Las acciones polémicas del Manchester City-Borussia Dortmund que podrían haber cambiado la eliminatoria

Quim Ferré
·2 min de lectura

El colegiado Ovidiu Hategan tuvo un partido con decisiones tan controvertidas como complicadas en el Etihad Stadium y eso que se trató de una contienda donde no pasaron demasiadas cosas. Una acción en cada área privó de un penalti a los locales y un gol a los visitantes.

El Manchester City se impuso (2-1) al Borussia Dortmund en la ida de los cuartos de final de Liga de Campeones en un envite donde aprovechó dos errores de los alemanes, uno de ellos rozando el tiempo de descuento poco después de que Marco Reus igualase el electrónico. Después de que Kevin De Bruyne inaugurase el electrónico, se produjeron dos acciones dudosas antes del descanso.

La primera vino tras la ejecución de un centro lateral donde Emre Can, que había cometido el fallo que originaba el primer tanto del encuentro, hace un gesto de espaldas en el área muy temerario. Hategan señaló penalti y, tras revisarlo, concluyó en no hacerlo y optar por un bote neutral. El contacto existe, pero la caída deja dudas porque el movimiento de Rodrigo Hernández no parece provocado por el mismo. De haber decidido que era pena máxima, los citizens podrían haberse puesto 2-0.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Todavía quedaría más. Unos minutos más tarde, un desplazamiento en largo de Raphaël Guerreiro a Jude Bellingham sería mal controlado por Éderson Moraes fuera del área. Con el balón en el aire, el inglés estira la pierna para llevárselo y lo consigue, anotando unos segundos después de que el colegiado pitase falta al no tener oposición. El del conjunto alemán se lleva el balón y, cuando ya lo tiene, es el cancerbero el que golpea en su planta del pie. La jugada también genera dudas sobre si es o no es plancha, pero como Hanegan pitó antes del gol, no se pudo revisar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con una decisión complicada para cada equipo, siendo la del gol anulado al Borussia Dortmund algo más peliaguda, el árbitro tuvo un protagonismo que rara vez es positivo para el mismo. Sin embargo, la eliminatoria queda muy abierta para la vuelta, algo sorprendente viendo el momento de los dos equipos y al tratarse de la menos igualada de las de cuartos de final sobre el papel. La próxima semana se sabrá si Pep Guardiola accede por primera vez a semifinales desde que llegó a la Premier League o si los de la Bundesliga alcanzan dicha ronda por quinta vez en su historia.