FOTOS | Lo que no viste de la Gran Final entre América y Monterrey

Ricardo Gutiérrez

No había mejor marco para jugar una final como el Estadio Azteca repleto, pese al mal estado de la cancha. Monterrey hizo un gran juego en la ida, como el primer tiempo del América en la vuelta. La estrategia de Mohamed, de hacer cambios sustanciales al segundo tiempo, anuló por completo a la delantera del América, que vio cómo se alargaba su sufrimiento hasta llegar a la instancia de los penales.

Desde los once pasos no hay estrategia, sólo se acierta o no y Monterrey lo hizo fallando un solo disparo. No hubo necesidad de dos más por parte del club de Coapa, quien se quedó con las ganas de alzar frente a su fiel afición su décimo cuarta corona.