El relato de Alfonso Reyes de su lucha contra el coronavirus

Yahoo Deportes

El exjugador de baloncesto Alfonso Reyes se encuentra actualmente ingresado en el Hospital Puerta del Hierro de Madrid por coronavirus después de haber pasado varios días confinado en su casa por culpa de la enfermedad.

El exjugador de baloncesto Alfonso Reyes en una imagen del pasado mes de diciembre. (Foto: Borja B. Hojas / Getty Images).
El exjugador de baloncesto Alfonso Reyes en una imagen del pasado mes de diciembre. (Foto: Borja B. Hojas / Getty Images).

El hermano de Felipe Reyes y actual presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) está relatando a través de su cuenta de Twitter su lucha contra el covid-19 o “el bicho”, como él mismo lo llama. Y es que pese a los momentos complicados que está sufriendo no ha perdido el sentido del humor. Fue el pasado 14 de marzo cuando anunció que se había contagiado y apelaba a la fuerza de sus anticuerpos “caneneros y cordobeses” para derrotar al virus.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Durante los primeros días, el que fuera jugador del Estudiantes, Unicaja de Málaga o Real Madrid, entre otros equipos, estuvo confinado en su casa compartiendo con sus seguidores la evolución de la enfermedad y relatando los síntomas que tenía (fiebre, tos o malestar de cabeza y espalda) y los cuidados de su mujer. También quiso agradecer desde un primer momento los mensajes de apoyo que estaba recibiendo y que le servían, según él mismo, “de mucha ayuda”.

También quiso enviar un mensaje de tranquilidad a todo el mundo y aconsejar a otras personas que pasaran por su misma situación. También llamaba “irresponsables” a aquellos que se saltan la cuarentena.

Reyes es hijo de militar (de artillero, concretamente) y un gran aficionado a los libros de historia, como deja claro en muchos de los tuits que está compartiendo estos últimos días. Además, se está tomando la lucha contra el coronavirus como una auténtica batalla.

Tras unos días en los que parecía que seguía una evolución favorable, el 18 de marzo contó que se encontraba algo peor y tuvo que acudir por primera vez al Hospital Puerta del Hierro. No le hicieron las pruebas porque estaban reservadas para grupos de riesgo y enfermos de neumonía, pero por sus síntomas consideraron que estaba contagiado. Comprobaron también que sus pulmones se encontraban perfectamente, por lo que regresó al aislamiento en su domicilio.

Las jornadas siguientes se mostraba optimista, pero pronto revelaba que los síntomas habían vuelto con fuerza y se vio obligado a acudir de nuevo al hospital.

“Al final me ingresan. La placa ha salido algo peor que el otro día y han decidido que me quede”, escribía la noche del pasado 21 de marzo. Tuvo que esperar hasta las cuatro de la madrugada para que le asignaran una cama y necesitó de oxígeno en varias ocasiones. La primera prueba le dio un falto negativo y hasta 72 horas después no pueden hacerle la siguiente, aunque ya se encuentra en una habitación del centro hospitalario.

Durante su ingreso no ha perdido el sentido del humor e hizo una curiosa petición tras su primera noche. “Sugerencia para los hospitales para próximo ingreso: Algún pijama 3XL para no parecer Cantinflas”, escribió en Twitter. Y es que el exbaloncestista mide 2,02.

En sus últimos tuits ha explicado que se encuentra bien y ha insistido en dar las gracias por las numerosas muestras de apoyo que está recibiendo durante su lucha contra el coronavirus. También él mismo quiso dar un aplauso a “todos los que hacen posible que sigamos en pie”.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias