"Bale está jugando en el patio trasero de mi casa": el partido que reconecta al fútbol con sus raíces

TresB

Que la FA Cup es uno de los torneos más especiales del mundo del fútbol quedó patente este 10 de enero con el duelo que midió al Marine AFC con el Tottenham. Por primera vez en la historia se enfrentaban dos equipos separados por siete categorías de diferencia. El modesto club ubicado en la localidad de Crosby, al norte de Liverpool, milita en la Northern Premier League, la octava división del fútbol inglés, y tuvo la fortuna de recibir en su humilde estadio de Rossett Park, en el que solo caben 389 personas sentadas, a los spurs.

El encuentro acabó 0-5, pero eso fue lo de menos. Y es que en esta ciudad de Merseyside se vivió un auténtico acontecimiento. Poco importó que el partido fuera a puerta cerrada, ya que los aficionados podían disfrutarlo desde sus propias casas o detrás de las vallas que rodean al campo. Un seguidor del Marine presumió incluso en Twitter de poder ver a Gareth Bale tranquilamente a través de su ventana.

Más historias que te pueden interesar: