La reflexión de la tenista española Aliona Bolsova denunciando el machismo que ha sufrido por su imagen

Yahoo Deportes

Aliona Bolsova esperaba dar un salto de nivel esta temporada tras alcanzar la cuarta ronda de Roland Garros en 2019, pero la pandemia del coronavirus trastocó sus planes. El circuito de la WTA no volverá hasta el próximo mes de agosto y, mientras, la tenista española de origen moldavo continúa con sus entrenamientos.

Sin embargo, en un parón que dura ya más de tres meses hay mucho tiempo para pensar y la jugadora de 22 años ha querido compartir una profunda e interesante reflexión con sus seguidores en las redes sociales acerca de su aspecto, de los prejuicios de la gente y del machismo.

Aliona Bolsova defendiendo a España en la eliminatoria de la Copa Federación ante Japón disputada el mes de febrero en Cartagena. (Foto: Quality Sport Images / Getty Images).
Aliona Bolsova defendiendo a España en la eliminatoria de la Copa Federación ante Japón disputada el mes de febrero en Cartagena. (Foto: Quality Sport Images / Getty Images).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“Hace tiempo que quiero poner en orden ciertas experiencias que me han sucedido durante los últimos años. Me he dado cuenta de que todas las actitudes que tenemos naturalizadas son las que con más ímpetu tenemos que cuestionar. Y que, ahí donde parece que no hay machismo, lo hay. Concretando un poco quiero explicar lo que viví con mi cambio de look”, comienza diciendo en un mensaje que ha publicado en sus cuentas de Twitter e Instagram. “Parece mentira que una acción a primera vista tan banal me haya hecho cuestionarme ciertas cosas. La mayor cuestión fue la feminidad y la masculinidad. ¿Qué mierda es eso?”.

La tenista cuenta que, cuando se dejó el pelo corto y cambió su forma de vestir escogiendo ropa con la que se sintiera más cómoda, “la gente de mi alrededor empezó a preguntar a mis amigos si me había vuelto bisexual u homosexual, que si mi mejor amiga de toda la vida era mi novia”. Critica que por este tipo de cuestiones se clasifique o se pongan etiquetas a la gente.

Del mismo modo, ahora está recibiendo comentarios distintos al dejarse el pelo largo. “Me encuentro con hombres que me dicen ‘ahora estás más guapa’, ‘te queda mucho mejor’. Pero, ¿y a mí que me importa que esté más guapa? Es que todo, absolutamente todo, lo que hacemos las mujeres tiene que estar predestinado a estar más bellas”, asegura.

Critica que no sucede lo mismo con los hombres y que entre las mujeres hay miedo y vergüenza a verse feas. “No es justo que las mujeres siempre tengamos que estar aceptables de cara al público. Que siempre tengamos que gustar a los demás. Yo puedo vestir como un chico y no por eso soy menos mujer”, asevera.

La joven concluye su reflexión asegurando que en la época actual los conceptos de feminidad y masculinidad se mezclan y que no existe ni una cosa ni la otra. “Las etiquetas se vuelven innecesarias e inútiles”, afirma.

Bolsova es hija de dos atletas moldavos que llegaron a participar en los Juegos Olímpicos de Barcelona y nació en Chisináu, aunque desde los tres años reside en la localidad gerundense de Palafrugell y comenzó a representar a España en 2013. Estuvo a punto de abandonar el tenis a los 17 años por una lesión en el pie e inició la carrera de Historia, Geografía e Historia del Arte, que actualmente sigue compaginándola con el deporte.

Bolsova celebra su victoria ante la rusa Ekaterina Alexandrova en la tercera ronda de la edición de Roland Garros de 2019. (Foto: Clive Mason / Getty Images).
Bolsova celebra su victoria ante la rusa Ekaterina Alexandrova en la tercera ronda de la edición de Roland Garros de 2019. (Foto: Clive Mason / Getty Images).

En el circuito ITF ha ganado seis títulos individuales y su mayor éxito fue alcanzar los octavos de final de Roland Garros el año pasado, lo que le permitió además conseguir su mejor puesto en el ranking de la WTA, el 88. Actualmente es la 102 del mundo.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias