Los All Blacks consiguieron un triunfo agónico sobre Australia

·2 min de lectura

Nueva Zelanda consiguió una victoria agónica por 39-37 en un final dramático en el clásico contra Australia para dar un paso fundamental en su búsqueda de conseguir el título del Rugby Championship.

Los All Blacks lideraban por 18 puntos (31-13) en un Marvel Stadium repleto después de una hora transcurrida en el encuentro, que también sirvió para dirimir la Bledisloe Cup, pero se durmieron en los laureles y los Wallabies remontaron para ponerse 37-34 sobre el final del tiempo regular.

Sin embargo, Beauden Barrett coronó una contienda realmente notable al anotar en la esquina con casi 81 minutos en el reloj para romper los corazones de los australianos, luego de una decisión controvertida que vio a los anfitriones penalizados por perder el tiempo.

Los All Blacks comenzaron ganando con un try de Samisoni Taukei'aho y un penal de Richie Mo'unga, y el primer tiempo terminó empatado 10-10 porque Bernard Foley también anotó un penal y Rob Valetini aportó un try a los 26'.

Taukei'aho y Mo'unga aparecieron nuevamente junto a Will Jordan en el comienzo de la segunda mitad para recuperar la ventaja visitante en Melbourne, Andrew Kellaway consiguió dos tries para descontar en favor de los dueños de casa, y Mo'unga convirtió un penal para darle aire a los neozelandeses. Un try de Peter Samu y un penal de Nic White pusieron a Australia por delante antes del cierre del encuentro, que vio festejar a los All Blacks de la mano de Barrett.

Nueva Zelanda ganó 17 de sus últimos 21 tests contra Australia, incluidos cuatro seguidos, y está cinco puntos por delante de Argentina y Sudáfrica, que se enfrentarán el sábado.

Foto: Getty Images