Ochoa volvió a ser ‘Memo’

Desde la redacción
Football Soccer - Barcelona v Granada - Spanish La Liga Santander - Camp Nou stadium, Barcelona, Spain - 29/10/16. Barcelona's Neymar and Granada's goalkeeper Guillermo Ochoa in action. REUTERS/Albert Gea

Por Wilmar Cabrera*

‘Meme’, perdón, ‘Memo’ recibió siete goles contra el Atlético de Madrid, de Diego Simeone y todos,  hinchas,  periodistas,  especialistas, toreros,  animalistas, feministas, anecdotistas, comentaristas, equilibristas, fetichistas, casualistas, archivistas, ascensoristas y un largo etcétera, esperaban que se presentara un resultado igual o más abultado en la visita a Barcelona del equipo colista en la clasificación del campeonato español de fútbol.

En frente iban a estar Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Junior. Una tripleta que esta temporada, en nueve partidos (diez con el juego contra Granada FC), suma la friolera de 18 tantos. Todos lo “creadores artísticos” de las famosas viñetas, que son un fenómeno popular digno de un estudio cultural, sacaron punta a sus lápices digitales y ya estaban listos con el Paint abierto en la pantalla de computadores, tabletas y teléfonos móviles para darle rienda suelta a su imaginación. Daban por seguro que Ochoa iba a ser la víctima, debajo  de la portería  del Granada  FC, para poner  a producir la fábrica de memes. Pero no fue así.

‘Meme’, perdón, ‘Memo’ fue anunciado por el speaker del Campo Nou: “Con el dorsal 13… ¡Ochoa!” y un compatriota suyo o un turista oportuno de otro país, debajo de la tribuna de prensa, donde se encontraba este servidor, revoloteó un sombrero mexicano con los colores de la bandera azteca. Ochoa saltó al campo de juego y comenzó a dar indicaciones a sus defensas. Se le veía seguro. Con confianza. Caminaba fuera del área como retando a los delanteros contrarios a chutarle desde cualquier lugar del campo. Así, los primeros 45 minutos del partido FC Barcelona-Granada CF, de la décima jornada de la Liga Santander, terminaron con un 0-0. Sin duda, la figura había sido el mexicano.

El arquero mexicano del Granada tiene el segundo peor registro de los guardametas de las cinco ligas más importantes de Europa. En España, es el que más tanto recibió.

Ochoa, que ya no era meme, vistió para la ocasión un uniforme verde eléctrico, guantes color naranja con vivos morados. Combinación cromática que me recordó a su colega Campos del ‘Tri’ de épocas pasadas. Fue la noche en que Suárez, ese depredador del área chica, a manera de aperitivo del partido, ofreció al público presente en el Camp Nou la Bota de oro como goleador de la pasada temporada. Pero eso no amilanó a ‘Memo’, que no se dejó encandilar por el trofeo. Hasta dos veces ahogó el grito de gol en la garganta del delantero uruguayo. Con Messi y Neymar sucedió igual, el portero de la selección mexicana salió avante en sus duelos. Solo Rafinha pudo batirlo en una jugada en la que pescó un rebote y de media chalaca anotó el gol de la victoria culé. Memo atinó a dar un salto, homenaje al Chapulín Colorado, pero el balón ya estaba en el fondo de la red.

A pesar de todo y la derrota de su equipo, Ochoa salió del Camp Nou como figura del encuentro. Con sus guantes naranjas tapó todo lo que la artillería azulgrana disparó bajo los palos granadinos. Vestido de verde eléctrico, en una noche otoñal de Barcelona, las crónicas de los diarios deportivos dirán que el Granada FC perdió y sigue de último en la Liga Santander. Precisamente en la jornada en que Ochoa volvió a ser ‘Memo’… y no meme.

*Wílmar Cabrera es periodista y escritor colombiano, radicado en Barcelona. Es autor de la novela Los fantasmas de Sarriá vistende Chándal (Ed. Milenio, 2012). Y  con su  relato  Naturaleza  muerta  forma  parte de la  antología Emergencias,  doce  cuentosiberoamericanos (Ed. Candaya, 2103).

También te puede interesar:

Barcelona sufrió para vencer con lo justo a Granada

Barcelona 1-0 Granada: Rafinha salva un día gris

Más cosas para leer

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines