Ryan Murphy provoca una tormenta acusando de dopaje a sus rivales rusos

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Por Henry Bushnell

Ryan Murphy ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio este 30 julio y después creó un revuelo internacional en torno al dopaje al afirmar que las pruebas en las que participó, y la natación en general, no habían sido limpias.

“Creo que hay dopaje en la natación”, dijo Murphy, nadador estadounidense de 26 años. Y añadió que un ejecutivo de la FINA, el organismo rector de la natación internacional, se lo había dicho.

Ryan Muphy y Evgeny Rylov en la incómoda rueda de prensa posterior a la final de los 200 metros espalda. (Foto: Yahoo Sports).
Ryan Muphy y Evgeny Rylov en la incómoda rueda de prensa posterior a la final de los 200 metros espalda. (Foto: Yahoo Sports).

Murphy estaba sentado a unos metros de Evgeny Rylov, el ruso que le había vencido a principios de esta semana y nuevamente este viernes en los 200 metros espalda. Poco después de la carrera, le preguntaron a Murphy sobre sus pensamientos acerca del posible dopaje de sus rivales.

“Tengo alrededor de 15 pensamientos”, respondió. “13 de ellos me meterían en muchos problemas”.

Los que finalmente ofreció le llevaron a ser perseguido por varios reporteros horas más tarde por una acera frente al Centro Acuático de Tokio. Uno de ellos le reprochaba el haber “arruinado por completo el momento de Evgeny”. El estadounidense le respondió que esa no era su intención. “Felicitaciones, Evgeny”, dijo. “Quiero que Evgeny reciba lo que le corresponde”.

Pero Murphy había dicho lo que había dicho, y aunque lo había dicho todavía con el subidón de emociones posteriores a la carrera, lo creía. “Supone un enorme desgaste mental a lo largo del año el pensar que estoy nadando una carrera que probablemente no sea limpia”, explicó el estadounidense en la entrevista inicial. “Y eso es lo que es. Los que saben más de la situación tomaron las decisiones que tomaron. Me frustra, pero tengo que enfrentarme a los que están a mi lado. No tengo la capacidad de entrenarme para los Juegos y también de poder influir en la gente que toma malas decisiones”.

Murphy nunca acusó explícitamente a Rylov de hacer trampas, pero tampoco dijo claramente que pensara que competía limpio. Cuando al ruso le preguntaron por los comentarios de su rival, contestó: “Siempre he estado a favor del deporte limpio”. Sin embargo, se negó a responderle directamente.

Murphy tampoco mencionó explícitamente a Rusia, que supuestamente está “vetada” de estos Juegos por una trama de dopaje organizada por el estado, pero que ha enviado a cientos de deportistas con chándales y uniformes blancos, azules y rojos a Tokio bajo el nombre de ‘Comité Olímpico Ruso’. Cuando al nadador estadounidense le preguntaron si pensaba que el ROC debería estar compitiendo en la capital japonesa declaró que “no tenía tiempo para abordar este asunto. Pero existe. Y eso es un problema. Lamento que exista una situación así, pero no la conozco. No sé lo suficiente como para dar una respuesta cierta al 100%”.

En la sala de prensa antes de la llegada de Murphy y Rylov, el británico Luke Greenbank, medallista de bronce en el evento, tampoco mencionó a Rusia, pero habló en términos similares. “Obviamente es frustrante, como deportista, saber que ha habido un programa de dopaje patrocinado por el estado”, aseguró.

Entonces llegó Rylov y momentos después lo hacía Murphy mientras el ruso lo saludaba con un gesto con la cabeza, quizá sin saber lo que su rival había declarado antes. De este modo comenzó la rueda de prensa más tensa e incómoda de estos Juegos Olímpicos.

Le preguntaron a Murphy, directamente, si pensaba que la final de 200 metros espalda que acababa de nadar estaba limpia.

“Lo que es frustrante es que no se pueda responder esa pregunta con un 100% de certeza”, contestó. “Creo que, a lo largo de los años, eso ha pasado. Y si no puedo responder esa pregunta, no sé si ha sido 100% limpia. Se debe a cosas que han sucedido en el pasado”.

Inmediatamente le preguntaron a Rylov si pensaba que se estaba refiriendo a él.

“Siempre he estado a favor del deporte limpio”, respondió en ruso. “Siempre me someto a todas las pruebas. Me someteré a todos los test. Así que, desde el fondo de mi corazón, estoy a favor del deporte limpio. No sé cómo reaccionar ante esto. Ryan no me ha acusado de nada, por lo que prefiero no responder”.

Murphy luego tuvo que enfrentarse a diferentes preguntas que le pedían si tenía pruebas para respaldar sus acusaciones y reveló que en los trails de Estados Unidos del mes pasado había mantenido una conversación con el nuevo director ejecutivo de la FINA, Brent Nowicki, y que le dijo: “Va a ser difícil y llevará mucho tiempo eliminar el dopaje de este deporte”.

“Cuando escuchas eso desde alguien de arriba es duro”, dijo el estadounidense.

Cuando a la FINA se le preguntó si creía que había dopaje en la natación, respondió en un comunicado que “el dopaje es un problema mundial en el deporte” y que su presidente, Husain Al-Musallam, “desde que asumió el cargo hace dos meses, tiene como una de sus prioridades eliminar el dopaje de los deportes acuáticos”.

Murphy se mantuvo estoico y tranquilo durante toda la conferencia. Cuando un periodista extranjero le preguntó por Justin Gatlin, el velocista estadounidense declarado culpable de dopaje, defendió el sistema antidopaje de Estados Unidos. Después de que un responsable de prensa diera las gracias a los tres nadadores por su tiempo y, mientras Rylov se hacía selfies con algunos reporteros rusos, Murphy se levantó para irse, pero casi pareció, por una fracción de segundo, que tenía algo más que decir.

Unos segundos después, ya fuera de la sala, se lo preguntaron directamente. Se detuvo y parecía haberse dado cuenta de la tormenta que había creado con sus declaraciones. “No estoy acusando a nadie de nada”, aclaró en un intento de suavizar sus anteriores respuestas. Mientras se alejaba, un periodista lo persiguió y le dijo que sus comentarios le habían “quitado todo el foco a todas sus victorias” y que “ahora se hablará solo de eso y probablemente también durante el resto de los Juegos”.

“Lamento que te sientas así”, le dijo Murphy.

Y después siguió caminando.

EN VÍDEO | Los países excluidos de los Juegos Olímpicos: ¿cuáles son y por qué?

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente