FOTOS | Así era la vida en China antes de la Revolución Cultural de Mao Zedong

Yahoo Noticias

Cuando Mao Zedong llegó al poder en 1949, China estaba completamente arrasada después de más de dos décadas de guerra. El fin de las hostilidades significó que la zona continental quedó bajo el mando de los comunistas, mientras que los nacionalistas consiguieron mantener el control de Taiwán, el archipiélago de Penghu y varias islas de la provincia de Fujian.

Años después de convertirse en el presidente de la República Popular de China, en 1966, Mao inició lo que se conoce como Revolución Cultural. Fue una década oscura dominada por el caos en la que se intentó borrar la historia y las tradiciones del país. El comunismo alentó a los jóvenes, llamados Guardias Rojos, a liberar a las ciudades de los “enemigos de clase” y romper lazos occidentales. Se eliminaron textos religiosos, se derribaron lugares de culto y se demonizaron las vestimentas típicas. El saldo de aquel período de horror fue una economía arrasada, un patrimonio cultural destruido y cerca de dos millones de muertos (aunque se desconoce la cifra exacta).

Tras la muerte de Mao, los reformistas dirigidos por Deng Xiaoping comenzaron a desmantelar sus políticas iniciando un cambio que décadas después convirtió a China en una potencia económica mundial.

La Revolución Cultural sigue siendo una herida sin cerrar y el Partido Comunista no tiene la más mínima intención de rememorar aquella etapa que borró buena parte de la historia de China. ¿Cómo era el país antes de eso? Estas fotografías retratan sus costumbres y tradiciones durante la dinastía Qing y en los primeros años de Mao en el poder.

Más historias que te pueden interesar:

