Los 10 coches de Le Mans más bonitos de la historia

Kevin Turner
motorsport.com

10. Porsche 935/78 'Moby Dick'
Año: 1978

(Pasa las fotos y disfruta del coche)

Porsche 935/78 Moby Dick

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Porsche 935/78 Moby Dick <span class="copyright">Porsche AG</span>
Porsche 935/78 Moby Dick Porsche AG

Porsche AG

#43 Martini Racing Porsche 935/78: Manfred Schurti, Rolf Stommelen, Reinhold Joest

#43 Martini Racing Porsche 935/78: Manfred Schurti, Rolf Stommelen, Reinhold Joest <span class="copyright">Philippe Hubert</span>
#43 Martini Racing Porsche 935/78: Manfred Schurti, Rolf Stommelen, Reinhold Joest Philippe Hubert

Philippe Hubert

Porsche Moby Dick John Fitzpatrick

Porsche Moby Dick John Fitzpatrick <span class="copyright">Jeff Bloxham / Motorsport Images</span>
Porsche Moby Dick John Fitzpatrick Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jeff Bloxham / Motorsport Images

Porsche 935 Moby Dick, 1978

Porsche 935 Moby Dick, 1978 <span class="copyright">Sutton Motorsport Images</span>
Porsche 935 Moby Dick, 1978 Sutton Motorsport Images

Sutton Motorsport Images

Pocos considerarían bonitos a los coches del Grupo 5 de finales de la década de los 70, pero fueron muy llamativos. Y el 935 de cola larga fue quizás el más 'escandaloso' de todos.

El 935 ya era el que marcaba el ritmo en la categoría cuando el 'Moby Dick', señalado por muchos como una referencia a nivel de reglas, llegó a Silverstone y rápidamente ganó las 6 horas por una ventaja de siete vueltas con Jacky Ickx y Jochen Mass al volante.

En Le Mans, donde lo pilotaron Rolf Stommelen y Manfred Schurti, se enfrentó a su prueba más grande. El motor turbo de 3.2 litros daba más de 750 cv, lo que ayudó al 935/78 a igualar los prototipos más rápidos del Grupo 6 en la recta de Mulsanne, superando los 354 km/h.

Tras ser tercero en clasificación, siendo el coche más rápido del Grupo 5 en más de 15 años, el 935/78 luchó en la primera parte de la carrera con los Alpine-Renault y Porsche 936, pero no tenía ni la economía de combustible ni la fiabilidad necesaria para estar delante. Finalmente fue octavo, sueperado por tres 935 'normales', tras haber sufrido una avería en un pistón.

A partir de entonces, algunos equipos clientes de Porsche crearon sus propias versiones. John Fitzpatrick y David Hobbs acabaron quintos en Le Mans en 1982, mientras que el coche de IMSA con decoración de Momo fue quizás incluso mejor que la original con Martini.

Alfa Romeo 8C 2900B Le Mans Coupe 1938

Alfa Romeo 8C 2900B Le Mans Coupe 1938 <span class="copyright">Motorsport.com</span>
Alfa Romeo 8C 2900B Le Mans Coupe 1938 Motorsport.com

Motorsport.com

Aunque es raro, algunos cupés corrieron en Le Mans antes de la Segunda Guerra Mundial y dejaron huella. Varios podrían haberse incluido en esta lista, pero la primera elección tiene que ser este Alfa Romeo único, en parte debido a su aspecto impresionante y también porque debería haber ganado las 24 Horas de 1938.

Terminado de construir justo antes del evento, el turismo sobrealimentado de 2.9 litros tuvo un gran impacto. "Causó un gran revuelo entre los coches deportivos, ya que un coche cerrado era casi algo desconocido", escribió el experto en Alfa Romeo Simon Moore en su libro The Immortal 2.9.

Contra los Talbot y Delahaye, Raymond Sommer y Clemente Biondetti lucharon por el liderato desde el principio. Tal fue el ritmo que la máquina italiana, que alcanzó los 241 km/h en Mulsanne, disfrutó de una gran ventaja cuando los coches franceses, que eran más rápidos, fallaron.

Sin embargo, pese al colchón del que disfrutaban, el neumático delantero derecho explotó a menos de cuatro horas para el final. Sommer llevó el Alfa a boxes, pero una válvula rota detuvo al gran cupé. Biondetti finalmente se vio obligado a renunciar al sueño de la victoria.

Por lo tanto, fue uno de los grandes perdedores de Le Mans, pero ese capó largo, el rojo de Alfa y la forma futurista le permitieron convertirse en una leyenda del folklore de la carrera.

