La batalla de Semenya: una mujer teniendo que demostrar que lo es para competir contra mujeres

Yahoo Deportes

Caster Semenya se dio a conocer en el Mundial de 2009 cuando con apenas 18 años ganó la prueba de los 800 metros y después se ha ido labrando un palmarés brillante que incluye dos oros olímpicos. Sin embargo, su carrera siempre ha estado rodeada por la controversia acerca de su sexo y se vio obligada a pasar diferentes pruebas que determinaron que sufre una anomalía cromosómica y tiene niveles de testosterona tres veces más altos de lo normal. La nueva reglamentación aprobada por la IAAF en 2018 le obligaría a reducir químicamente esta tasa para poder competir, medida que la atleta y la federación sudafricana llevaron ante el TAS, que estudiará el caso a partir de la próxima semana.

Síguenos en nuestra nueva cuenta de Instagram @YahooDeportes para disfrutar de más contenido original

También te puede interesar:

Xia Boyu, el escalador sin piernas que ha generado un debate en el alpinismo

Milestii Mici: la carrera que atraviesa la bodega de vino más grande del mundo

La hazaña de Colin O’Brady, primer hombre en cruzar la Antártida en solitario

<p>La atleta Caster Semenya, campeona olímpica de los 800 metros en Londres 2012 y en Río 2016, sufre una anomalía cromosómica a causa de la cual no tiene útero y sí testículos internos, según un informe médico desvelado por <a href="http://www.telegraph.co.uk/sport/othersports/athletics/6170229/Caster-Semenya-is-a-hermaphrodite-tests-show.html" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:‘The Telegraph’" class="link rapid-noclick-resp">‘The Telegraph’</a> en 2009. Además, cuenta con unos niveles de testosterona tres veces más altos de lo normal. (Foto: Eric Gaillard / Reuters). </p>
La anomalía cromosómica de Semenya

La atleta Caster Semenya, campeona olímpica de los 800 metros en Londres 2012 y en Río 2016, sufre una anomalía cromosómica a causa de la cual no tiene útero y sí testículos internos, según un informe médico desvelado por ‘The Telegraph’ en 2009. Además, cuenta con unos niveles de testosterona tres veces más altos de lo normal. (Foto: Eric Gaillard / Reuters).

<p>La polémica sobre su sexo se originó en 2009 después de que ganara el oro en el Mundial de Berlín con solo 18 años. Muchas de sus rivales, entre ellas la española Mayte Martínez (que luego se disculpó), pusieron en duda que fuera una mujer y cuestionaron su rápida progresión. (Foto: Andy Lions / Getty Images). </p>
El origen de la controversia

La polémica sobre su sexo se originó en 2009 después de que ganara el oro en el Mundial de Berlín con solo 18 años. Muchas de sus rivales, entre ellas la española Mayte Martínez (que luego se disculpó), pusieron en duda que fuera una mujer y cuestionaron su rápida progresión. (Foto: Andy Lions / Getty Images).

<p>Ante las numerosas denuncias, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) le realizó unas pruebas para determinar su sexo donde se reveló su anomalía y decidió finalmente mantenerle la medalla que había obtenido en el Mundial de 2009 y permitirle seguir compitiendo como mujer sin limitación alguna. (Foto: Drum / Gallo Images / Getty Images). </p>
Unas pruebas para determinar su sexo

Ante las numerosas denuncias, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) le realizó unas pruebas para determinar su sexo donde se reveló su anomalía y decidió finalmente mantenerle la medalla que había obtenido en el Mundial de 2009 y permitirle seguir compitiendo como mujer sin limitación alguna. (Foto: Drum / Gallo Images / Getty Images).

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
<p>El 26 de abril de 2018, la IAAF anunció su nueva reglamentación sobre atletas con hiperandrogenismo, las que cuentan con niveles más altos de testosterona de lo normal. Según estas normas, tendrán que reducir químicamente su tasa por debajo de los 5 nanomoles por litro durante al menos seis meses antes de una competición. La medida solo afectaría a las participantes en pruebas que van desde los 400 metros hasta la milla. (Foto: Eric Gaillard / Reuters). </p>
La nueva reglamentación de la IAAF

El 26 de abril de 2018, la IAAF anunció su nueva reglamentación sobre atletas con hiperandrogenismo, las que cuentan con niveles más altos de testosterona de lo normal. Según estas normas, tendrán que reducir químicamente su tasa por debajo de los 5 nanomoles por litro durante al menos seis meses antes de una competición. La medida solo afectaría a las participantes en pruebas que van desde los 400 metros hasta la milla. (Foto: Eric Gaillard / Reuters).

