10 latinas que han hecho historia en esta década (y que no te enseñaron en la escuela)

 

El 21 es el siglo de las mujeres. Y las latinoamericanas han dejado sus huellas en las primeras dos décadas con su voz, su sabiduría y sus acciones.

Las mujeres que mencionamos simbolizan el anhelo de 300 millones de latinoamericanas que luchan por abrirse un camino en el activismo, en la academia, en la industria y en el arte. No se trata de elaborar una lista de las mujeres más sobresalientes sino de ofrecer una pequeña muestra de lo que es posible lograr con educación y trabajo duro.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La igualdad de género es un derecho constitucional en las legislaciones de casi todos los países de la región. Pero en la práctica las mujeres latinoamericanas siguen enfrentando inmensos desafíos para estudiar, trabajar, emprender, cuidar de su salud y de los suyos.

Aquí mostramos solo 10 de miles de mujeres que están abriendo el camino a las niñas que serán las líderes del mañana.

Andrea Gamarnik, Argentina

La argentina Andrea Gamarnik fue galardonada durante la entrega de Premios Internacionales para las Mujeres en Ciencias de 2016 otorgados por una alianza entre L'Oreal y la UNESCO. (Bertrand Rindoff Petroff/Getty Images for Fondation L'oreal)
La argentina Andrea Gamarnik fue galardonada durante la entrega de Premios Internacionales para las Mujeres en Ciencias de 2016 otorgados por una alianza entre L'Oreal y la UNESCO. (Bertrand Rindoff Petroff/Getty Images for Fondation L'oreal)

Andrea no nació en cuna de plata. Creció en un hogar de clase trabajadora y estudió gracias a una beca. Hoy es doctora en ciencias bioquímicas, investigadora principal del Consejo Internacional de Investigaciones Técnicas (COCINET) y jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL). Se ha destacado por sus hallazgos en enfermedades que representan problemas de salud pública como la hepatitis B, el VIH, el dengue y el zika.

Un equipo integrado por Gamarnik descubrió una proteína del virus del zika que podría ser la causa de las malformaciones cerebrales de los bebés con madres infectadas por la enfermedad. También descubrió los mecanismos de multiplicación del virus del dengue entre las moléculas.

Ha expresado la importancia de incentivar a las niñas a luchar por sus sueños sin prejuicios y sin condicionamientos. También cree que hay que visibilizar a la gran cantidad de mujeres que se dedican a la ciencia y que además lo hacen bien.

Christiana Figueres, Costa Rica

La miembro fundadora de Optimismo Global Christiana Figueres conversó con los asistentes de la Cumbre Web 2019 realizada en Lisboa, Portugal, el 6 de noviembre de 2019. (Vaughn Ridley/Sportsfile for Web Summit via Getty Images)
La miembro fundadora de Optimismo Global Christiana Figueres conversó con los asistentes de la Cumbre Web 2019 realizada en Lisboa, Portugal, el 6 de noviembre de 2019. (Vaughn Ridley/Sportsfile for Web Summit via Getty Images)

Antes que Greta estuvo Christiana. Esta antropóloga y economista costarricense ha sido considerada la artífice del acuerdo mundial sobre el cambio climático firmado en Paris en el 2015, luego de haber dirigido las Conferencias de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático desde el 2010 al 2014.

Amante de la naturaleza desde niña, Christiana se dedicó a la causa ambiental cuando visitó un parque nacional con sus hijas para que conocieran la rana dorada y se enteró que la especie estaba extinta.

Es considerada una de las más afectivas negociadoras de la diplomacia medioambiental a nivel mundial. Con manos de seda y puño de hierro ha logrado grandes avances para frenar las emisiones del efecto invernadero y evitar lo que pronostica como una catástrofe planetaria.

Hermelinda Tiburcio, México


Hermelinda es un ícono de superación para la mujer indígena. Trabajadora social y activista de la región mixteca del estado de Guerrero, ha trabajado por más de 25 años de lucha para visibilizar la violencia sexual, la discriminación y la exclusión que sufren las mujeres indígenas mexicanas.

