El final abrupto del confinamiento de dos ultramaratonianos españoles en una playa de Costa Rica: “Vinieron con ametralladoras”

Yahoo Deportes

Pere Aurell y Ragna Debats son pareja y atletas de élite. El pasado mes de noviembre salieron de casa junto a su hija Onna, de 5 años, con la intención de disputar nueve carreras extremas de montaña alrededor del planeta, pero les sorprendió la pandemia del coronavirus en Costa Rica y decidieron pasar el confinamiento en una playa desierta de aquel país rodeados únicamente de naturaleza. Su aventura se terminó cuando unos guardacostas armados fueron a buscarles y ahora ya están en casa adaptándose a la nueva normalidad.

Más historias que te pueden interesar:

En la imagen, los ultramaratonianos españoles Pere Aurell y Ragna Debats junto a su hija Onna, de 5 años, en la playa desierta de Costa Rica en la que pasaron el confinamiento por la pandemia del coronavirus. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B9-Q5HZoNxM/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ragnadebats" class="link rapid-noclick-resp">@ragnadebats</a>).
La aventura de dos ultramaratonianos españoles
En la imagen, los ultramaratonianos españoles Pere Aurell y Ragna Debats junto a su hija Onna, de 5 años, en la playa desierta de Costa Rica en la que pasaron el confinamiento por la pandemia del coronavirus. (Foto: Instagram / @ragnadebats).
Pere y Ragna, de origen holandés, salieron de casa en noviembre de 2019 para disputar en 12 meses nueve carreras extremas de montaña en distintos lugares alrededor del mundo en un proyecto que llamaron Rolling Mountains. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B9kZlYABC6w/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@pere.aurell" class="link rapid-noclick-resp">@pere.aurell</a>).
El reto que iniciaron en noviembre
Pere y Ragna, de origen holandés, salieron de casa en noviembre de 2019 para disputar en 12 meses nueve carreras extremas de montaña en distintos lugares alrededor del mundo en un proyecto que llamaron Rolling Mountains. (Foto: Instagram / @pere.aurell).
Comenzaron su reto en China y después pasaron por Argentina. Tras aquellas dos pruebas, el 5 de abril iban a participar en la Volcano Ultramarathon de Costa Rica, una carrera de 230 kilómetros, pero esta se suspendió por el coronavirus. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B9uuV_vBt4a/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@pere.aurell" class="link rapid-noclick-resp">@pere.aurell</a>).
Reto truncado por el coronavirus
Comenzaron su reto en China y después pasaron por Argentina. Tras aquellas dos pruebas, el 5 de abril iban a participar en la Volcano Ultramarathon de Costa Rica, una carrera de 230 kilómetros, pero esta se suspendió por el coronavirus. (Foto: Instagram / @pere.aurell).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio
En lugar de regresar a casa, decidieron aislarse y pasar el confinamiento en una pequeña playa de dos kilómetros cerca de la ciudad de Golfito a la que solo se puede llegar en embarcación y donde solo hay naturaleza. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B-Daf-2or3W/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ragnadebats" class="link rapid-noclick-resp">@ragnadebats</a>).
Aislados en una playa desierta
En lugar de regresar a casa, decidieron aislarse y pasar el confinamiento en una pequeña playa de dos kilómetros cerca de la ciudad de Golfito a la que solo se puede llegar en embarcación y donde solo hay naturaleza. (Foto: Instagram / @ragnadebats).
La pareja de ultramaratonianos prefería vivir entre la naturaleza que pasar la cuarentena encerrada en una casa de una ciudad y tantos ellos como su hija llevaron bastante bien el estar rodeados de animales salvajes y naturaleza. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B_vNWn6p6ue/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@pere.aurell" class="link rapid-noclick-resp">@pere.aurell</a>).
Rodeados de animales y naturaleza
La pareja de ultramaratonianos prefería vivir entre la naturaleza que pasar la cuarentena encerrada en una casa de una ciudad y tantos ellos como su hija llevaron bastante bien el estar rodeados de animales salvajes y naturaleza. (Foto: Instagram / @pere.aurell).