<p>Según el exatleta Sebastian Coe, presidente de la IAAF, la medida buscaba “garantizar la igualdad de condiciones competitivas para los atletas”. El máximo organismo del atletismo mundial también defendió que hay estudios que demuestran que los niveles altos de testosterona proporcionan una gran ventaja. (Foto: Sebastien Nogier / EFE). </p>
Los motivos del cambio

Según el exatleta Sebastian Coe, presidente de la IAAF, la medida buscaba “garantizar la igualdad de condiciones competitivas para los atletas”. El máximo organismo del atletismo mundial también defendió que hay estudios que demuestran que los niveles altos de testosterona proporcionan una gran ventaja. (Foto: Sebastien Nogier / EFE).

<p>Las atletas afectadas deberían así tomar medicamentos de supresión hormonal. Las mujeres suelen tener habitualmente menos de 1,79 nanomoles por litro en sangre, pero algunos científicos deportivos, según recoge ‘Daily Mail’, aseguran que no está comprobado que contar con un nivel superior de testosterona proporcione ventajas competitivas. Además, muchos consideran que la medida de la IAAF supone una discriminación a estas atletas, cuya anomalía es totalmente natural. (Foto: Toby Melville / Reuters). </p>
Las críticas a la medida

Las atletas afectadas deberían así tomar medicamentos de supresión hormonal. Las mujeres suelen tener habitualmente menos de 1,79 nanomoles por litro en sangre, pero algunos científicos deportivos, según recoge ‘Daily Mail’, aseguran que no está comprobado que contar con un nivel superior de testosterona proporcione ventajas competitivas. Además, muchos consideran que la medida de la IAAF supone una discriminación a estas atletas, cuya anomalía es totalmente natural. (Foto: Toby Melville / Reuters).

<p>La medida, que debía entrar en vigor el pasado 1 de noviembre y se ha ido retrasando ante la polémica que ha generado, afectaría directamente a Semenya, al competir en 800 metros y, en alguna competición, en los 1.500. La sudafricana mostró públicamente su indignación y decidió recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que estudiará el caso a partir de la próxima semana en un juicio que será a puerta cerrada y en el que estará la propia atleta. (Foto: Denis Balibouse / Reuters). </p>
El TAS decidirá sobre la medida

La medida, que debía entrar en vigor el pasado 1 de noviembre y se ha ido retrasando ante la polémica que ha generado, afectaría directamente a Semenya, al competir en 800 metros y, en alguna competición, en los 1.500. La sudafricana mostró públicamente su indignación y decidió recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que estudiará el caso a partir de la próxima semana en un juicio que será a puerta cerrada y en el que estará la propia atleta. (Foto: Denis Balibouse / Reuters).

<p>En las semanas previas al juicio han surgido todo tipo de especulaciones y ‘The Times’ publicó que la IAAF defenderá que se considere a Semenya como “varón biológico”, una información que la propia federación internacional ha desmentido. “La IAAF no clasifica a ningún atleta DSD como masculino. Al contrario, aceptamos su sexo oficial sin ninguna pregunta y les permitimos competir en las competiciones femeninas. Sin embargo, […] es necesario, para preservar la igualdad de la competición femenina, pedir a las atletas DSD reducir su tasa de testosterona al nivel del de las mujeres antes de una competición internacional”, decía en un comunicado. (Foto: Michal Cizek / AFP). </p>
El rumor que la IAAF ha desmentido

En las semanas previas al juicio han surgido todo tipo de especulaciones y ‘The Times’ publicó que la IAAF defenderá que se considere a Semenya como “varón biológico”, una información que la propia federación internacional ha desmentido. “La IAAF no clasifica a ningún atleta DSD como masculino. Al contrario, aceptamos su sexo oficial sin ninguna pregunta y les permitimos competir en las competiciones femeninas. Sin embargo, […] es necesario, para preservar la igualdad de la competición femenina, pedir a las atletas DSD reducir su tasa de testosterona al nivel del de las mujeres antes de una competición internacional”, decía en un comunicado. (Foto: Michal Cizek / AFP).