En la imagen, unos hombres fuman opio en China a principios del siglo XX. Es un ejemplo de cómo se vivía en el país asiático antes de la llegada del comunismo y de la Revolución Cultural iniciada por Mao Zedong en 1966. (Foto: Keystone-France / Gamma-Keystone / Getty Images).
China antes de la Revolución Cultural
En la imagen, unos hombres fuman opio en China a principios del siglo XX. Es un ejemplo de cómo se vivía en el país asiático antes de la llegada del comunismo y de la Revolución Cultural iniciada por Mao Zedong en 1966. (Foto: Keystone-France / Gamma-Keystone / Getty Images).
La última dinastía imperial de China fue la de Qing, establecida en 1636 y que gobernó entre 1644 y 1912. En la imagen, un grabado del emperador Tongzhi (1856-1875) junto a parte del clan manchú. (Foto: Universal History Archive / Universal Images Group / Getty Images).
Dinastía Qing
La última dinastía imperial de China fue la de Qing, establecida en 1636 y que gobernó entre 1644 y 1912. En la imagen, un grabado del emperador Tongzhi (1856-1875) junto a parte del clan manchú. (Foto: Universal History Archive / Universal Images Group / Getty Images).
Los manchúes, un grupo étnico originario de Manchuria, al noreste de China, fueron los fundadores de la dinastía Qing. Eran grandes defensores de sus tradiciones y basaban sus políticas y su organización social en el confucianismo. En la imagen, un soldado con su arco y sus flechas. (Foto: Hulton Archive / Getty Images).
Los manchúes
Los manchúes, un grupo étnico originario de Manchuria, al noreste de China, fueron los fundadores de la dinastía Qing. Eran grandes defensores de sus tradiciones y basaban sus políticas y su organización social en el confucianismo. En la imagen, un soldado con su arco y sus flechas. (Foto: Hulton Archive / Getty Images).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Para preservar su cultura, la dinastía Qing daba mucha importancia al arte, ya fuera la música, la danza, la literatura, la artesanía o la pintura. En la imagen, Retiro de montaña y cascada, de K'un-ts'an. (Foto: Barney Burstein / Corbis / VCG / Getty Images).
Importancia de la cultura
Para preservar su cultura, la dinastía Qing daba mucha importancia al arte, ya fuera la música, la danza, la literatura, la artesanía o la pintura. En la imagen, Retiro de montaña y cascada, de K'un-ts'an. (Foto: Barney Burstein / Corbis / VCG / Getty Images).
La religión era muy importante durante el período de la dinastía Qing. La más extendida era el confucianismo, aunque también existía el budismo y el taoísmo. Además, se construyeron numerosos templos a lo largo de toda China. En la imagen, uno de ellos en ruinas en el Antiguo Palacio de Verano de Pekín. La imagen es de alrededor de 1860. (Foto: Hulton Archive / Getty Images).
Papel de la religión
La religión era muy importante durante el período de la dinastía Qing. La más extendida era el confucianismo, aunque también existía el budismo y el taoísmo. Además, se construyeron numerosos templos a lo largo de toda China. En la imagen, uno de ellos en ruinas en el Antiguo Palacio de Verano de Pekín. La imagen es de alrededor de 1860. (Foto: Hulton Archive / Getty Images).
A los hombres se les impuso la coleta china. Debían dejar crecer el pelo solo desde la parte posterior de la cabeza, afeitando el resto, y recogerlo en una trenza. (Foto: Historical Picture Archive / Corbis / Getty Images).
La coleta china
A los hombres se les impuso la coleta china. Debían dejar crecer el pelo solo desde la parte posterior de la cabeza, afeitando el resto, y recogerlo en una trenza. (Foto: Historical Picture Archive / Corbis / Getty Images).
Las mujeres solían llevar túnicas largas y el vestido qipao, la prenda más tradicional de China. También era habitual el uso de sombreros y tocados, especialmente entre la corte, y estos variaban dependiendo de la época del año. (Foto: John Thomson / Hulton Archive / Getty Images).
Vestidos tradicionales
Las mujeres solían llevar túnicas largas y el vestido qipao, la prenda más tradicional de China. También era habitual el uso de sombreros y tocados, especialmente entre la corte, y estos variaban dependiendo de la época del año. (Foto: John Thomson / Hulton Archive / Getty Images).
La obsesión por los pies, que surgió en siglos anteriores, continuó durante la dinastía Qing. Las mujeres burguesas y de clase alta se los vendaban para evitar su crecimiento, ya que los pequeños se consideraban de una gran belleza. (Foto: adoc-photos / Corbis / Getty Images).
Vendado de pies
La obsesión por los pies, que surgió en siglos anteriores, continuó durante la dinastía Qing. Las mujeres burguesas y de clase alta se los vendaban para evitar su crecimiento, ya que los pequeños se consideraban de una gran belleza. (Foto: adoc-photos / Corbis / Getty Images).
Fumar opio era un pasatiempo bastante habitual, aunque fue prohibido tras las guerras anglo-chinas de mediados del siglo XIX. Sin embargo, continuó haciéndose de forma ilegal. (Foto: Photo12 / Universal Images Group / Getty Images).
Opio
Fumar opio era un pasatiempo bastante habitual, aunque fue prohibido tras las guerras anglo-chinas de mediados del siglo XIX. Sin embargo, continuó haciéndose de forma ilegal. (Foto: Photo12 / Universal Images Group / Getty Images).
La dinastía Qing fue amenazada durante la Rebelión Taiping, que tuvo lugar entre 1850 y 1864. Se trató de un levantamiento iniciado por Hong Xiuquan, un cristiano converso que se proclamó rey de la nación y el nuevo Mesías. El conflicto dejó unos 20 millones de muertos. (Foto: Felice Beato / Getty Images).
Rebelión Taiping
La dinastía Qing fue amenazada durante la Rebelión Taiping, que tuvo lugar entre 1850 y 1864. Se trató de un levantamiento iniciado por Hong Xiuquan, un cristiano converso que se proclamó rey de la nación y el nuevo Mesías. El conflicto dejó unos 20 millones de muertos. (Foto: Felice Beato / Getty Images).
Tras la Rebelión Taiping, China fue gobernada por la emperatriz viuda Cixi, a la que se le atribuyen las primeras etapas de la modernización del país. Sin embargo, bajo su mando también se inició el declive de la dinastía Qing. (Foto: Universal History Archive / UIG / Getty Images).
La emperatriz viuda Cixi
Tras la Rebelión Taiping, China fue gobernada por la emperatriz viuda Cixi, a la que se le atribuyen las primeras etapas de la modernización del país. Sin embargo, bajo su mando también se inició el declive de la dinastía Qing. (Foto: Universal History Archive / UIG / Getty Images).
Puyi, el último emperador de China, llegó al poder en 1908 con apenas dos años. En la fotografía, con su padre y su hermano pequeño. En 1912 la dinastía Qing fue finalmente derrocada. (Foto: Universal History Archive / Universal Images Group / Getty Images).
El último emperador
Puyi, el último emperador de China, llegó al poder en 1908 con apenas dos años. En la fotografía, con su padre y su hermano pequeño. En 1912 la dinastía Qing fue finalmente derrocada. (Foto: Universal History Archive / Universal Images Group / Getty Images).
Después de que las revueltas militares acabaran con la dinastía Qing, se proclamó la República de China y los grupos nacionalistas y comunistas pelearon durante décadas por el poder. En la imagen, la sede del Partido Republicano en Shanghái. (Foto: Getty Images).
Proclamación de la República de China
Después de que las revueltas militares acabaran con la dinastía Qing, se proclamó la República de China y los grupos nacionalistas y comunistas pelearon durante décadas por el poder. En la imagen, la sede del Partido Republicano en Shanghái. (Foto: Getty Images).
La guerra terminó en 1949. Mao Zedong anunció la victoria del Partido Comunista y nació la República Popular de China. (Foto: Universal History Archive / Universal Images Group / Getty Images).
Victoria del comunismo
La guerra terminó en 1949. Mao Zedong anunció la victoria del Partido Comunista y nació la República Popular de China. (Foto: Universal History Archive / Universal Images Group / Getty Images).
En 1966 instauró la Revolución Cultural para borrar la historia y las tradiciones del país, liberarse de los “enemigos de clase” y romper lazos occidentales. Para llevarlo a cabo, reclutó a millones de estudiantes, conocidos como Guardias Rojos. El movimiento solo significó caos, pobreza y muerte en China. (Foto: Keystone-France / Gamma-Keystone / Getty Images).
Revolución Cultural
En 1966 instauró la Revolución Cultural para borrar la historia y las tradiciones del país, liberarse de los “enemigos de clase” y romper lazos occidentales. Para llevarlo a cabo, reclutó a millones de estudiantes, conocidos como Guardias Rojos. El movimiento solo significó caos, pobreza y muerte en China. (Foto: Keystone-France / Gamma-Keystone / Getty Images).

Otras historias