El refugiado afgano que buscará dar esperanza a su país en Tokio

Debido a la situación que se vive en el país tras la victoria de los talibanes, Afganistán no podrá participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio que arrancan el próximo 24 de agosto. La nación de Asia Central iba a enviar a dos deportistas, los taekwondistas Hossain Raasouli, que perdió la mano izquierda por la explosión de una mina, y Zakia Khodadadi, que se hubiera convertido en la primera mujer en representar a Afganistán en este evento.

Sin embargo, Afganistán sí que estará representada en Tokio gracias a Mohammad Abbas Karimi, un nadador que competirá bajo la bandera del Equipo Paralímpico de Refugiados. Nacido sin brazos, sufrió discriminación durante su infancia y en 2013 huyó de su país debido a la persecución que sufría su grupo étnico. Pasó primero varios años en Turquía y después se instaló en Estados Unidos, donde sigue residiendo. En estos Juegos Paralímpicos tratará de conseguir una medalla para llevar esperanza a una nación que vive sumida en el caos y a todos los refugiados del mundo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente