Alan Varela representa el futuro del mediocampo de Boca Juniors

José David López Orozco
·3 min de lectura

Una de las joyas con las que cuenta Boca es sin duda alguna Alan Varela, jugador que ha venido pidiendo una oportunidad en el primer equipo, y a quien la hinchada ha pedido tras el bajo rendimiento de Jorman Campuzano.

El juvenil argentino, de 19 años de edad, llegó en el 2012, proveniente de la filial del Barcelona que se encontraba en Argentina. Varela debutó en el 2020 con el primer equipo: "Jugar en Boca es un sueño, algo que siempre espere, la ayuda de mi familia, de mi mujer y mis compañeros fue fundamental para llegar. Todos los técnicos que tuve en mi camino me ayudaron a llegar", comentó el juvenil, tras su debut.

Alan Varela volvió a tener una oportunidad de ser titular con la azul y oro, y que mejor escenario que en la Copa Libertadores,. Ayer, el jugador le respondió a Miguel Russo con un partidazo en la victoria de 1-0 ante The Strongest de Bolivia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Varela fue uno de los mejores jugadores en este partido, manejando el mediocampo como si ya tuviera un recorrido en el fútbol pues sus pases eran con una precisión para destacar.

El juvenil, quien también tuvo participación el pasado fin de semana en la victoria ante Atlético Tucumán, ha expresado lo qué representa para él estar en el xeneize: "Soñaba con debutar en Boca. Llevo 13 partidos en Primera y voy por más. A mi hija no la busqué pero me cambió la vida su llegada. Cuando me enteré del embarazo pensé en dejar el fútbol para dedicarme a mi ella. Por suerte, gracias a mi familia, pude seguir jugando.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pese a las bajas de jugadores y al problema que representa jugar en la altura de La paz; la dirigencia y la hinchada tienen que valorar mucho esta victoria que les dieron los juveniles. Los dirigentes tienen que darse cuenta que la verdadera calidad está en las inferiores del club, los pibes luchan a diario por una oportunidad, la llegada de extranjeros les quitan esas oportunidades, a tal modo que algunos terminan saliendo de Boca y triunfando en otros clubes.

El futuro de Boca Juniors se encuentra en los juveniles, y Alan Varela es un claro ejemplo de ello. Seguramente para el próximo semestre la dirigencia traerá nuevos jugadores, y todos estos pibes de las inferiores esperan que esto no represente un obstáculo y que mas bien represente una competencia interna en donde los mejores puedan jugar. Por ahora, la hinchada se quedará tranquila por lo mostrado en este último partido, deseando que varios de los juveniles vuelvan a tener una oportunidad.

El gran futuro del mediocampo del xeneize está en Alan Varela, y seguramente si sigue mostrando ese gran nivel; con el tiempo se consagrará en el primer equipo.