata Voracova, deportada por las autoridades australianas. (Foto: Jean-Yves Ahern / USA TODAY Sports / Reuters).
La tenista checa Renata Voracova, deportada por las autoridades australianas. (Foto: Jean-Yves Ahern / USA TODAY Sports / Reuters).

Lo curioso del caso de esta veterana tenista de 38 años es que no fue retenida en un primer momento al llegar a Australia, como sí le ocurrió a Djokovic, sino que entró directamente en el país e incluso llegó a disputar el día 5 de enero un partido de dobles del Gippsland Trophy, un torneo de preparación del primer Grand Slam de la temporada.

La checa, número 83 del ranking de la WTA, no está vacunada contra el coronavirus, pero también había recibido una exención médica para poder entrar en el país. Argumentaba que había pasado la Covid-19 en diciembre, por lo que no podía ser inoculada.

Sin embargo, lo ocurrido con Djokovic y la repercusión internacional del caso del serbio acabó perjudicando a Voracova. Las autoridades australianas se pusieron a investigar también a la jugadora checa y finalmente decidieron retirarle el visado e internarla en el mismo hotel para inmigrantes en el que estuvo Nole. Poco después fue deportada.

Voracova mira por la ventana de la habitación del hotel de Melbourne en el que estuvo retenida, el mismo donde internaron a Novak Djokovic. (Foto: Loren Elliott / Reuters).
Voracova mira por la ventana de la habitación del hotel de Melbourne en el que estuvo retenida, el mismo donde internaron a Novak Djokovic. (Foto: Loren Elliott / Reuters).

Ya en su país, la tenista ha hablado con la prensa y ha explicado la diferencia entre su caso y el de Djokovic. “Me alegro por él que haya salido bien su juicio, pero yo me siento frustrada en mi caso, porque mis abogados y asesores que estaban allí no pidieron un juicio. Lo entiendo también, Novak pagó a sus abogados para eso. Creo que esa es la clave por la que yo no pude ir a juicio y él sí”, ha declarado al diario ‘Denik Daily’.

Pero, además, como decíamos, ha anunciado que pedirá una compensación económica a la Federación Australiana por lo que le ha ocurrido. “Solo el billete de avión me costó 60.000 coronas checas (2.460 euros) y mi entrenador viajó conmigo”, reveló. “Y después está también todo ese tiempo, los hoteles pagados, los entrenamientos para el Open de Australia y la posible recompensa económica que podría haber ganado”.

“Espero que la Federación Australiana de Tenis lo acepte y que no tengamos la necesidad de iniciar un proceso legal”, añadió.

Voracova confesó también que aún no ha sido capaz de asimilar todo lo que le pasó y que, por el momento, no volverá a jugar. “No pienso en el tenis. Estoy aún asombrada. No lo he digerido todavía. Estoy agotada”, reveló antes de calificar como su “peor pesadilla” su estancia en Australia. “Era demasiado. Era como mirar una película... Un largo interrogatorio con órdenes como ‘desnúdese’, ‘vístase’... No quiero para nada pensar en ello y todavía menos revivirlo. Estaba preocupada, no me sentí segura hasta volver a casa”, sentenció.

Apoyo de la WTA

La WTA ha salido en defensa de la jugadora a través de un comunicado en el que lamenta el trato que recibió, aunque remarca que todas las jugadoras deberían vacunarse.

“La WTA apoya y agradece todos los esfuerzos realizados por Craig Tiley y Tennis Australia para organizar el Summer of Tennis en condiciones que continúan siendo un desafío para todos. La WTA cree que todas las jugadoras deben vacunarse y apoya plenamente las políticas de inmigración que se han implementado, ya que la protección de las comunidades australianas en las que competimos en fundamental.

Dicho esto, las complicaciones experimentadas en los últimos días donde los y las deportistas han seguido el proceso aprobado y autorizado de recibir una exención médica para ingresar al país son lamentables. Renata Voracova siguió estas reglas y procedimientos, recibió autorización para ingresar en Australia a su llegada, compitió en un evento y luego, de repente, se le canceló la visa cuando no había hecho nada malo.

Continuaremos trabajando con todas las autoridades para abordar esta desafortunada situación de manera adecuada”.

EN VÍDEO | Ejecuta un saque tan extraño como único en el mundo del tenis

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente