Renée Richards, de tenista marginada a pionera trans

TresB

El debate sobre la inclusión de las personas transgénero en el mundo del deporte está de plena actualidad en este 2021. La normativa de todas las federaciones internacionales exige, basándose en las recomendaciones del Comité Olímpico Internacional, una serie de condiciones para poder competir a los hombres que hagan la transición a mujeres.

Hay deportistas de acuerdo con eso, pero también voces que defienden que las personas trans puedan participar en competiciones atendiendo únicamente al sexo con el que están registradas (como dice el borrador de la ley que quiere impulsar el Gobierno en España).

No se trata de un debate nuevo y una de las que lo abrió fue Renée Richards allá por la década de los 70 del siglo XX. Nacida como Richard Raskind, era una joven promesa del tenis en Estados Unidos, pero de repente desapareció. El motivo era que había descubierto su verdadera identidad. A los 40 años se sometió a una operación de cambio de sexo y comenzó a competir en el circuito femenino. Un periodista descubrió quién era y ahí comenzaron sus problemas, llegando incluso a ser vetada del Open USA. Sin embargo, la jugadora apeló a la Corte Suprema de Nueva York, que falló a su favor en 1977.

Más historias que te pueden interesar: