Alemania, satisfecha por acoger los Juegos Invictus de 2022

EFE/EPA/HAYOUNG JEON/Archivo
EFE/EPA/HAYOUNG JEON/Archivo

Berlín, 16 ene (EFE).- La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, expresó hoy su satisfacción por la elección de Düsseldorf como sede de los Juegos Invictus de 2022 para soldados en activo y veteranos con discapacidades y subrayó la importancia de la rehabilitación por encima del rendimiento deportivo.

"Este es un momento único. Los Juegos Invictus son más que una competición deportiva", dijo la ministra al referirse al nombramiento oficial ayer de Düsseldorf como sede de este evento deportivo creada por Enrique, duque de Sussex.

Subrayó que "no es el rendimiento deportivo el que cuenta, sino la fuerza para la rehabilitación de cada uno que da el vínculo de los atletas, de sus familias y amigos y del público".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"El reconocimiento de los logros de nuestros soldados por parte del público general me parece muy importante", tanto más en lo que respecta a los soldados heridos y con una invalidez, "que han hecho un gran sacrificio por la seguridad de nuestro país", dijo.

Por su parte, el alcalde de Düsseldorf, Thomas Geisel, declaró que su cuidad está "orgullosa" de haber sido escogida como sede de los Juegos Invictus de 2022, para la que el Ministerio de Defensa presentó su candidatura en septiembre de 2019.

Düsseldorf, capital del estado federado de Renania del Norte-Westfalia (oeste), "se alegra de recibir a los soldados de todo el mundo" y "con su público aficionado al deporte y su experiencia en la organización de grandes eventos deportivos hará de los Juegos Invictus de 2022 un acontecimiento excepcional, con mucho corazón y emociones", prometió.

Con la celebración de una competición deportiva internacional para soldados en activo y veteranos heridos, lesionados y enfermos, la Fundación de los Juegos Invictus, fundada en 2014 por el duque de Sussex, tiene como objetivo lograr un reconocimiento más amplio y un mayor respeto para aquellos que sirven a su país.

Desde su creación, los Juegos Invictus ya han celebrado cuatro ediciones, con un creciente éxito y reconocimiento público.

La última edición, celebrada en Sídney en 2018, contó con más de 500 participantes de 18 países que compitieron en doce disciplinas y con más de 100.000 espectadores, entre ellos jefes de Estado, miembros del Gobierno y otros representantes de alto rango de las naciones participantes.

La quinta edición de los Juegos se celebra este mayo en La Haya y por el momento el número de países inscritos asciende ya a veinte.

Otras historias