Construyeron un campamento que habitualmente era visitado por murciélagos, cangrejos, arañas y otros animales. Solo contaban con agua potable para beber. No tenían cama, ni electricidad, ni gas. Para comer tenían que pescar o recoger frutas de los árboles de la zona y utilizaban el fuego para cocinar. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B-kzimXo5FL/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ragnadebats" class="link rapid-noclick-resp">@ragnadebats</a>).
Sin cama ni electricidad
Construyeron un campamento que habitualmente era visitado por murciélagos, cangrejos, arañas y otros animales. Solo contaban con agua potable para beber. No tenían cama, ni electricidad, ni gas. Para comer tenían que pescar o recoger frutas de los árboles de la zona y utilizaban el fuego para cocinar. (Foto: Instagram / @ragnadebats).
En total fueron casi dos meses aislados en plena naturaleza que se terminaron de forma abrupta. Y es que después de que su aventura saltara a algunos medios, el Gobierno de Costa Rica envió a una patrulla a buscarlos, ya que no estaba permitido permanecer en las playas durante el confinamiento. Además, los agentes acudieron a por ellos armados. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B-xmq7RhPpr/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ragnadebats" class="link rapid-noclick-resp">@ragnadebats</a>).
El final abrupto de su aislamiento
En total fueron casi dos meses aislados en plena naturaleza que se terminaron de forma abrupta. Y es que después de que su aventura saltara a algunos medios, el Gobierno de Costa Rica envió a una patrulla a buscarlos, ya que no estaba permitido permanecer en las playas durante el confinamiento. Además, los agentes acudieron a por ellos armados. (Foto: Instagram / @ragnadebats).
“Venían con ametralladoras. Me puse a correr, imponía. Al ver esto me puse a correr por la jungla por medio de la selva. Pensaba que era Rambo, un fugitivo”, ha contado Pere a <a href="http://www.antena3.com/noticias/deportes/futbol/la-odisea-de-los-ultramaratonianos-robinsones-para-regresar-desde-costa-rica-vinieron-con-ametralladoras_202006175eea2dbcb27bce00019ec4e3.html" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Antena 3" class="link rapid-noclick-resp">Antena 3</a>. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B_vNWn6p6ue/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@pere.aurell" class="link rapid-noclick-resp">@pere.aurell</a>).
“Venían con ametralladoras”
“Venían con ametralladoras. Me puse a correr, imponía. Al ver esto me puse a correr por la jungla por medio de la selva. Pensaba que era Rambo, un fugitivo”, ha contado Pere a Antena 3. (Foto: Instagram / @pere.aurell).
Tras ser sacados de su playa, los atletas y su hija pusieron rumbo a España y ya se encuentran en Terrassa, la localidad Barcelona en la que viven y donde tuvieron un recibimiento especial por parte de sus familiares y amigos. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/CBbf3UGB3Bb/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@pere.aurell" class="link rapid-noclick-resp">@pere.aurell</a>).
De vuelta a casa
Tras ser sacados de su playa, los atletas y su hija pusieron rumbo a España y ya se encuentran en Terrassa, la localidad Barcelona en la que viven y donde tuvieron un recibimiento especial por parte de sus familiares y amigos. (Foto: Instagram / @pere.aurell).
Su aventura les iba a llevar luego por Estados Unidos, Francia, Tanzania, otra vez Europa (Mont Blanc), Nueva Zelanda y Antártida, pero ahora les tocará adaptarse a la nueva normalidad, que será muy complicada para unos atletas que planeaban dar la vuelta al mundo corriendo entre montañas. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/CALUObQH7YA/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@pere.aurell" class="link rapid-noclick-resp">@pere.aurell</a>).
Su nueva normalidad
Su aventura les iba a llevar luego por Estados Unidos, Francia, Tanzania, otra vez Europa (Mont Blanc), Nueva Zelanda y Antártida, pero ahora les tocará adaptarse a la nueva normalidad, que será muy complicada para unos atletas que planeaban dar la vuelta al mundo corriendo entre montañas. (Foto: Instagram / @pere.aurell).

Otras historias