Adiós potencia, hola sabiduría: el comienzo de la transformación del Niño Torres

No es que esté lento. No quiere decir que ya no pueda competir de igual a igual. No representa que, cada tanto, pueda ganarle a un defensor en una carrera mano a mano. Pero, a los 33 años, Fernando Torres parece entenderlo mejor que nadie. Si no se transforna, si no empieza a percibir al juego de otra manera, el ritmo ultra vertiginoso del fútbol moderno podría terminar por tumbarlo. Pero la tendencia parece ir a su favor: el delantero de Atlético Madrid muestra una saludable transformación. 

Cuando tus compañeros de ataque van a tanta velocidad, hay dos opciones: una, seguirles el ritmo. Otra, resolverles situaciones a partir de resoluciones rápidas o con mucha imaginación. Parece claro que el Niño ya no está para acompañar los frenéticos movimientos de Antoine Griezmann o las largas corridas de Carrasco. Pero sí es capaz de entender sus galopes, de imaginar sus direcciones, de hacer cortinas para liberar espacios.

En la victoria de Atlético Madrid ante la Real Sociedad, Torres regaló algunas secuencias valiosas. Prefiere moverse entre los centrales, pero no teme a ir hacia los costados y participar un poco más del juego. La habilitación que le dio a Filipe Luis en el espectacular tanto del brasileño resume su conocimiento del juego. Da un pase de primera hacia adelante, perfecto para dejar a su compañero en la mejor posición posible. Algo parecido había hecho el fin de semana, en el triunfo contra Málaga, cuando dio otras dos habilitaciones, un poco queriendo y un poco no.

Fernando Torres

En esta temporada, Torres jugó de titular sólo nueve encuentros, marcó cinco goles y dio la misma cantidad de asistencias, tres de ellas en los últimos dos encuentros. La marca está a una de su mejor registro, cuando en la temporada 2012/13 dio seis habilitaciones con la camiseta del Chelsea. Si se comparan los números con la primera versión de Torres, mucho más goleadora y explosiva, la diferencia es abismal: en la campaña 2002/03 dio un pase, en la 2003/04, 2, lo mismo en la 2004/05.

Adiós a la potencia, hola a la sabiduría.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines