Ronaldinho no ha perdido nada de magia a los 41 años

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

En muchas de las listas de los mejores jugadores de la historia está Ronaldinho, pero aun así hay quien cree que pudo haber sido mucho más y que su declive comenzó demasiado pronto. Sin embargo, el brasileño siempre ha tenido una manera diferente de entender el fútbol y la vida y lo demostraba sobre el campo exhibiendo un talento especial y divirtiéndose con el balón.

A sus 41 años, no ha perdido ni un ápice de su magia y lo demostró en el Clásico de leyendas que disputaron este 20 de julio veteranos del Barcelona y el Real Madrid en Tel Aviv (Israel). Dinho lleva retirado oficialmente desde 2018, aunque no juega como profesional desde 2015, y ha pasado una etapa complicada tras su ingreso en prisión en Paraguay el fallecimiento por Covid-19 de su madre. Sin embargo, cuando está sobre el césped, se transforma y su talento vuelve a emerger.

Ronaldinho haciendo su famoso gesto antes del partido y con el balón en un momento del encuentro. (Foto: Ronen Zvulun / Reuters).
Ronaldinho haciendo su famoso gesto antes del partido y con el balón en un momento del encuentro. (Foto: Ronen Zvulun / Reuters).

En un partido en el que también estaban Rivaldo, Deco, Saviola o Mendieta por el lado culé o Roberto Carlos, Figo, Amavisca o De la Red por el madridista, Ronaldinho acabó siendo el gran protagonista y dio un auténtico recital de pases sin mirar, controles, regates y disparos a portería, incluido un gol desde el punto de penalti.

Antes de iniciarse el partido, durante el calentamiento, el ganador del Balón de Oro de 2005 ya impresionó con sus habilidades a los 29.000 espectadores que había en las gradas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero el verdadero espectáculo llegó cuando se pitó el comienzo del encuentro. Al poco tiempo intentó batir casi desde el centro del campo a Jordi Codina, el portero del Madrid, y después dejó una jugada espectacular en la que recibió el balón al borde del área, regateó a varios defensores y mandó un derechazo al larguero.

Ronaldinho fue el encargado además de abrir el marcador al transformar un penalti con un disparo muy potente a media altura ante el que nada pudo hacer el portero.

En su celebración volvió a realizar su gesto característico que tantas veces vieron los aficionados del Barça en el Camp Nou.

El encuentro finalizó con victoria blanca por 3-2 con goles de Munitis, Alfonso y De la Red para los madridistas y con Jofre anotando el segundo culé. Sin embargo, el Clásico de leyendas terminó siendo el show de Ronaldinho, que hasta que abandonó el campo siguió dejando detalles de su magia y de su talento inigualables. Aquí tienes un resumen de cinco minutos de su actuación en Tel Aviv que seguro emocionó a los aficionados más nostálgicos.

Vídeo | Los países excluidos de los Juegos Olímpicos: ¿cuáles son y por qué?

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente