Los mayores imperios de la historia de la humanidad

Una de las causas por la que, según muchos analistas políticos, en Reino Unido ganó en el referéndum de 2016 la opción del Brexit, que está cerca de culminarse tras la reciente victoria electoral de Boris Johnson, es porque muchos ciudadanos de este país añoran el Imperio británico, el mayor que ha existido en la historia de la humanidad.

Sin embargo, no ha sido el único importante. Y es que son muchos los pueblos que a lo largo de la historia han ido expandiendo sus dominios e imponiendo su cultura y su poder económico, político y social formando así los llamados imperios. En este caso, el término hace referencia a un conjunto de territorios sometidos a otro, ya que no siempre han estado gobernados por un emperador.

En esta galería hacemos un viaje a lo largo de la historia para recordar los 10 mayores imperios que ha conocido la humanidad, según la superficie que llegaron a ocupar en su momento de mayor extensión.

Más historias que te pueden interesar:

El imperio portugués comenzó a forjarse en el siglo XV, durante la era de los descubrimientos, en la que fue una de las potencias más importantes. Poco a poco se fue extendiendo por territorios de África, América, Asia y Oceanía llegando a ocupar en 1815 10,4 millones de kilómetros cuadrados de superficie, pero con la independencia de su principal colonia en 1822, Brasil, se inició su declive. (Foto: Getty Images).
10. Imperio portugués
El imperio portugués comenzó a forjarse en el siglo XV, durante la era de los descubrimientos, en la que fue una de las potencias más importantes. Poco a poco se fue extendiendo por territorios de África, América, Asia y Oceanía llegando a ocupar en 1815 10,4 millones de kilómetros cuadrados de superficie, pero con la independencia de su principal colonia en 1822, Brasil, se inició su declive. (Foto: Getty Images).
Los invasores mongoles fundaron la dinastía Yuan en 1279, que llegó a ocupar buena parte de la China actual y de Mongolia hasta un total de 11 millones de kilómetros cuadrados. Su primer emperador y responsable de su expansión fue Kublai Kan, nieto de Gengis, pero sus sucesores comenzaron a perder influencia y el imperio cayó definitivamente en 1368. (Foto: Xinhua / Feng Dapeng / Getty Images).
9. Dinastía Yuan
Los invasores mongoles fundaron la dinastía Yuan en 1279, que llegó a ocupar buena parte de la China actual y de Mongolia hasta un total de 11 millones de kilómetros cuadrados. Su primer emperador y responsable de su expansión fue Kublai Kan, nieto de Gengis, pero sus sucesores comenzaron a perder influencia y el imperio cayó definitivamente en 1368. (Foto: Xinhua / Feng Dapeng / Getty Images).
Surgió tras la primera Guerra Civil Musulmana en el 661 y fue el segundo de los cuatro grandes califatos después de la muerte de Mahoma. Los Omeyas comenzaron dominando Oriente Medio hasta expandirse por el norte de África y partes del sur de Europa teniendo como capitales Damasco y Córdoba. En su momento de mayor expansión ocupaba 11,1 millones de kilómetros cuadrados y tenía el 29% del total de la población mundial (62 millones). Cayó con la Revolución abasí en el 750. (Foto: Getty Images).
8. Califato de los Omeyas
Surgió tras la primera Guerra Civil Musulmana en el 661 y fue el segundo de los cuatro grandes califatos después de la muerte de Mahoma. Los Omeyas comenzaron dominando Oriente Medio hasta expandirse por el norte de África y partes del sur de Europa teniendo como capitales Damasco y Córdoba. En su momento de mayor expansión ocupaba 11,1 millones de kilómetros cuadrados y tenía el 29% del total de la población mundial (62 millones). Cayó con la Revolución abasí en el 750. (Foto: Getty Images).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Esta revolución dio origen al Califato abasí, fundado por Abu l-Abbás, descendiente de un tío de Mahoma. Duró hasta 1258 y se extendió también por 11,1 millones de kilómetros cuadrados. La capital era Bagdag, que se convirtió en uno de los principales centros de la civilización mundial. (Foto: DeAgostini / Getty Images).
7. Califato abasí
Esta revolución dio origen al Califato abasí, fundado por Abu l-Abbás, descendiente de un tío de Mahoma. Duró hasta 1258 y se extendió también por 11,1 millones de kilómetros cuadrados. La capital era Bagdag, que se convirtió en uno de los principales centros de la civilización mundial. (Foto: DeAgostini / Getty Images).
Francia perdió algunas de sus posesiones en las guerras napoleónicas, pero con la conquista de Argel en 1830 comenzó su segundo imperio colonial. Se hizo con buena parte de África y también con territorios en Oriente Medio, el sudeste asiático, Nueva Caledonia y Sudamérica llegando a ocupar 11,50 millones de kilómetros cuadrados en 1920. Su final comenzó con la guerra de Argelia y la descolonización pacífica en otros lugares a partir de 1960. (Foto: Keystone-France / Gamma-Keystone / Getty Images).
6. Segundo imperio colonial francés
Francia perdió algunas de sus posesiones en las guerras napoleónicas, pero con la conquista de Argel en 1830 comenzó su segundo imperio colonial. Se hizo con buena parte de África y también con territorios en Oriente Medio, el sudeste asiático, Nueva Caledonia y Sudamérica llegando a ocupar 11,50 millones de kilómetros cuadrados en 1920. Su final comenzó con la guerra de Argelia y la descolonización pacífica en otros lugares a partir de 1960. (Foto: Keystone-France / Gamma-Keystone / Getty Images).
Fue el primero en ser conocido como ‘en el que nunca se pone el sol’, ya que abarcaba buena parte de América, incluido el Caribe, y zonas de África, Europa y el Pacífico Sur, además de algunas ciudades de Oriente Medio. El imperio español vivió su máximo apogeo en los siglos XVI y XVII bajo el dominio de los Habsburgo, aunque alcanzó su mayor extensión en 1810, con un total de 13,70 millones de kilómetros cuadrados. Poco después comenzó su declive con la pérdida de las colonias americanas. (Foto: Getty Images).
5. Imperio español
Fue el primero en ser conocido como ‘en el que nunca se pone el sol’, ya que abarcaba buena parte de América, incluido el Caribe, y zonas de África, Europa y el Pacífico Sur, además de algunas ciudades de Oriente Medio. El imperio español vivió su máximo apogeo en los siglos XVI y XVII bajo el dominio de los Habsburgo, aunque alcanzó su mayor extensión en 1810, con un total de 13,70 millones de kilómetros cuadrados. Poco después comenzó su declive con la pérdida de las colonias americanas. (Foto: Getty Images).
Establecida en 1636, fue la última dinastía imperial china y llegó a ocupar casi el 10% de todo el territorio mundial en 1790 (14,71 millones de kilómetros cuadrados), además de contar con una población superior a los 400 millones de personas. Finalizó con la Revolución de Xinhai, que dio lugar a la República de China en 1912. (Foto: Getty Images).
4. Dinastía Qing
Establecida en 1636, fue la última dinastía imperial china y llegó a ocupar casi el 10% de todo el territorio mundial en 1790 (14,71 millones de kilómetros cuadrados), además de contar con una población superior a los 400 millones de personas. Finalizó con la Revolución de Xinhai, que dio lugar a la República de China en 1912. (Foto: Getty Images).
Es el nombre que se le da a Rusia entre 1721, cuando Pedro I fue proclamado emperador, hasta la Revolución de 1917 que acabó con la monarquía. En 1895 llegó a abarcar 22,80 millones de kilómetros cuadrados extendiéndose por Europa, Asia y América del Norte, ya que poseía Alaska, y contaba con una población de 170 millones de personas. (Foto: Getty Images).
3. Imperio ruso
Es el nombre que se le da a Rusia entre 1721, cuando Pedro I fue proclamado emperador, hasta la Revolución de 1917 que acabó con la monarquía. En 1895 llegó a abarcar 22,80 millones de kilómetros cuadrados extendiéndose por Europa, Asia y América del Norte, ya que poseía Alaska, y contaba con una población de 170 millones de personas. (Foto: Getty Images).
Se trata del imperio de tierras contiguas más grande de la historia de la humanidad, con 24 millones de kilómetros cuadrados, y existió entre los siglos XIII y XIV. Gengis Kan fue su fundador y responsable de su espectacular expansión por el mundo. Unificó a todas las tribus mongolas y, de las estepas de Asia Central, amplió sus dominios por el este hasta Europa y por el oeste hasta el Mar de Japón. Por el norte llegó hasta Siberia y por el sur hasta el subcontinente indio, ocupando también la meseta iraní y territorios del golfo Pérsico. (Foto: Getty Images).
2. Imperio mongol
Se trata del imperio de tierras contiguas más grande de la historia de la humanidad, con 24 millones de kilómetros cuadrados, y existió entre los siglos XIII y XIV. Gengis Kan fue su fundador y responsable de su espectacular expansión por el mundo. Unificó a todas las tribus mongolas y, de las estepas de Asia Central, amplió sus dominios por el este hasta Europa y por el oeste hasta el Mar de Japón. Por el norte llegó hasta Siberia y por el sur hasta el subcontinente indio, ocupando también la meseta iraní y territorios del golfo Pérsico. (Foto: Getty Images).
Es el mayor imperio de la historia de la humanidad llegando en 1920 a extenderse hasta los 35,5 millones de kilómetros cuadrados, con colonias en todos los continentes. Ocupaba desde Australia hasta América (Canadá no logró su autonomía hasta 1931) pasando por la India, buena parte de África o numerosos territorios de Oriente Medio. El 25% de la población del planeta vivía bajo dominio británico. Durante más de un siglo fue la primera potencia mundial y su influencia cultural y lingüística sigue hoy muy presente. (Foto: The Print Collector / Getty Images).
1. Imperio británico
Es el mayor imperio de la historia de la humanidad llegando en 1920 a extenderse hasta los 35,5 millones de kilómetros cuadrados, con colonias en todos los continentes. Ocupaba desde Australia hasta América (Canadá no logró su autonomía hasta 1931) pasando por la India, buena parte de África o numerosos territorios de Oriente Medio. El 25% de la población del planeta vivía bajo dominio británico. Durante más de un siglo fue la primera potencia mundial y su influencia cultural y lingüística sigue hoy muy presente. (Foto: The Print Collector / Getty Images).

Otras historias