#5 1988 Porsche 962: Peter Harburg

#5 1988 Porsche 962: Peter Harburg <span class="copyright">Motorsport.com</span>
#5 1988 Porsche 962: Peter Harburg Motorsport.com

Motorsport.com

La gran cantidad de Porsche 956 y 962 que corrieron, y la enorme cantidad de éxitos que acumularon en la década de los 80 pueden influir esta elección. Pero el 962 fue especial y todavía tiene un aspecto excelente, casi 30 años después de que dejara de competir al nivel más alto.

Los coches de cola larga a menudo lucen más que los de cola corta y, antes de que las chicanes llegaran a Mulsanne, eso era lo que se necesitaba en Le Mans. El 956 o el 962 ganaron las 24 Horas durante seis años consecutivos desde 1982.

El 962 turboalimentado llevó tantas decoraciones icónicas que es difícil elegir solo una. Los colores azul y blanco de Rothmans que adornaban los coches de fábrica en muchos de sus éxitos son los más famosos. Pero hemos optado por los colores rojo y amarillo de Shell, que llevaron tres coches desde 1988.

Ese año, el dominio de Porsche finalmente se rompió con los Jaguar 'Silk Cut', que también podrían haber estado en esta lista. Hans Stuck, Klaus Ludwig y Derek Bell terminaron en la misma vuelta que el ganador, mientras que el coche de Andretti llegó a meta sexto.

3. Porsche 917K

Año: 1971

(Pasa las fotos y disfruta del coche)

Helmut Marko, Porsche 917k

Helmut Marko, Porsche 917k <span class="copyright">LAT Images</span>
Helmut Marko, Porsche 917k LAT Images

LAT Images

El Porsche 917 #22: Helmut Marko, Keith Fanlunneipu

El Porsche 917 #22: Helmut Marko, Keith Fanlunneipu
El Porsche 917 #22: Helmut Marko, Keith Fanlunneipu

#22 Martini Racing Team Porsche 917K: Helmut Marko, Gijs van Lennep

#22 Martini Racing Team Porsche 917K: Helmut Marko, Gijs van Lennep <span class="copyright">Porsche AG</span>
#22 Martini Racing Team Porsche 917K: Helmut Marko, Gijs van Lennep Porsche AG

Porsche AG

Helmut Marko, Gijs van Lennep, Porsche 917k

Helmut Marko, Gijs van Lennep, Porsche 917k <span class="copyright">LAT Images</span>
Helmut Marko, Gijs van Lennep, Porsche 917k LAT Images

LAT Images

Hubo varias versiones del increíble 917 de Porsche en las 24 Horas de Le Mans de 1971. Podría decirse que los más geniales fueron los de cola larga que marcaron el ritmo inicial, mientras que el más dramático (¡y feo!) fue el 917/20 'Pink Pig' (Cerdo rosa).

Pero es la variante que acabó primero y segundo en la carrera lo que se lleva nuestro voto: el 917K de cola corta con aletas verticales. El coche representa el movimiento desde las curvas redondeadas de la década de los 60 hasta los bordes más cuadrados y duros de la década de los 70.

Los ganadores Helmut Marko y Gijs van Lennep, con el chasis 053, el único 917 con un chasis de magnesio más ligero, establecieron un récord de distancia que se mantendría insuperable durante casi tres décadas, superando por dos vueltas al coche de Richard Attwood y Herbert Muller.

También ayuda que cada uno usara una de las decoraciones más icónicas del automovilismo. Los vencedores estaban patrocinados por Martini, mientras que los segundos tuvieron el famoso azul y naranja de Gulf Oil.

2. Aston Martin DBR1/300
Año: 1958

(Pasa las fotos y disfruta del coche)

#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori

#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori <span class="copyright">LAT Images</span>
#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori LAT Images

LAT Images

#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori

#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori <span class="copyright">LAT Images</span>
#5 David Brown Racing, Aston Martin DBR1/300: Carroll Shelby, Roy Salvadori LAT Images

LAT Images

El DB3S de 1955 era un coche deportivo de buen aspecto y los Project de la década de los 60 fueron especiales, pero es quizás el más icónico de todos los Aston Martin el que aparece en esta lista.

El DBR1 / 300 logró un doblete en Le Mans 1959, pero es la versión del año anterior a la que nos refereimos. El coche más exitoso de los dos había sufrido una elevación de la carrocería trasera, una cubierta de plástico sobre el asiento del pasajero y había tenido también cambios en las ruedas traseras. Por una vez, los cambios para Mulsanne no mejoraron la apariencia de la máquina.