Es integrante de la organización K’inal Antezetik, que significa Tierra de Mujeres en la lengua maya tzelta, que ayuda a las mujeres decidir sobre vida reproductiva, a reducir su dependencia económica y a superar las secuelas de la violencia. Luchó por la gratuidad de los partos en los centros asistenciales de Guerrero.

Para alcanzar sus metas, Hermelinda tuvo que dejar su hogar a los 11 años para trasladarse a la ciudad y trabajar como empleada doméstica.  Así concluyó la educación media y obtuvo dos títulos universitarios en psicología y desarrollo comunitario. 

Ida Vitale, Uruguay

Ida tiene 96 años pero sigue escribiendo. Poeta, crítica literaria y traductora nacida en Montevideo en 1923, pertenece a la llamada Generación del 46 junto a otros grandes autores como Mario Benedetti y Juan Carlos Onetti. Fue profesora de literatura hasta 1973, cuando la dictadura la forzó a vivir en el exilio.

Su obra poética la ha convertido en una de las voces esenciales de la literatura latinoamericana. Hasido reconocida con el Premio Nacional y un doctorado honoris causa en Uruguay, el Premio Octavio Paz y el Alfonso Reyes en México, el Premio Reina Sofía, el Federico García Lorca y el Cervantes en España y el Max Jacob en Francia.

Recientemente declaró que a su edad ya va de salida y no sabrá cómo acaba esta historia. Pero alentó a los jóvenes a estudiar el pasado para no cometer los mismos errores. “El ser humano tiende a repetirse”.

Mabel Bianco, Argentina


Muchos años antes de que las mujeres argentinas inundaran las calles de verde para pedir el derecho al aborto legal y seguro, Mabel ya tenía años estudiando la violencia de género y el impacto que enfermedades de transmisión sexual como el VIH tenían sobre la población femenina.

Durante más de cuatro décadas de activismo por los derechos reproductivos, la bonaerense de 78 años ha integrado decenas de equipos como la Comisión sobre Equidad de Género y Desigualdades en Salud en las Américas, creada en la Organización Panamericana de la Salud en colaboración con el Instituto de Equidad en Salud de la Universidad Global de Londres, UCL y creado organizaciones no gubernamentales como la Fundación para el Estudio de la Investigación de la Mujer.

María Teresa Arnal, Venezuela


A María Teresa le aconsejaron cuando era adolescente que estudiara una carrera sencilla mientras conseguía marido. Pero decidió rodearse de números porque era lo que amaba y estudió ingeniería industrial en su Venezuela natal.

Hoy es gerente general de una de las mayores empresas de tecnología del mundo: Google. Con su liderazgo abierto y dinámico se ha ganado el puesto de uno de los empresarios con mejor reputación en México.

LEER MÁS: Directora de Google México: "Las mujeres creamos nuestras propias barreras"

Es miembro del International Women Forum, es fundadora del Interactive Advertising Bureau (IAB) y co-fundadora y miembro del Consejo Académico del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI) en México. En 2019 recibió el Premio Mujer de la Década en Innovación y Liderazgo del Women Economic Forum.

Casada y madre de tres hijos, María Teresa no cree que el talento sea una cuestión de género pero reconoce que ha tenido que hacer un esfuerzo adicional para conseguir sus objetivos por ser mujer. Le gustaría que su ejemplo estimule a que más niñas latinoamericanas decidan estudiar carreras científicas y técnicas.

Marielle Franco, Brasil

A man rides past a graffiti in tribute of late councilwoman Marielle Franco, murdered last year in Rio de Janeiro, Brazil April 18, 2019. REUTERS/Ricardo Moraes
A man rides past a graffiti in tribute of late councilwoman Marielle Franco, murdered last year in Rio de Janeiro, Brazil April 18, 2019. REUTERS/Ricardo Moraes

A Marielle la mataron para apagar su liderazgo. Concejala de Río de Janeiro y activista de los defensa de los derechos humanos de las mujeres y la juventud negra, de los ciudadanos de las clases desfavorecidas y favelas y de la comunidad LGBTI.

