Los árbitros no vieron nada extraño en los partidos presuntamente amañados

Agencia EFE

Pamplona, 10 feb (EFE).- Los árbitros encargados de pitar los dos últimos encuentros del Betis de la temporada 2013–2014, presuntamente amañados por Osasuna, han asegurado que no vieron nada extraño en ninguno de estos dos partidos.

Alfonso Álvarez Izquierdo y Juan Martínez Munuera han declarado este lunes como testigos en el juicio contra seis exdirectivos de Osasuna, tres exjugadores del Betis y dos agentes inmobiliarios acusados de apropiación indebida, societarios, falsedad en documento mercantil, falsificación de las cuentas anuales y corrupción deportiva por el supuesto amaño de partidos.

Martínez Munuera ha reiterado que no vio nada extraño en los jugadores del Betis ni de Osasuna durante su encuentro en Pamplona, el último de la temporada, y que no observó nada diferente con respecto al resto de partidos que pitó durante esa temporada.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Similar ha sido la declaración de Álvarez Izquierdo, encargado de pitar el Betis–Valladolid, que ha señalado que “desde un punto de vista arbitral y técnico” no vio “nada extraño”, apuntando a este respecto que no le llamó la atención especialmente ese partido “porque se produjesen hechos extradeportivos”.

Asimismo, ambos han indicado que tampoco oyeron ningún tipo de conversación que le resultase sospechosa ni se les indicó antes del encuentro que prestasen especial atención al partido por tener más riesgo de amaños, algo que, han indicado, no conocen que se haya producido en ningún partido.

A este respecto, Álvarez Izquierdo se ha mostrado tajante asegurando que si le llegase esta sospecha “inmediatamente lo haría saber a la competición, la federación o incluso a la policía”, entendiendo que “son cosas que no deben suceder nunca”.

Ambos han indicado también que suelen visionar los encuentros nuevamente tras su finalización, pero tampoco en esta ocasión observaron ningún aspecto que les llamase la atención.

Martínez Munuera ha comentado que “lo más característico de aquel partido fue que se derrumbó la grada” recordado que si bien no sabe qué equipo atacó más, sí recuerda varias ocasiones de los béticos.

Álvarez Izquierdo, por su parte, ha destacado del Betis-Valladolid que fue un partido “normal” e “intenso”, con “alternancia en los goles”.

Martínez Munuera ha señalado que en el acta se tiene la posibilidad de reflejar cualquier tipo de conversación entre jugadores sobre “alguna cuestión ilegal o que hubiese alguna actitud de dejarse perder”.

A este respecto, Álvarez Izquierdo ha reconocido que para ellos sería “muy difícil” poder valorar si un fallo “es un error humano o enmascarado para beneficiar a alguien”, apuntando que lo único que podrían indicar serían conversaciones sospechosas salvo que estos errores en el campo “sean gestos muy evidentes”.

Ambos han señalado que a lo largo de su carrera como árbitros nunca han observado ningún hecho sospechoso ni han reflejado esta cuestión en ningún acta, así como que desconocen si algún otro compañero lo ha hecho.

Según ha explicado Martínez Munuera, el acta generalmente lo redacta el árbitro principal o el cuarto árbitro bajo su supervisión, indicando a este respecto que no recuerda si en este encuentro en concreto fue él quien se encargó de ello.

Otras historias