El hombre que inspiró dos canciones y un pleito entre Alejandra Guzmán y Paulina Rubio

Foto: Gladys Vega/Getty Images
Foto: Gladys Vega/Getty Images

“Hey güera, como te vuelva a ver de mariposa rondándolo, ni te le acerques porque voy y te armo un escándalo”, interpretaba Alejandra Guzmán en 1991. Al año siguiente, sonaba en la radio “Mío, ese hombre es mío. Ni te le acerques, es mío”, en voz de Paulina Rubio. Al juntar ambas canciones, pareciera una la respuesta de la otra… y parece que era cierto.

Durante años, se habló del duelo entre ambas intérpretes, el cual se reflejó en estos temas. Se referían a Erik Rubín, cuyo amor se disputaban. Y en una reciente presentación en vivo, la Guzmán cantó el tema y le agregó la palabra ‘Paulina’.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Como puede verse en el video, la Guzmán imitó en el escenario la forma de hablar de Paulina, lo cual de alguna forma, respaldaría la versión de que el tema era para ella.

El origen del pleito

Las diferencias entre Alejandra y Paulina comenzaron desde muy niñas. En los foros de Televisa, Rubio comenzaba su carrera como integrante del grupo Timbiriche, mientras que la Guzmán acompañaba a su madre, la actriz Silvia Pinal, a las grabaciones de sus telenovelas.

Ahí fue cuando Alejandra conoció a Rubín. “A Erik le daba yo besitos. Pero es que no teníamos mucho qué hacer, la verdad. Me acuerdo que llegó Paulina y me dijo ‘¿Y tú quién eres?’. Y yo ‘Soy hija de Silvia Pinal’. Me respondió ‘Yo soy hija de Susana Dosamantes’ y le dije ‘Pues yo también soy hija de Enrique Guzmán’. Y ahí me la acabé”, declaró.

También te puede interesar: Alejandra Guzmán contesta a quienes critican su rostro

Y aunque reconoció que siguen siendo amigas, en su momento la manzana de la discordia fue Erik Rubín. De hecho, en los años noventa, el cantante mantuvo un romance con Alejandra y después la terminó para iniciar una relación con Paulina. Declarada la rivalidad, ¿por qué no hacerlo con música?

El primer golpe vino de la Guzmán, con el tema ‘Hey güera’, de su cuarto álbum ‘Flor de papel’ de 1991. “Hey güera, ni te acerques porque te corto el pelo en un dos por tres. Despierta, nunca permitiré que vengas acá a robármelo”, decía la letra.

Al año siguiente, Paulina Rubio anunció su salida de Timbiriche y el inicio de una carrera como solista. Lanzó entonces el disco ‘La chica dorada’ y el primer tema que llevó a la radio fue ‘Mío’, su aparente respuesta a Alejandra. “Soy una leona en celo dispuesta a luchar con tal de defender lo que quiero, morir o matar”, cantaba.

También te puede interesar: Frida Sofía contra el clan Guzmán

Lo que declararon

En su momento, cuando se rumoraba sobre la dedicatoria de ambas canciones, las intérpretes dieron sus respectivas versiones. “Me la escribió mi productor porque sabía que yo andaba con Erik y entonces ella me lo bajó”, comentó Alejandra, mientras que Paulina declaró: “Alejandra me cae bien. Pero en la guerra y en el amor todo se vale”.

Pero, a todo esto, ¿qué dice Erik Rubín? “Está padre. Me remonta a buenos tiempos. Hoy en día, todos somos amigos y fueron momentos de juventud, de probar. Respeto y amo a mi mujer y en su momento las quise muchísimo a las dos”, comentó el cantante en 2013.

Efectivamente, entre la Guzmán y ‘La chica dorada’ hubo un enfrentamiento por el amor de un hombre. Y las canciones que ambas se dedicaron quedarán para siempre en nuestra memoria. Curiosamente, quien se ha de reír de todo esto es Andrea Legarreta, que terminó siendo la esposa de Erik Rubín y madre de sus dos hijas.

@braham_MV

Otras historias