Fue asesinada el 14 de marzo de 2018 en un crimen planificado con tres meses de antelación. Al momento de su muerte, Marielle era relatora de un comité que analizaba las presuntas ejecuciones extrajudiciales durante las intervenciones armadas en las áreas pobres de la capital carioca.

Su madre, Marinete da Silva, dijo que su hija "sabía que tenía muchísima potencia como mujer", aunque "nunca hubiese imaginado hasta donde llegaría su mensaje".

Natalia Ponce De León, Colombia

Natalia Ponce de Leon habló al público tras recibir el Premio Internacional de las Mujeres otorgado en Washington por el Departamento de Estado de Estados Unidos en marzo de 2017 (Samuel Corum/Anadolu Agency/Getty Images)
Natalia Ponce de Leon habló al público tras recibir el Premio Internacional de las Mujeres otorgado en Washington por el Departamento de Estado de Estados Unidos en marzo de 2017 (Samuel Corum/Anadolu Agency/Getty Images)

El agresor que arrojó un litro de ácido sulfúrico en el rostro de Natalia Ponce de León nunca pensó que su víctima se convertiría en una de las voces más potentes contra esos atroces ataques en Colombia.

Ha sido sometida a más de 30 cirugías para reconstruir su cara y aliviar su sufrimiento físico. Y aunque su delicada piel es afectada por las luces potentes y el sol, Natalia decidió no quedarse entre las sombras a pesar de las cicatrices. Su historia impulsó al gobierno colombiano a aprobar una ley que lleva su nombre que tipifica como un delito las agresiones con sustancias químicas.

En abril de 2015, creó una fundación que ofrece asesoría jurídica y sanitaria a las víctimas de ataques con ácido.

Veronique Thouvenot, Chile


El paradigma de que las mujeres no somos buenas con los números quedó en entredicho con el doctorado en matemáticas avanzadas de Veronique.

Se define como una profesional multidisciplinaria con experiencia en aplicaciones digitales de salud y de infraestructura de telecomunicaciones para empoderar a las mujeres como profesionales y beneficiarias.

En la práctica ha dedicado su vida para mejorar la salud de las mujeres y sus hijos mediante el uso de la tecnología. Uno de sus proyectos es Zero Mothers Die (Ninguna madre muere), una aplicación que ofrece información básica de salud para la madre y el cuidado del recién nacido. Veronique desarrolló la iniciativa con el respaldo de la Fundación Millennia2025, de la cual es cofundadora y directora científica.

Yoani Sánchez. Cuba

Tracee Ellis Ross (izquierda) y Yoani Sanchez (derecha) en la entrega de los DVF Awards en la sede las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, el 6 de abril de 2017. (Jamie McCarthy/Getty Images)
Tracee Ellis Ross (izquierda) y Yoani Sanchez (derecha) en la entrega de los DVF Awards en la sede las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, el 6 de abril de 2017. (Jamie McCarthy/Getty Images)

 

Esta cubana de 44 años irrumpió en el escenario internacional con su larga cabellera negra y su mirada inquieta como la imagen de la Cuba que no se calla.

La periodista cubana ha aprovechado la tecnología para informar sobre las penurias de la vida cotidiana de la isla caribeña. Usa todos los medios posibles para comunicarse con una red de amigos en el mundo, quienes desde muchos países la ayudaron a vencer la censura y publicar su blog Generación Y, que con el tiempo se expandió y se convirtió en el diario digital 14ymedio.

La publicación 24/7 Wall St. la incluyó entre las mujeres más influyentes del siglo XXI por romper con el hermetismo sobre lo que ocurre en la isla gobernada por la dictadura de los Castro desde mediados del siglo pasado. Ha recibido el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje, el Premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital , el Premio Jóvenes Líderes Globales, entre otros galardones.


 


Otras historias