Agustín Casado: "Es imposible comparar a nadie con Raúl Entrerríos"

·6 min de lectura

Madrid, 11 ene (EFE).- Tras deslumbrar a toda Europa con los dieciséis goles que anotó en la pista del Magdeburgo alemán, Agustín Casado disputará su primer gran campeonato con la selección española en el Europeo de Hungría y Eslovaquia, un torneo en el que el central del BM. Logroño La Rioja tomará el relevo de Raúl Entrerríos en la dirección del equipo español.

"Es imposible comparar a nadie con Raúl, porque eso son palabras mayores, por lo que en ese sentido no tengo esa presión. La selección viene de conseguir muchos éxitos y ahora nos toca a nosotros tratar de que el equipo siga estando ahí arriba, pero sin compararme con nadie", señaló Casado en una entrevista concedida a la Agencia EFE.

Un Europeo que Casado, de 25 años, afrontará con la misma filosofía de trabajo y mejora constante que le ha llevado a la élite tras foguearse primero en la División de Plata y posteriormente en el Nava, antes de dar el salto al equipo riojano.

Pregunta.- ¿Qué significa para usted poder disputar un Europeo?

Respuesta.- Para mí significa muchísimo, desde que empecé a jugar al balonmano siempre soñé con poder llegar a lo máximo, con poder disputar este tipo de torneos y ahora con 25 años se me presenta la oportunidad.

P.- Usted ha pasado por la División de Plata. ¿Se valora más cuando cuesta más llegar a la selección?

R.- No sé si se valora más, porque al final cada uno tiene sus circunstancias. Unos llegan antes y otros después, pero lo importante es que trabajando, dando pequeños pasos hacia adelante se puede conseguir.

P.- Sin embargo, usted parecía destinado a una carrera meteórica tras fichar con tan sólo 18 años por el BM. Huesca para jugar en la Liga ASOBAL. ¿Por qué no funcionó aquello?

R.- Le estoy muy agradecido al Huesca porque con 18 años me dio la oportunidad de estar compitiendo con profesionales, pero a esa edad yo lo que quería era tener minutos. Quizá me faltó un poco de paciencia para seguir trabajando aunque no jugara mucho, entonces opté por bajar de categoría, dar un paso atrás e intentar seguir progresando a base de tener minutos en la División de Plata y así poco a poco he podido ir subiendo. Luego, cuando me he sentido capaz de aportar minutos de calidad a un nivel más alto, he dado el paso. Así llegué primero a Nava y luego a Logroño, que ha sido muy importante para mí, porque es donde creo que he explotado.

P.- Parece una decisión muy madura para un jugador tan joven

R.- Quizá en ese momento no lo pensé tanto, fue algo más intuitivo. Estaba más cómodo jugando más minutos aunque fuera en una categoría más abajo, no sé si fue madurez o falta de paciencia, pero lo puse todo en una balanza y al final me tiró más competir, jugar más minutos e intentar ir poco a poco. Es verdad que mirándolo ahora salió bien, pero no siempre sale bien. Fue una decisión muy difícil.

P.- ¿Pensó en algún momento que se había equivocado?

R.- Obviamente que ha habido momentos de duda, de preguntarme si había hecho lo correcto, pero en esos momentos me centraba en el día a día, en entrenar y cuando llegaban los partidos en competir al máximo posible, los máximos minutos posibles y al mejor nivel posible.

P.- Señalaba su fichaje por el BM. Logroño como un paso fundamental en su carrera. ¿Qué ha cambiado con su llegada a La Rioja?

R.- Cuando tomé la decisión de ir a Logroño sabía que era un sitio donde iba a mejorar e iba a aprender mucho, sobre todo, tácticamente. Miguel -el técnico Miguel Ángel Velasco- me ha ayudado mucho a entender mejor el juego, a saber en cada momento qué le viene bien al equipo y defensivamente también creo que he dado un paso adelante.

P.- Destaca su mejoría táctica, pero si por algo ha llamado la atención ha sido por los 16 goles que anotó ante el Magdeburgo en Alemania en la Liga Europea ¿Qué han significado ese partido para usted?

R.- Cuando haces buenos partidos ante grandes equipos te ayuda a ponerte en el escaparate, pero tampoco significa nada. Significa que estas trabajando bien, pero tienes que seguir trabajando, no se vive de un partido, ni de dos, vives de tu trabajo diario. Eso lo tengo muy claro.

P.- Y ahora el salto fuera de España. El próximo año jugará en el Meshkov Brest bielorruso. ¿Qué le ha llevado a tomar esa decisión?

R.- Ha sido otra decisión difícil porque estoy muy a gusto en Logroño. De hecho, mi primera opción era seguir, pero se me presentó la oportunidad de ir a un equipo que juega la Liga de Campeones y aunque impone cierto respeto son oportunidades que no sabes cuando las vas a volver a tener, así que decidí aceptarla con la aspiración de dar otro pasito hacia adelante

P.- ¿Se quiere poner a prueba?

R.- Sí, básicamente sí, quiero ver cómo compito con los mejores, saber si puedo competir a un buen nivel en la Liga de Campeones.

P.- ¿Cómo se definiría como central?

R.- Me considero un jugador de equipo. Lo primero es ordenar al equipo ver qué es necesario en cada momento para que el equipo juegue de manera dinámica y eficaz y luego intento también aportar a nivel individual generando esos desequilibrios que permiten lograr situaciones de superioridad.

P.- ¿Es eso lo que le pide Jordi Ribera en la selección?

R.- Nos pide que intentemos ser nosotros mismos, que juguemos con la misma confianza que lo hacemos en nuestros clubes y esa es un poco la clave, que intentemos aportar lo mismo que en nuestros clubes de forma natural, sin forzar nada.

P.- Debuta en un Europeo y además va a tomar el relevo en la dirección del equipo a toda una leyenda como Raúl Entrerríos. ¿Le añade eso más presión?

R.- Creo que es imposible comparar a nadie con Raúl, porque son palabras mayores, por lo que en ese sentido no tengo esa presión. La selección viene de conseguir muchos éxitos y ahora nos toca a nosotros tratar de ayudar a que el equipo siga estando ahí arriba, pero sin compararme con nadie. Yo individualmente no me comparo con nadie, pero ni con Raúl, ni con nadie, yo intento trabajar para mejorar cada día.

P.- La selección afronta el Europeo con muchas caras nuevas. Dentro del equipo se ve este torneo como una etapa de aprendizaje o se imponen la obligación de volver a subir al podio.

R.- Veo al equipo con muchas ganas de hacer un buen papel, luego el campeonato nos marcarán hasta donde podemos llegar, pero el equipo tiene la mentalidad de darlo todo, de dejarse el alma. Sin ponernos ninguna presión, pero tampoco sin renunciar a nada

P.- ¿Con qué sueña Agustín Casado en este Europeo?

R.- Después de los resultados que ha tenido la selección en los últimos años, peleando siempre por la medallas, sueñas con esa posibilidad, tienes la ilusión de verte el día veintipico luchando por las medallas, pero eso sólo es posible trabajando mucho y luchando cada partido como si fuera el último.

Javier Villanueva

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente