El 1x1 de los jugadores del Barcelona en su derrota por 2-1 en el clásico

Javier Álvarez-Beigbeder Suárez
·3 min de lectura

La primera parte comenzó con un Barça con la iniciativa, con ganas de tener la pelota y una actitud sorprendentemente agresiva. Todo el plan se truncó cuando en el minuto 10 un magnífico contragolpe de los blancos comandado por Fede Valverde acabó en el primer tanto del partido, obra de Benzema. Minutos más tarde un desafortunado rebote en una falta permitió al Real Madrid aumentar su ventaja. El Barça gozo de alguna que otra ocasión pero sin excesivo peligro. La más clara fue un palo de Messi al intentar batir a Courtois desde el córner.

La segunda parte fue un monólogo culé. Multitud de acercamientos que culminaron en el gol de Mingueza. El resto del partido se resume en ocasiones por todos lados por parte del Barcelona que no llegaron a buen puerto. En el descuento vivimos una odisea que comenzó con la expulsión de Casemiro y acabó con el larguero de Ilaix. Finalmente el Real Madrid se hizo con tres puntos capitales

Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Angel Martinez/Getty Images
Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Angel Martinez/Getty Images

Ter Stegen (6): Quizás pudo hacer algo más en el primer gol de Benzema. En la segunda mitad pese al diluvio sacó bastantes pelotas.

Dest (4): Fue el claro culpable de que el Madrid ampliase la ventaja en el marcador en el primer tiempo. Koeman decidió sustituirle al descanso.

Araújo (6): No está el nivel que alcanzó antes de la lesión pero se nota que está volviendo a recuperar el rodaje. En la segunda parte fue clave para evitar los goles del Real Madrid mientras estuvo en el verde.

Mingueza (8): Se le vio tremendamente superado por Vinicius en lo defensivo. Fue el encargado de recortar distancias con un remate de delantero cazarecompensas.

Lenglet (6): Está claro que ha mejorado respecto a hace unos meses pero sigue pareciendo que en cualquier momento puede llegar el batacazo. A pesar de la lluvia fue esencial para no encajar más goles.

Jordi Alba (7): Partido complicado para el de L'Hospitalet. Lo intentó en múltiples ocasiones durante la primera mitad pero las ayudas defensivas del Madrid lo secaron. En el segundo tiempo fue de lo mejor del equipo

Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Quality Sport Images/Getty Images
Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Quality Sport Images/Getty Images

Busquets (6): Su aportación con el balón impecable como de costumbre pero a la hora de correr hacia atrás no ha estado del todo acertado. En la segunda mitad fue sustituido.

Pedri (8): Sin ninguna duda el mejor jugador del Barça en la primera parte. Parece mentira que tenga 18 años. En la segunda bajó el ritmo pero siguió siendo de los mejores.

De Jong (7): Comenzó el partido un nivel excepcional pero fue de más a menos. Que siempre que juega da el 100% es un hecho. Jugó en tres posiciones diferentes a lo largo de los noventa minutos.

Messi (7): Una primera mitad algo discreta del argentino que estuvo a punto de marcar desde la esquina. El frío y la lluvia nos impidieron ver al mejor Messi en el que quizás sea su último clásico. Se cambió la camiseta en mitad del partido consecuencia de la lluvia.

Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Quality Sport Images/Getty Images
Real Madrid v FC Barcelona - La Liga Santander | Quality Sport Images/Getty Images

Dembélé (4): Desastroso partido del francés que hacía tiempo que no bajaba el pistón hasta este punto. En un tramo estuvo más incisivo pero no lo suficiente para rascar nada. Muy superior Mendy.

Sergi Roberto (6): volvió a los terrenos de juego después de varios meses en la estacada. Buenos minutos para coger ritmo.

Griezmann (5): no fue su mejor día pero aportó cosas. Venía de no entrenar.

Ilaix (7): fue un cambio positivo para el equipo pero la lluvia dificultó en demasía su partido. Estuvo cerca de anotar de cabeza. Le dio al larguero en la última jugada.

Trincao (5): no participó prácticamente nada.

Braithwaite (5): jugó diez minutos como ya viene siendo costumbre cuando el equipo necesita marcar.