Alexander Zverev aún no se ha enterado en qué reside la grandeza del "Big 3"

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Alexander Zverev
    Alexander Zverev
    Tenista profesional alemán
  • Daniil Medvédev
    Daniil Medvédev
    Tenista profesional ruso
  • Novak Djokovic
    Novak Djokovic
    Tenista profesional serbio
TURIN, ITALY - NOVEMBER 21: Alexander Zverev of Germany holds the trophy after winning the Men's Single's Final between Alexander Zverev of Germany and Daniil Medvedev of Russia during Day Eight of the Nitto ATP World Tour Finals at Pala Alpitour on November 21, 2021 in Turin, Italy. (Photo by Giampiero Sposito/Getty Images)
Photo by Giampiero Sposito/Getty Images

Al parecer, y según sus propias declaraciones, Alexander Zverev considera que Daniil Medvedev, Novak Djokovic y él forman el "nuevo Big 3" del tenis actual. Va a tener que explicárselo a Stefanos Tsitsipas, que hace poco se autoproclamó parte de ese "Big 3" quitando de ahí a Djokovic por una cuestión generacional. Los dos ignoran que parte de la grandeza de los tres dominadores de los últimos quince años en el tenis mundial -Djokovic, Federer, Nadal- es precisamente que ninguno ha salido a la prensa a decir que forman un grupo aparte, que son diferentes del resto. Ser parte de un "Big 3" es algo que te ganas en la pista, no algo de lo que alardeas en la prensa.

Aparte, ni Zverev ahora ni Tsitsipas antes han entendido en qué consiste la verdadera singularidad del serbio, el español y el suizo. El asunto no es ser el número tres del mundo durante seis meses o un año o incluso dos. El asunto no es que los tres primeros tenistas del ranking se repitan durante, digamos, dos temporadas. Eso ha pasado mil veces en la historia del tenis y no necesariamente con dominadores. Si uno quiere compararse con Michael Jordan no basta con meter la canasta decisiva en dos partidos seguidos: necesita ganar seis anillos, comerse a la generación anterior, resistir ante la siguiente, prolongar su dominio durante ocho años y así sucesivamente.

Djokovic, Medvedev y Zverev puede que estén un punto por encima de sus rivales ahora mismo. Lo han estado durante casi todo el año, eso es cierto... pero para compararse con el "Big 3", eso no basta. Es un poco de flipado cuando aún no has ganado ni un solo torneo del Grand Slam compararte con tres tíos que han ganado veinte cada uno y que suman casi novecientas semanas en el número uno durante dieciocho años casi ininterrumpidos. Desde que Roger Federer llegara a lo alto de la ATP en febrero de 2004, solo Andy Murray consiguió en 2016 -y le costó una lesión de por vida- colarse en el reparto.

Zverev no es Djokovic ni es Nadal ni es Federer. Eso es obvio. Tampoco es Murray. Es el número tres del mundo en un tiempo en el que el nivel de la ATP es más bien bajo, por decirlo de alguna manera. Si lo que quiere decir es algo tan sencillo como eso: ahora mismo, somos los tres mejores, no hacía falta más que enseñar el ránking. Si lo que quiere decir es "vamos a dominar el circuito durante años" no sabe de lo que está hablando. Primero, porque Djokovic tiene 34 años; segundo, porque ni Medvedev ni él han demostrado hasta ahora ese dominio del que presume el alemán.

LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 08: (L-R) Alexander Zverev of Germany, Stefanos Tsitsipas of Greece, Daniil Medvedev of Russia and Rafael Nadal of Spain speak to the media during previews for the Nitto ATP Finals at The O2 Arena on November 08, 2019 in London, England. (Photo by Clive Brunskill/Getty Images)
Tsitsipas asegura que el siguiente "Big 3" lo formarán Medvedev, Zverev y él, lo que, obviamente, deja fuera a Rafa Nadal. Aquí, los cuatro, en rueda de prensa durante las ATP Finals de 2019. (Photo by Clive Brunskill/Getty Images)

Ambos son enormes jugadores, desde luego. Medvedev va a cumplir 26 años en un par de meses y Zverev cumplirá 25 en abril. A esa edad, los grandes de la historia -y no me refiero a las leyendas, solo a los campeones dignos de ese estatus- ya habían ganado de todo. Entre el ruso y el alemán suman un torneo del Grand Slam. Pensar que a partir de ahora van a arrasar con todo y se van a tirar cientos de semanas en el número uno es, de entrada, matemáticamente imposible. Es que ni les da tiempo.

Además, no va a suceder. Medvedev puede que gane algún torneo más en pista dura. Si Nadal deja libre Roland Garros, Zverev puede ser uno de los candidatos a sucederle... y, por supuesto, siempre tendrá el US Open, donde tan bien rinde. Ahora bien, si entre los dos ganaran al final de su carrera diez grandes ya sería un exitazo. Incluso seis estaría muy bien: los que ganaron entre Stan Wawrinka y Andy Murray. Es muy posible que los dos lleguen en algún momento al número uno, pero, ¿cuánto tiempo se mantendrá ahí? Me extrañaría que ninguno superara las cien semanas, lo que, por otro lado, es una barbaridad: al fin y al cabo, solo nueve tenistas lo han conseguido hasta ahora.

Así pues, ¿qué quiere decir Zverev cuando dice que forma parte de un Big 3? Pues nadie lo sabe. Esas son etiquetas que da el tiempo. Puede que, en algún momento, Borg, Connors y McEnroe fueran una especie de "Big 3", con Lendl, en aquellos primeros ochenta, haciendo de Andy Murray. Ahora bien, y con todo el respeto del mundo, Hewitt, Kuerten y Safin no fueron ningún "Big 3". Fueron, simplemente, los mejores, de manera puntual, durante dos o tres años, en competencia fiera con tantos otros como Moyà, Ferrero, Agassi, Ríos, Kafelnikov, etc.

Lo normal es que el futuro del tenis vaya por ahí: sí, veremos a Zverev y a Medvedev ganar cosas, pero también veremos a mucha otra gente como Alcaraz, Sinner, Berrettini o Tsitsipas disputarles el dominio y a menudo con éxito. A estos habrá que sumar todos los chavales que aún no conocemos y que se están curtiendo en categorías junior... más los que puedan juntar dos semanas sensacionales y ganar algún torneo. ¿Quién descarta que un talento como Felix Auger-Aliassime no acabe rompiendo y completando al menos un año perfecto?

Hace mal Zverev en colocarse el listón tan alto. Primero, porque es un pecado de soberbia como un libro. Segundo, porque es un listón que no va a poder saltar. Es curioso, además, que, de los tres, lo diga justamente el tercero en cuestión, pero, en fin. Zverev, prodigioso tenista, nunca ha demostrado tener muchas luces. Pasarán años y años hasta que veamos algo parecido a lo de este "Big 3". No digo igual porque no va a volver a suceder que tres contemporáneos ganen sesenta grandes, digo parecido. Y cuando lo veamos, Zverev no estará en la terna, se lo aseguro.

Vídeo | Ejecuta un saque tan extraño como único en el mundo del tenis

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente