¿Qué fue de ‘El Pato’ Sosa, uno de los peores fichajes de la historia del Atleti?

Los aficionados del Atlético de Madrid no han podido olvidar a Marcelo El Pato Sosa. Pese a que solo vistió una temporada la elástica rojiblanca, el uruguayo dejó huella en el Calderón y no precisamente por su calidad. Su presentación, en la que se cayó de espaldas al suelo mientras daba unos toques de balón, ya fue un buen presagio de lo que estaba por llegar. Y es que el tosco centrocampista uruguayo acabó siendo uno de los mayores fiascos de la historia del conjunto colchonero.

También te puede interesar:

Los batacazos de Simeone como entrenador del Atlético de Madrid

Rubiales y GOL Televisión se pelean en Twitter a raíz del ataque de José María García al fútbol femenino

Los negocios millonarios de Leo Messi fuera del fútbol

En la imagen, Marcelo Sosa con la camiseta del Atlético de Madrid. El centrocampista uruguayo, al que apodaban <em>El Pato</em> por su forma de andar, llegó al Calderón en el verano de 2004 y acabó convirtiéndose en uno de los peores fichajes de la historia del club rojiblanco. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
El Pato Sosa, uno de los peores fichajes del Atleti
En la imagen, Marcelo Sosa con la camiseta del Atlético de Madrid. El centrocampista uruguayo, al que apodaban El Pato por su forma de andar, llegó al Calderón en el verano de 2004 y acabó convirtiéndose en uno de los peores fichajes de la historia del club rojiblanco. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
Sosa se formó como futbolista en el Danubio de su país, donde destacó por su despliegue físico y su garra. Dio el salto a Europa de la mano del Spartak de Moscú, donde apenas jugó. Sin embargo, llamó la atención del Atleti tras su buena actuación en la Copa América de 2004, en la que Uruguay terminó tercera con El Pato como titular. (Foto: Daniel Silva / AFP / Getty Images).
Inicios de su carrera
Sosa se formó como futbolista en el Danubio de su país, donde destacó por su despliegue físico y su garra. Dio el salto a Europa de la mano del Spartak de Moscú, donde apenas jugó. Sin embargo, llamó la atención del Atleti tras su buena actuación en la Copa América de 2004, en la que Uruguay terminó tercera con El Pato como titular. (Foto: Daniel Silva / AFP / Getty Images).
Eran otros tiempos en el Atleti, entonces entrenado por César Ferrando y con Enrique Cerezo en sus primeros pasos como presidente. El fichaje de Sosa resultó una auténtica sorpresa, ya que pocos lo conocían, aunque tenían la esperanza de que acabara siendo el mediocentro aguerrido que necesitaba el equipo. Esa esperanza se desvaneció en su presentación, cuando se cayó al suelo dando unos toques de balón. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
Llegada al Calderón
Eran otros tiempos en el Atleti, entonces entrenado por César Ferrando y con Enrique Cerezo en sus primeros pasos como presidente. El fichaje de Sosa resultó una auténtica sorpresa, ya que pocos lo conocían, aunque tenían la esperanza de que acabara siendo el mediocentro aguerrido que necesitaba el equipo. Esa esperanza se desvaneció en su presentación, cuando se cayó al suelo dando unos toques de balón. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Aquello podría haber sido solo un accidente, pero se trató de un presagio de lo que estaba por llegar. Y es que su paso por el Atleti fue para olvidar. Disputó 27 partidos en los que demostró un escaso nivel técnico y un exceso de ímpetu tanto dentro como fuera del campo, donde dejó declaraciones míticas. “Ellos que hagan moñas, yo les trancaré de abajo”, dijo sobre los Galácticos en una entrevista en ‘Marca’. (Foto: Jose Antonio Sanz / AFP / Getty Images).
Un paso para olvidar
Aquello podría haber sido solo un accidente, pero se trató de un presagio de lo que estaba por llegar. Y es que su paso por el Atleti fue para olvidar. Disputó 27 partidos en los que demostró un escaso nivel técnico y un exceso de ímpetu tanto dentro como fuera del campo, donde dejó declaraciones míticas. “Ellos que hagan moñas, yo les trancaré de abajo”, dijo sobre los Galácticos en una entrevista en ‘Marca’. (Foto: Jose Antonio Sanz / AFP / Getty Images).
Al verano siguiente el Atleti lo cedió al Osasuna, donde las cosas le fueron todavía peor. Con los rojillos apenas jugó 11 partidos de Liga y dos de la UEFA antes de regresar al conjunto colchonero, que lo envió después a préstamo a River Plate. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
Cesión a Osasuna
Al verano siguiente el Atleti lo cedió al Osasuna, donde las cosas le fueron todavía peor. Con los rojillos apenas jugó 11 partidos de Liga y dos de la UEFA antes de regresar al conjunto colchonero, que lo envió después a préstamo a River Plate. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
Ya desvinculado definitivamente del Atleti, regresó en 2007 a su país para jugar en Nacional y posteriormente tuvo otra aventura en el extranjero en las filas del Tecos de México, equipo con el que le vemos en esta imagen. En estos dos clubes sí que contó con continuidad. (Foto: Victor Decolongon / Getty Images).
Vuelta a su país y experiencia en México
Ya desvinculado definitivamente del Atleti, regresó en 2007 a su país para jugar en Nacional y posteriormente tuvo otra aventura en el extranjero en las filas del Tecos de México, equipo con el que le vemos en esta imagen. En estos dos clubes sí que contó con continuidad. (Foto: Victor Decolongon / Getty Images).
En 2010 fichó por el Peñarol y volvió a cruzarse en el camino del Real Madrid al disputar un Trofeo Bernabéu. En la previa de aquel partido, por cierto, realizó unas declaraciones en las que decía que su objetivo era despeinar a Cristiano Ronaldo, lo cual acabó haciendo en una acción del encuentro. (Foto: Denis Doyle / Getty Images).
‘Despeinada’ a Cristiano
En 2010 fichó por el Peñarol y volvió a cruzarse en el camino del Real Madrid al disputar un Trofeo Bernabéu. En la previa de aquel partido, por cierto, realizó unas declaraciones en las que decía que su objetivo era despeinar a Cristiano Ronaldo, lo cual acabó haciendo en una acción del encuentro. (Foto: Denis Doyle / Getty Images).
Jugó apenas una temporada en Peñarol y los últimos años de su carrera profesional defendió las camisetas de Racing Club de Montevideo y Danubio, club en el que debutó y con el que colgó las botas en 2013 a los 35. (Foto: AFP / Getty Images).
Última etapa de su carrera
Jugó apenas una temporada en Peñarol y los últimos años de su carrera profesional defendió las camisetas de Racing Club de Montevideo y Danubio, club en el que debutó y con el que colgó las botas en 2013 a los 35. (Foto: AFP / Getty Images).
Pese a que no se le recuerde precisamente por su calidad, El Pato Sosa puede presumir de contar en su palmarés con un Torneo Apertura y un Clausura con Danubio y un Clausura y un Campeonato Uruguayo con Peñarol. Además, vistió 29 veces la camiseta de la selección charrúa, con la que disputó la Copa América de 2004 (en la que marcó su único gol como internacional) y la fase de clasificación para el Mundial de 2006. (Foto: STR / AFP / Getty Images).
Cuatro títulos y 29 internacionalidades
Pese a que no se le recuerde precisamente por su calidad, El Pato Sosa puede presumir de contar en su palmarés con un Torneo Apertura y un Clausura con Danubio y un Clausura y un Campeonato Uruguayo con Peñarol. Además, vistió 29 veces la camiseta de la selección charrúa, con la que disputó la Copa América de 2004 (en la que marcó su único gol como internacional) y la fase de clasificación para el Mundial de 2006. (Foto: STR / AFP / Getty Images).
Tras su retirada, ha trabajado como comentarista deportivo en varios canales de televisión de su país. Además, sigue jugando al fútbol en el equipo de veteranos del club de su vida, Danubio, con el que recientemente se proclamó, junto a otros jugadores históricos de este conjunto, campeón del primer Torneo Uruguayo de categoría senior. (Foto: Tenfield).
Su vida tras el fútbol
Tras su retirada, ha trabajado como comentarista deportivo en varios canales de televisión de su país. Además, sigue jugando al fútbol en el equipo de veteranos del club de su vida, Danubio, con el que recientemente se proclamó, junto a otros jugadores históricos de este conjunto, campeón del primer Torneo Uruguayo de categoría senior. (Foto: Tenfield).

Otras historias