Objetos que tienes en casa y que debilitan tu señal de wifi

¿Te llega muy débil la señal del wifi o a veces se cae? Tranquilo, no eres el primero al que le pasa, pero sí que es importante ponerle remedio cuanto antes. Y no siempre la culpa la tienen la configuración del router o un mal servicio de la compañía con la que se ha contratado.

También nosotros mismos podemos estar afectando a la conexión sin siquiera darnos cuenta. Y es que en casa tenemos una serie de objetos que pueden llegar a dificultar la recepción de las ondas. Intenta mantener estas cosas lejos del router y la red mejorará considerablemente.

Relacionado: Los países del mundo con el Internet más rápido

Es el gran enemigo de los router. Cuantas más paredes haya, más dificultades habrá para pasar las ondas y más se debilitará la señal. Evita que tu red tenga que pasar muchos muros si quieres una buena conexión.<br><br> Foto: Pixabay
Paredes y muros
Es el gran enemigo de los router. Cuantas más paredes haya, más dificultades habrá para pasar las ondas y más se debilitará la señal. Evita que tu red tenga que pasar muchos muros si quieres una buena conexión.

Foto: Pixabay
La frecuencia electromagnética a la que funcionan tiene un espectro muy similar al del wifi (unos 2,4 gigahercios), por lo que puede provocar alteraciones en tu Internet. Ocurre lo mismo con cámaras webs o teléfonos inalámbricos.<br><br> Foto: Pixabay
Monitores de bebés
La frecuencia electromagnética a la que funcionan tiene un espectro muy similar al del wifi (unos 2,4 gigahercios), por lo que puede provocar alteraciones en tu Internet. Ocurre lo mismo con cámaras webs o teléfonos inalámbricos.

Foto: Pixabay
También funcionan a 2,4 GHz por regla general y por tanto también pueden debilitar la señal, aunque depende del modelo y no todos tienen la misma potencia.<br><br>Foto: Pixabay
Drones
También funcionan a 2,4 GHz por regla general y por tanto también pueden debilitar la señal, aunque depende del modelo y no todos tienen la misma potencia.

Foto: Pixabay
Desplázate para ir al contenido
Anuncio
El riesgo con los espejos es que refleja la señal emitida por el router. Funciona como un escudo y la hace rebotar, por lo que las dificultades es que sea imposible encontrar la red o que llegue muy débil.<br><br>Foto: Pixabay
Espejos
El riesgo con los espejos es que refleja la señal emitida por el router. Funciona como un escudo y la hace rebotar, por lo que las dificultades es que sea imposible encontrar la red o que llegue muy débil.

Foto: Pixabay
Generan pequeños campos electromagnéticos que pueden causar interferencias, por lo que es muy recomendable mantener el router lejos de estas luces.<br><br>Foto: Pixabay
Luces de Navidad
Generan pequeños campos electromagnéticos que pueden causar interferencias, por lo que es muy recomendable mantener el router lejos de estas luces.

Foto: Pixabay
Al ser un conductor, el metal absorbe la elecricidad y evita la propagación de las ondas por la vivienda. Para un uso efectivo, este tipo de superficies deben estar alejadas de la conexión.<br><br>Foto: Pixabay
Muebles y superficies de metal
Al ser un conductor, el metal absorbe la elecricidad y evita la propagación de las ondas por la vivienda. Para un uso efectivo, este tipo de superficies deben estar alejadas de la conexión.

Foto: Pixabay
La frecuencia electromagnética de estos aparatos que calientan la comida es también de 2,4 Ghz, por lo que no va a ayudar a la difusión de las ondas.<br><br>Foto: Pixabay
Microondas
La frecuencia electromagnética de estos aparatos que calientan la comida es también de 2,4 Ghz, por lo que no va a ayudar a la difusión de las ondas.

Foto: Pixabay
Tampoco es muy cercana la relación entre los electrodomésticos más comunes e Internet. El motivo es que sus conductos conducen agua, otro de los elementos capaz de retener la energía de las ondas.<br><br>Foto: Pixabay
Nevera, lavadora y radiador
Tampoco es muy cercana la relación entre los electrodomésticos más comunes e Internet. El motivo es que sus conductos conducen agua, otro de los elementos capaz de retener la energía de las ondas.

Foto: Pixabay

Otras historias