Así es el Henningsvær Idrettslag Stadion, el campo de fútbol más remoto del mundo

Cualquier futbolista sueña con jugar en Maracaná, Wembley, Anfield, el Camp Nou o el Santiago Bernabéu, pero ninguno de estos templos del balompié esconde tanta magia como el Henningsvær Idrettslag Stadion. Ubicado en las remotas islas Lofoten de Noruega, más allá del círculo polar ártico, este campo está enclavado en un pequeño islote rocoso en el que ni siquiera hay espacio para unas gradas. No son necesarias, ya que no hay problemas de capacidad al pertenecer a un pueblo de unos 500 habitantes, pero eso no quiere decir que en su césped no se respire un ambiente realmente especial.

Más historias que te pueden interesar:

En la imagen, el Henningsvær Idrettslag Stadion, el campo de fútbol más remoto e inhóspito del mundo. Se encuentra en las islas Lofoten, un pequeño archipiélago perteneciente a Noruega situado por encima del círculo polar ártico. (Foto: Olivier Morin / AFP / Getty Images).
El Henningsvær Idrettslag Stadion
En la imagen, el Henningsvær Idrettslag Stadion, el campo de fútbol más remoto e inhóspito del mundo. Se encuentra en las islas Lofoten, un pequeño archipiélago perteneciente a Noruega situado por encima del círculo polar ártico. (Foto: Olivier Morin / AFP / Getty Images).
La localidad de Henningsvær es la que puede presumir de contar con un estadio tan especial. Se trata de un pequeño pueblo pesquero de apenas 500 habitantes con una belleza paisajística única y desde donde se pueden observar las auroras boreales. (Foto: Getty Images).
Henningsvær
La localidad de Henningsvær es la que puede presumir de contar con un estadio tan especial. Se trata de un pequeño pueblo pesquero de apenas 500 habitantes con una belleza paisajística única y desde donde se pueden observar las auroras boreales. (Foto: Getty Images).
El pueblo se levanta sobre un pequeño archipiélago que hasta 1983 no contaba con puentes que lo unieran al resto de las islas Lofoten. De ahí que su arquitectura sea muy diferente. (Foto: Getty Images).
Un pequeño archipiélago
El pueblo se levanta sobre un pequeño archipiélago que hasta 1983 no contaba con puentes que lo unieran al resto de las islas Lofoten. De ahí que su arquitectura sea muy diferente. (Foto: Getty Images).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio
El estadio se ubica en un pequeño islote llamado Hellandsøya rodeado por las frías aguas del mar de Noruega, en el océano Atlántico. Por su situación, se trata de la peor pesadilla para los recogepelotas. (Foto: Getty Images).
Ubicado en el islote Hellandsøya
El estadio se ubica en un pequeño islote llamado Hellandsøya rodeado por las frías aguas del mar de Noruega, en el océano Atlántico. Por su situación, se trata de la peor pesadilla para los recogepelotas. (Foto: Getty Images).
Sus diseñadores tuvieron que lidiar con el lecho rocoso que cubre la parte superior de la pequeña isla para poder construir este estadio único en el mundo. Amasar el terreno fue una auténtica proeza. (Foto: Getty Images).
Una proeza arquitectónica
Sus diseñadores tuvieron que lidiar con el lecho rocoso que cubre la parte superior de la pequeña isla para poder construir este estadio único en el mundo. Amasar el terreno fue una auténtica proeza. (Foto: Getty Images).
No hay espacio para las gradas, aunque eso no es un problema en una localidad que no llega a los 500 habitantes. En lugar de tribunas, junto al césped artificial hay cientos de bastidores para el secado de bacalao. (Foto: Olivier Morin / AFP / Getty Images).
Bastidores de secado en lugar de gradas
No hay espacio para las gradas, aunque eso no es un problema en una localidad que no llega a los 500 habitantes. En lugar de tribunas, junto al césped artificial hay cientos de bastidores para el secado de bacalao. (Foto: Olivier Morin / AFP / Getty Images).
La pelota no deja de rodar en el Henningsvær Idrettslag Stadion ni siquiera en invierno gracias a la luz artificial. Jugar aquí a la hora del crepúsculo es una experiencia realmente única. (Foto: Getty Images).
El balón no para en invierno
La pelota no deja de rodar en el Henningsvær Idrettslag Stadion ni siquiera en invierno gracias a la luz artificial. Jugar aquí a la hora del crepúsculo es una experiencia realmente única. (Foto: Getty Images).
El campo saltó a la fama cuando se hicieron virales unas imágenes tomadas desde un dron por Grim Berge para un documental. Desde entonces su popularidad ha aumentado gracias a Instagram e incluso muchos turistas se han atrevido a conocerlo. (Foto: Getty Images).
Se hizo popular gracias a un documental
El campo saltó a la fama cuando se hicieron virales unas imágenes tomadas desde un dron por Grim Berge para un documental. Desde entonces su popularidad ha aumentado gracias a Instagram e incluso muchos turistas se han atrevido a conocerlo. (Foto: Getty Images).
La UEFA y una conocida marca de refrescos rodaron aquí unos anuncios publicitarios y el propio presidente de la FIFA, Gianni Infantino, mostró su interés por conocer el campo. (Foto: Getty Images).
Sede de anuncios publicitarios
La UEFA y una conocida marca de refrescos rodaron aquí unos anuncios publicitarios y el propio presidente de la FIFA, Gianni Infantino, mostró su interés por conocer el campo. (Foto: Getty Images).
No se disputa fútbol profesional en este estadio, aunque el club deportivo Henningsvær IL organiza partidos de categoría amateur y, especialmente, torneos dirigidos a niños y niñas para que aprendan los valores del deporte. (Foto: Getty Images).
Acoge fútbol amateur y partidos de niños
No se disputa fútbol profesional en este estadio, aunque el club deportivo Henningsvær IL organiza partidos de categoría amateur y, especialmente, torneos dirigidos a niños y niñas para que aprendan los valores del deporte. (Foto: Getty Images).
El campo, incluidas sus instalaciones (vestuarios, cocina y cafetería), también puede ser alquilado para celebrar eventos, como fiestas de cumpleaños. (Foto: Getty Images).
Se puede alquilar
El campo, incluidas sus instalaciones (vestuarios, cocina y cafetería), también puede ser alquilado para celebrar eventos, como fiestas de cumpleaños. (Foto: Getty Images).
Las bajas temperaturas, la baja población y las pocas horas de luz hacen que el fútbol no sea sencillo en Henningsvær, pero este campo es la mejor prueba de que la pasión por este deporte llega hasta casi cualquier rincón del mundo. (Foto: Getty Images).
La pasión del fútbol llega a los sitios más remotos
Las bajas temperaturas, la baja población y las pocas horas de luz hacen que el fútbol no sea sencillo en Henningsvær, pero este campo es la mejor prueba de que la pasión por este deporte llega hasta casi cualquier rincón del mundo. (Foto: Getty Images).

Otras historias