Los peores fichajes de la era Núñez en el Barcelona

Yahoo Deportes

El barcelonismo llora la pérdida de Josep Lluís Núñez, fallecido este 3 de diciembre a los 83 años de edad. El empresario llegó a la presidencia del club azulgrana en 1978 y se mantuvo en el cargo hasta el 2000, un período de 22 años en el que cambió para siempre la historia del Barcelona gracias, en buena parte, a la contratación de algunas de las grandes estrellas de la época: desde Maradona a Ronaldo, pasando por Schuster, Laudrup, Koeman, Stoichkov, Romario o Figo, además de la de Cruyff como entrenador. Sin embargo, Núñez también acometió durante su mandato el fichaje de otros futbolistas que pasaron sin pena ni gloria por el Camp Nou. Los recordamos en la galería.

Síguenos en nuestra nueva cuenta de Instagram @YahooDeportes para disfrutar de más contenido original

También te puede interesar:

Luis Suárez comprende que el Barça le busque sustituto: los delanteros que se barajan

Arthur y Xavi: dos estilos casi idénticos

13 jugadores que brillaron tras dejar el Barcelona

<p>Durante sus 22 años al frente del Barcelona, Núñez fichó a algunos de los mejores jugadores de la historia del club, pero también incorporó a futbolistas que son más recordados por sus pifias que por su nivel de juego. Es el caso de Winston Bogarde, que llegó al Camp Nou en 1998 tras destacar en el Ajax. Lo cierto es que ganó dos Ligas en temporada y media, pero no destacó precisamente por su calidad y su técnica. (Foto: Getty Images). </p>
Winston Bogarde

Durante sus 22 años al frente del Barcelona, Núñez fichó a algunos de los mejores jugadores de la historia del club, pero también incorporó a futbolistas que son más recordados por sus pifias que por su nivel de juego. Es el caso de Winston Bogarde, que llegó al Camp Nou en 1998 tras destacar en el Ajax. Lo cierto es que ganó dos Ligas en temporada y media, pero no destacó precisamente por su calidad y su técnica. (Foto: Getty Images).

<p>Como Bogarde, Michael Reiziger fue otra petición de Louis van Gaal. El lateral holandés disputó nada menos que siete temporadas con el Barcelona y jugó una gran cantidad de partidos, pero nunca terminó de ganarse a la afición y acabó saliendo por la puerta de atrás. (Foto: Lluis Gene / AFP). </p>
Michael Reiziger

Como Bogarde, Michael Reiziger fue otra petición de Louis van Gaal. El lateral holandés disputó nada menos que siete temporadas con el Barcelona y jugó una gran cantidad de partidos, pero nunca terminó de ganarse a la afición y acabó saliendo por la puerta de atrás. (Foto: Lluis Gene / AFP).

<p>Después de deslumbrar en el Mundial de 1994, había muchas expectativas puestas en Emmanuel Amunike, que llegó al Barça en 1996 por unos 3 millones de euros por deseo de Bobby Robson. El día de su presentación, los técnicos del Barcelona destacaron de él “su saque de banda”, lo que dio lugar a multitud de bromas y era un presagio de que su paso no prometía demasiado. Estuvo tres temporadas en el Barça, pero dos se las pasó lesionado. (Foto: Getty Images). </p>
Emmanuel Amunike

Después de deslumbrar en el Mundial de 1994, había muchas expectativas puestas en Emmanuel Amunike, que llegó al Barça en 1996 por unos 3 millones de euros por deseo de Bobby Robson. El día de su presentación, los técnicos del Barcelona destacaron de él “su saque de banda”, lo que dio lugar a multitud de bromas y era un presagio de que su paso no prometía demasiado. Estuvo tres temporadas en el Barça, pero dos se las pasó lesionado. (Foto: Getty Images).

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
<p>Robert Prosinecki había fracasado en el Madrid, pero recuperó un nivel aceptable en el Oviedo, lo que le valió para fichar por el Barcelona en 1995. Sin embargo, el croata fue un auténtico fiasco en su única temporada como culé. (Foto: Getty Images). </p>
Robert Prosinecki

Robert Prosinecki había fracasado en el Madrid, pero recuperó un nivel aceptable en el Oviedo, lo que le valió para fichar por el Barcelona en 1995. Sin embargo, el croata fue un auténtico fiasco en su única temporada como culé. (Foto: Getty Images).

<p>El Barça de Núñez pagó al Betis 500 millones de pesetas por Ángel Cuéllar en 1995, pero el delantero se lesionó de gravedad nada más debutar y, al volver, nunca enseñó el nivel que había demostrado en el Villamarín, donde regresó dos años después. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/angel_cuellar13/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@angel_cuellar13" class="link rapid-noclick-resp">@angel_cuellar13</a>). </p>
Ángel Cuéllar

El Barça de Núñez pagó al Betis 500 millones de pesetas por Ángel Cuéllar en 1995, pero el delantero se lesionó de gravedad nada más debutar y, al volver, nunca enseñó el nivel que había demostrado en el Villamarín, donde regresó dos años después. (Foto: Instagram / @angel_cuellar13).

<p>Los medios catalanes apodaron a Dragan Ciric como <em>La perla de los Balcanes</em> tras su fichaje en 1997. Lo cierto es que se sabía poco de este centrocampista serbio que, finalmente, no terminó de cuajar. Sí lo hizo posteriormente en el Valladolid, donde jugó cuatro temporadas. (Foto: Cordon Press). </p>
Dragan Ciric

Los medios catalanes apodaron a Dragan Ciric como La perla de los Balcanes tras su fichaje en 1997. Lo cierto es que se sabía poco de este centrocampista serbio que, finalmente, no terminó de cuajar. Sí lo hizo posteriormente en el Valladolid, donde jugó cuatro temporadas. (Foto: Cordon Press).