Así que hemos optado por el diseño 'estándar' de Ted Cutting, que tiene que ser uno de los coches de carreras más bonitos de todos los tiempos. El chasis de bastidor espacial multitubular también ayudó a que el DBR1 fuera uno de los vehículos de mejor manejo de su era, compensando la desventaja de potencia de su motor de seis litros y seis cilindros en línea en comparación con su rival Ferrari.

El talón de Aquiles del coche era su caja de cambios, pero eso se reforzó para 1959 y el DBR1 con curvas, con la ayuda de Stirling Moss, fue lo suficientemente bueno como para ganar los 1000KM de Nurburgring y el Goodwood Tourist Trophy, así como Le Mans, para darle el campeonato del mundo de coches deportivos s Aston Martin.

1. Ferrari 330 P4
Año: 1967

(Pasa las fotos y disfruta del coche)

Ludocivo Scarfiotti, Mike Parkes, Ferrari 330 P4 Coup

Ludocivo Scarfiotti, Mike Parkes, Ferrari 330 P4 Coup <span class="copyright">Sutton Motorsport Images</span>
Ludocivo Scarfiotti, Mike Parkes, Ferrari 330 P4 Coup Sutton Motorsport Images

Sutton Motorsport Images

Jackie Stewart Ferrari 330 P4

Jackie Stewart Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Jeff Bloxham / Motorsport Images</span>
Jackie Stewart Ferrari 330 P4 Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jackie Stewart Ferrari 330 P4

Jackie Stewart Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Jeff Bloxham / Motorsport Images</span>
Jackie Stewart Ferrari 330 P4 Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jackie Stewart Ferrari 330 P4

Jackie Stewart Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Jeff Bloxham / Motorsport Images</span>
Jackie Stewart Ferrari 330 P4 Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jeff Bloxham / Motorsport Images

Brian Redman Ferrari 330 P4

Brian Redman Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Jeff Bloxham / Motorsport Images</span>
Brian Redman Ferrari 330 P4 Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jeff Bloxham / Motorsport Images

Brian Redman Ferrari 330 P4

Brian Redman Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Jeff Bloxham / Motorsport Images</span>
Brian Redman Ferrari 330 P4 Jeff Bloxham / Motorsport Images

Jeff Bloxham / Motorsport Images

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4
Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4
Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4
Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4
Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Ferrari </span>
Ferrari 330 P4 Ferrari

Ferrari

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Ferrari </span>
Ferrari 330 P4 Ferrari

Ferrari

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Ferrari </span>
Ferrari 330 P4 Ferrari

Ferrari

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Ferrari </span>
Ferrari 330 P4 Ferrari

Ferrari

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Ferrari </span>
Ferrari 330 P4 Ferrari

Ferrari

Ferrari 330 P4

Ferrari 330 P4 <span class="copyright">Ferrari </span>
Ferrari 330 P4 Ferrari

Ferrari

Varios Ferrari podrían haber formado parte de esta lista histórica. El 1962 250 GTO es uno de los coches más buscados y el 312 PB de 1973 estuvo hasta el corte final entre los candidatos. Ferrari dominó en Le Mans en la primera mitad de la década de los 60, pero su coche más bonito llegó después de haber sido destronado por los importantes dólares de Ford.

El 330 P4 era muy bonito por dentro y por fuera. Su V12 de cuatro litros fue una obra maestra de Franco Rocchi, con una culata de tres válvulas, mientras que el cuerpo curvilíneo mejoró el camino iniciado por el P3.

El coche también demuestra cómo unos pocos milímetros o grados pueden marcar una gran diferencia en la estética: ha habido réplicas del coche con aspectos realmente terribles.

El P4 fue un digno rival de los Ford de siete litros y lideró un famoso 1-2-3 en las 24 horas de Daytona de 1967.

A pesar de estar a 32 kilómetros por hora del Ford MkIV en la recta Mulsanne, el P4 luchó valientemente en Le Mans, sobreviviendo a la mayoría de los coches estadounidenses y llegando a meta segundo y tercero. También fue el coche más atractivo en una carrera llena de máquinas que podrían haber estado en esta lista.

El P4 se impuso en la categoría de más de 2000cc en el Campeonato Internacional de Prototipos Deportivos en la cita final de Brands Hatch, y el piloto invitado Jackie Stewart luego lo describió como uno de los coches mejor equilibrados que pilotó.

El P4 no ganó en Le Mans, pero cumple todos los requisitos de lo que debería ser un coche deportivo de carreras: rápido, exitoso ... y precioso.

Lo contrario:

Los coches más feos de la historia de la F1

Otras historias