La 'medida radical' en la pandemia que ha roto más familias