<p>“Es un futbolista de calidad y su nacionalidad permitirá al Barça ser objeto de interés entre las cadenas de televisión francesas”, dijo Núñez tras fichar a Frédéric Déhu en 1999. El expresidente culé no acertó con su predicción y el central galo resultó un auténtico fiasco. Disputó solo 11 partidos en una temporada. (Foto: Getty Images). </p>
Frédéric Déhu

“Es un futbolista de calidad y su nacionalidad permitirá al Barça ser objeto de interés entre las cadenas de televisión francesas”, dijo Núñez tras fichar a Frédéric Déhu en 1999. El expresidente culé no acertó con su predicción y el central galo resultó un auténtico fiasco. Disputó solo 11 partidos en una temporada. (Foto: Getty Images).

<p>Johan Cruyff se encaprichó de Xabier Eskurza, que militaba en el Athletic, y Núñez lo acabó fichando por 600 millones de pesetas más Goikoetxea. En su única temporada como azulgrana, la 1994-95, estuvo unos cuatro meses fuera de los terrenos de juego tras lesionarse justo en la primera jornada. (Foto: TVE). </p>
Xabier Eskurza

Johan Cruyff se encaprichó de Xabier Eskurza, que militaba en el Athletic, y Núñez lo acabó fichando por 600 millones de pesetas más Goikoetxea. En su única temporada como azulgrana, la 1994-95, estuvo unos cuatro meses fuera de los terrenos de juego tras lesionarse justo en la primera jornada. (Foto: TVE).

<p>Pocos recuerdan a este danés en el Barcelona. Ronnie Ekelund llegó al conjunto azulgrana en 1992 para incorporarse a su filial, donde rindió a buen nivel, pero con el primer equipo culé solo disputó un partido oficial. Posteriormente, desarrolló su carrera en Inglaterra y en Estados Unidos. (Foto: Jeff Gross / AFP). </p>
Ronnie Ekelund

Pocos recuerdan a este danés en el Barcelona. Ronnie Ekelund llegó al conjunto azulgrana en 1992 para incorporarse a su filial, donde rindió a buen nivel, pero con el primer equipo culé solo disputó un partido oficial. Posteriormente, desarrolló su carrera en Inglaterra y en Estados Unidos. (Foto: Jeff Gross / AFP).

<p>En el verano de 1992, el Barcelona fichó a Goran Vucevic y lo vendió como la gran promesa del fútbol croata. Sin embargo, su paso por el Camp Nou estuvo marcado por las lesiones y sus problemas con Cruyff. Solo llegó a disputar dos partidos oficiales. (Foto: TV3). </p>
Goran Vucevic

En el verano de 1992, el Barcelona fichó a Goran Vucevic y lo vendió como la gran promesa del fútbol croata. Sin embargo, su paso por el Camp Nou estuvo marcado por las lesiones y sus problemas con Cruyff. Solo llegó a disputar dos partidos oficiales. (Foto: TV3).

<p>El Barcelona descubrió a Samuel Okunowo en un torneo juvenil en Portugal y decidió incorporarlo a su filial. Van Gaal lo incorporó después al primer equipo, donde pasó tres temporadas sin pena ni gloria antes de salir por la puerta de atrás. Posteriormente, jugó en países tan dispares como Albania, Irán o Maldivas. (Foto: Getty Images). </p>
Samuel Okunowo

El Barcelona descubrió a Samuel Okunowo en un torneo juvenil en Portugal y decidió incorporarlo a su filial. Van Gaal lo incorporó después al primer equipo, donde pasó tres temporadas sin pena ni gloria antes de salir por la puerta de atrás. Posteriormente, jugó en países tan dispares como Albania, Irán o Maldivas. (Foto: Getty Images).

<p>Un total de 13 partidos jugados y 0 goles marcados fue el bagaje de Christophe Dugarry en el Barcelona. Se había convertido en una estrella en el Girondins y venía del Milan, pero en el Camp Nou no cuajó y, además, tuvo sonados enfrentamientos con Louis van Gaal. (Foto: Getty Images). </p>
Christophe Dugarry

Un total de 13 partidos jugados y 0 goles marcados fue el bagaje de Christophe Dugarry en el Barcelona. Se había convertido en una estrella en el Girondins y venía del Milan, pero en el Camp Nou no cuajó y, además, tuvo sonados enfrentamientos con Louis van Gaal. (Foto: Getty Images).

<p>A Francisco Javier Sánchez Jara se le recuerda más por su peculiar bigote que por su fútbol. Cruyff lo incorporó al final azulgrana en 1992, aunque no debutó hasta dos temporadas después con el primer equipo. Se mantuvo durante una campaña en el conjunto culé en la que pasó sin pena ni gloria. Posteriormente, jugó en el Betis, el Racing, el Sporting y el Balaguer. (Foto: TVE). </p>
Francisco Javier Sánchez Jara

A Francisco Javier Sánchez Jara se le recuerda más por su peculiar bigote que por su fútbol. Cruyff lo incorporó al final azulgrana en 1992, aunque no debutó hasta dos temporadas después con el primer equipo. Se mantuvo durante una campaña en el conjunto culé en la que pasó sin pena ni gloria. Posteriormente, jugó en el Betis, el Racing, el Sporting y el Balaguer. (Foto: TVE).

Otras historias