La afición de River Plate calienta gargantas con masivo "banderazo" en Lima

Hinchas del River de Argentina participan de un "Banderazo" en el distrito de Miraflores, hoy en Lima. EFE/Paolo Aguilar
Hinchas del River de Argentina participan de un "Banderazo" en el distrito de Miraflores, hoy en Lima. EFE/Paolo Aguilar

Lima, 22 nov (EFE).- Miles de seguidores del River Plate colapsaron este viernes el centro del distrito limeño de Miraflores con un masivo "banderazo" donde calentaron sus gargantas para la final de la Copa Libertadores del sábado frente al Flamengo.

Con banderas, pancartas y camisetas del equipo bonaerense, los 'millonarios' respondieron así al "banderazo" de los aficionados de Flamengo, que se desarrolló más temprano en el vecino distrito de Barranco.

Los argentinos llenaron el amplio Óvalo de Miraflores, la intersección de las dos principales avenidas de este distrito de clase pudiente y acomodada de la capital peruana, donde están hospedados la mayoría de los hinchas de ambos equipos, que por unos momentos pasó a ser una parte más del barrio bonaerense de Núñez.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Este "banderazo" organizado por la barra de hinchas peruanos que River tiene en Lima fue tan solo una pequeña demostración del aliento que los fieles seguidores de la 'La Banda' darán en el Estadio Monumental al equipo dirigido por Marcelo 'El Muñeco' Gallardo.

Los cánticos más escuchados en el Monumental de Buenos Aires comenzaron a sonar a media tarde y continuaron por las calles limeñas hasta bien entrada la noche, mientras el equipo argentino regresaba a su hotel de concentración tras haber realizado el reconocimiento de cancha en el escenario de la final.

En la concentración participaron seguidores de River llegados desde diversos puntos de Argentina, muchos de ellos en autobús en un trayecto de tres días desde Buenos Aires.

Otros llegaron en avión desde Santiago de Chile, a donde se trasladaron por carretera, pues ya tenían comprado así el viaje para presenciar la final en la capital chilena antes de que la sede del partido cambiara a Lima por la ola de protestas que continúa desde hace más de un mes en todo el país austral.

Esta final es la primera a partido único en las 60 ediciones de la Copa Libertadores y en ella River opta a ganar el quinto título de su historia, el segundo consecutivo y el tercero en apenas tres años, mientras que Flamengo aspira a obtener su segunda Copa tras alcanzar por primera vez la final en 38 años.

Otras historias