Ponsarnau: "Sabemos que lo podemos hacer mucho mejor que hoy"

·2 min de lectura

Madrid, 6 jun (EFE).- Jaume Ponsarnau, entrenador del Valencia Basket, reconoció que el Real Madrid fue claro merecedor del triunfo en el primer partido de semifinales de la Liga Endesa y dijo ser consciente de que lo pueden hacer mucho mejor que este domingo, cuando cayeron por 81-70, ya que confía en que sus jugadores aprendan la lección y el público de La Fonteta les ayude el martes a empatar la eliminatoria

"Sabemos que lo podemos hacer mucho mejor", admitió en rueda de prensa el técnico. Preguntado por si había sido una oportunidad perdida por la bajas que tenía el equipo blanco, respondió que "ya se verá" porque ahora tienen que centrarse en el partido del martes, cuando llegará una nueva oportunidad en la que contarán con el apoyo des aficionados. "Con la Fonteta lo podemos conseguir", pronóstico.

"Siempre que pierdes es una oportunidad perdida, aunque ya veremos, vamos a por la siguiente, y el Madrid tenía muchas bajas pero los que han jugado lo han hecho de maravilla porque son muy buenos, un equipo enorme físicamente y muy fuerte", añadió.

Explicó que su equipo empezó el partido con una "clara" diferencia de "tono físico" favorable al Real Madrid "y eso hacía que no jugásemos del todo bien". A su juicio, la defensa de sus hombres no era mala pero su rival se mostraba "muy acertado" y empezó a ganar "la competición física" y a dominar claramente el rebote.

"No estábamos encontrándonos cómodos y nos costaba jugar con fluidez por su defensa física y eso nos ha ido condicionando. Cuando su tono ha bajado, porque hemos encontrado un poquito más de acierto, nos hemos puesto en el partido", continuó Ponsarnau.

Respecto a la segunda parte, explicó que la mentalidad de su equipo en el tercer cuarto fue "buena" pero no acertaron con sus lanzamientos y el Real Madrid siguió mandando bajo aros "y entre rebotes y tiros libres han dominado el cuarto y ha sido decisivo para el resultado final", ya que en los últimos diez minutos se puso en evidencia "la debilidad de la mente humana" y los jugadores se pusieron a pensar en el siguiente partido.

(c) Agencia EFE