<p>El bufete de abogados Norton Rose Fulbright, que representa a la atleta sudafricana, emitió otro comunicado. “La señora Semenya es, incuestionablemente, una mujer. Es una heroína e inspiración para muchos en todo el mundo. Está deseosa de responder a la IAAF en la visita inminente al TAS. Las mujeres con diferencias en su desarrollo sexual tienen variaciones genéticas que no son diferentes de otras variaciones genéticas celebradas en el deporte. Ella pide ser respetada y tratada como cualquier otra atleta”, aseguraba. (Foto: Bebeto Matthews / AP). </p>
“Incuestionablemente, una mujer”

El bufete de abogados Norton Rose Fulbright, que representa a la atleta sudafricana, emitió otro comunicado. “La señora Semenya es, incuestionablemente, una mujer. Es una heroína e inspiración para muchos en todo el mundo. Está deseosa de responder a la IAAF en la visita inminente al TAS. Las mujeres con diferencias en su desarrollo sexual tienen variaciones genéticas que no son diferentes de otras variaciones genéticas celebradas en el deporte. Ella pide ser respetada y tratada como cualquier otra atleta”, aseguraba. (Foto: Bebeto Matthews / AP).

<p>En Sudáfrica el caso se ha convertido en una cuestión de estado y Semenya cuenta con el apoyo total de su federación y su gobierno. La ministra de Deportes del país, Tokozile Xasa, ha dicho esta semana que las nuevas normas de la IAAF suponen “una violación de los derechos humanos internacionalmente protegidos, incluidos los de privacidad, salud, integridad física, dignidad y no discriminación”. (Foto: Twitter / <a href="http://twitter.com/TokozileXasa" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@TokozileXasa" class="link rapid-noclick-resp">@TokozileXasa</a>). </p>
El juicio, cuestión de estado en Sudáfrica

En Sudáfrica el caso se ha convertido en una cuestión de estado y Semenya cuenta con el apoyo total de su federación y su gobierno. La ministra de Deportes del país, Tokozile Xasa, ha dicho esta semana que las nuevas normas de la IAAF suponen “una violación de los derechos humanos internacionalmente protegidos, incluidos los de privacidad, salud, integridad física, dignidad y no discriminación”. (Foto: Twitter / @TokozileXasa).

<p>Curiosamente, las dos acompañantes de Semenya en el podio de Río 2016, la atleta de Burundi Francine Niyonsaba y la keniata Margaret Wambui, también tuvieron que enfrentarse a preguntas sobre su sexo y someterse a unas pruebas médicas que determinaron que son igualmente hiperandróginas, por lo que también se verían afectadas por la nueva reglamentación. (Foto: Stoyan Nenov / Reuters). </p>
Otras atletas afectadas

Curiosamente, las dos acompañantes de Semenya en el podio de Río 2016, la atleta de Burundi Francine Niyonsaba y la keniata Margaret Wambui, también tuvieron que enfrentarse a preguntas sobre su sexo y someterse a unas pruebas médicas que determinaron que son igualmente hiperandróginas, por lo que también se verían afectadas por la nueva reglamentación. (Foto: Stoyan Nenov / Reuters).

<p>Otra atleta que también sufre hiperandrogenismo es la velocista india Dutee Chand, que llegó a ser excluida por su propia federación y no pudo participar en los Juegos de la Commonweatlh de 2014. Volvió a la competición tras una resolución en 2015 del TAS, al que había recurrido. En aquella ocasión, el Tribunal de Arbitraje Deportivo dio la razón a la atleta, aunque entonces no existía la nueva reglamentación de la IAAF sobre la que este órgano debe pronunciarse la próxima semana tras el recurso de Caster Semenya. (Foto: Anthony Wallace / AFP). </p>
El caso de Dutee Chand

Otra atleta que también sufre hiperandrogenismo es la velocista india Dutee Chand, que llegó a ser excluida por su propia federación y no pudo participar en los Juegos de la Commonweatlh de 2014. Volvió a la competición tras una resolución en 2015 del TAS, al que había recurrido. En aquella ocasión, el Tribunal de Arbitraje Deportivo dio la razón a la atleta, aunque entonces no existía la nueva reglamentación de la IAAF sobre la que este órgano debe pronunciarse la próxima semana tras el recurso de Caster Semenya. (Foto: Anthony Wallace / AFP).

Otras historias