El 1x1 del aburrido empate de River frente a Racing

Joaquín Jary
·3 min de lectura

En un nuevo clásico, el más antiguo del fútbol argentino, River Plate no pudo ante Racing y empató 0-0 en la séptima jornada de la Copa de la Liga Profesional. Nuevamente una línea de cinco defensores, tal como propuso Russo en el Superclásico, dejó sin ideas al Millonario.

A continuación, analizamos 1x1 la performance de los once titulares que dispuso el DT Marcelo Gallardo para este partido:

Franco Armani (5): como casi siempre, cuando lo llamaron no cometió ningún error. Es de Selección, menos no le podemos pedir.

Alex Vigo (6): el mapa de calor marca que su partido quedó muy sujeto a la banda derecha, cuando ingresando por el centro de la cancha quizá podría haber gravitado aún más. De igual forma, fue uno de los pocos recursos que tuvo River para vulnerar la defensa contraria. Aprobado.

Jonatan Maidana (5): Copetti le mostró que, por más jerarquía que tenga, no podrá relajarse. Padeció cada duelo individual con el delantero, pero salvó un posible gol de Novillo, despejando al córner una pelota parada. Con la pelota en los pies no aporta tanto como si lo hace, cuando no está a pierna cambiada, Díaz.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Paulo Díaz (5): volvió a jugar a pierna cambiada, como N°6, algo que lo limita a conducir hacia un jugador rival para descubrir espacios. Ganó 5/6 duelos aéreos.

Milton Casco (4): luego de dos meses, volvió a jugar en su puesto natural como lateral izquierdo. Cada ataque de Domínguez lo sufría, mientras que en ataque no gravitó. Gallardo en el primer tiempo le dijo: "Si vas, andá convencido sino quedate". Ese fue su partido.

Agustín Palavecino (5): la poca inventiva de los atacantes para romper la defensa de Racing hizo que no pueda lucir con sus pases al espacio. Fue sustituido por Carrascal.

Enzo Pérez (5): el rival le dio libertad para manejar la pelota pero todos sus posibles pases eran marcados. No consiguió romper el mediocampo de Racing, con alguna pelota filtrada entre Miranda y Sigali.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Nicolás De la Cruz (7,5): fue el mejor jugador del partido, porque buscó con corazonadas romper la muralla defensiva de la Academia. Ganó 6/9 duelos individuales, lo que más se necesitaba para este partido, y acertó 81/95 pases. No alcanzó.

Julián Álvarez (5): asistió a Fontana, en el segundo tiempo, apenas había ingresado en lo que pudo ser el gol de partido. Pero la ubicación de los defensores de Racing, tan cerca del arco de Arias, le quitó la posibilidad de explotar los espacios, su mayor virtud.

Rafael Santos Borré (3): su juego se basó en quejas y displicencias. Fue amonestado. El resumen de su actuación salió de un grito oímos desde el banco: "Basta, Rafa". Están todos cansados con su situación. ¿Se va o se queda? La primera opción es la más viable y por eso se justificaría, a pesar que a Gallardo no le guste, el flojo nivel de hoy.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Matías Suárez (5): cayó en fuera de juego en varias ocasiones y no logró superar el cerrojo que le propuso el DT Pizzi, con Cáceres, que terminó expulsado, encima de él y Sigali como cobertura inmediata, para impedir su juego 1v1.