18-24. Hungría no falla y apea a Dinamarca de la competición

Viena, 15 ene (EFE).- La selección húngara no falló y apeó a Dinamarca, la vigente campeona olímpica y mundial, del Europeo de Suecia, Austria y Noruega, tras imponerse por 18-24 a Islandia, en un partido en el que los magiares llegaron a perder hasta por cinco tantos (11-6) en la primera mitad.

Un marcador que parecía salvar a los daneses, que necesitaban que Hungría no ganase o empatase para seguir teniendo opciones de acceder a la segunda fase del torneo.

Pero cuando parecía perdido para los magiares, la selección húngara tiro de orgullo y de la mano de unos inconmensurables Roland Mikler, excepcional bajo los palos, y Bence Banhidi, no sólo logró enjugar su diferencia, sino que pasó literalmente por encima a Islandia en la segunda mitad.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Treinta minutos en los que Islandia, huérfano de los goles de Aron Palmarsson y de Gudjon Valur Sigurdsson, que no pudieron anotar en todo el segundo tiempo, tan sólo fueron capaces de firmar seis dianas.

Algo impensable mediada la primera mitad cuando el conjunto nórdico parecía encaminarse hacia su tercera victoria consecutiva en el torneo, tras endosar a los magiares un contundente parcial de 6-0, que situó a Islandia con una renta de 6-3 en el marcador.

Un parcial incomprensible sin la aportación del barcelonista Aron Palmarsson, que se encargaba de culminar cada ataque islandés con sus poderosos lanzamientos, como atestiguan las cuatro dianas con las que cerró el primer tiempo.

Las mismas que firmó su habitual compañero de correrías el extremo Gudjon Valur Sigurdsson, que castigó cada error húngaro con una frenética carrera, que permitió a Islandia dispararse hasta los seis goles de ventaja (11-6) a falta de seis minutos para llegar el descanso.

Pero cuando todo parecía perdido para el conjunto magiar, surgió la figura del joven central Matyas Gyori, una de las grandes esperanzas del balonmano magiar, que con dos goles consecutivos hizo volver a creer a Hungría en sus posibilidades.

Una utopía que poco a poco se fue convirtiendo en realidad de la mano de un excelente Roland Mikler, que parada a parada fue minando la moral de los lanzadores islandeses hasta desquiciarles por completo.

Labor que se encargó de completar en ataque el pivote Bence Banhidi, autor de ocho dianas, que dio toda una lección de como jugar sobre la línea de seis metros.

Precisamente un gol de Banhidi permitió a Hungría igualar la contienda (15-15) a los diez minutos del inicio del segundo tiempo, un tanto que confirmó el hundimiento del equipo islandés, que ya sólo anotaría tres goles más en todo el resto del partido.

Un sequía que Hungría no desaprovechó para sumar cada vez más y más jugadores a la fiesta, como el lateral Zoltan Szita, que con dos goles prácticamente consecutivos, permitió a un Hungría sentenciar el partido (17-21) a falta de menos de ocho minutos para el final.

Tiempo que sólo sirvió para que los magiares aumentasen todavía más su ventaja, para desesperación de los aficionados y jugadores daneses, que a pie de pista, veían como se consumaba su eliminación con la victoria magiar (18-24).

Toda una sorpresa que deja al Europeo a las primeras de cambios si dos de sus máximos favoritos al oro, Dinamarca y Francia que ya se despidió hace unos días del torneo.

Ficha técnica:

18 - Islandia: Gustavsson; Gunnarsson (1), Petersson (3), Jonsson (-), Palmarsson (4), Sigurdsson (4) y Kristjansson (2) -equipo inicial- Hallgrimsson (ps), Elisson (-), Gislason (1), Gudmundsson (1), Arnarsson (-), Gudjonsson (-), Thrastarson (1), Kristjanson (-) y Smarason (1)

24 - Hungría: Mikler; Hornyak (1), Mathe (-), Sipos (-), Banhidi (8), Ligetvari (1) y Gyori (3) -equipo inicial- Szekely (ps), Balogh (2, 1p), Bokal (4), Nagy (1), Rosta (-), Szita (4), Fekete (-), Ubornyak (-) y Toth (-)

Marcador cada cinco minutos: 0-2, 3-3, 6-3, 8-5, 11-6 y 12-9 (Descanso) 14-11, 15-14, 17-16, 18-21 y 18-24 (Final)

Árbitros: García Serrradilla y Marín (ESP). Excluyeron por dos minutos a Jonsson (2) y Palmarsson por Islandia; y a Ligetvari, Sipos, Banhidi (2) por Hungría.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera y última jornada del grupo E de la primera fase del Europeo de Suecia, Austria y Noruega disputado en el Arena de Malmoe (Suecia) ante 7.587 espectadores.

Otras historias