Los All Blacks tienen todo preparado para evitar un comienzo opaco e inédito

·2 min de lectura

Nueva Zelanda ya tiene su XV confirmado para cumplir con su urgencia en el Rugby Championship 2022, luego de haber comenzado su recorrido con una caída 26-10 frente a Sudáfrica, en el Estadio Mbombela.

Y le resulta una obligación hacerse con la victoria, ya que le permitiría enderezar su rumbo en el certamen y, además, le evitaría un segundo inicio de campaña en la competición, o por el Tres Naciones, con derrotas consecutivas.

La primera vez que le ocurrió esto a los All Blacks fue en 1998 y, justamente, en el último torneo mencionado. En ese momento, padecieron resultados adversos en los cuatro juegos, de acuerdo a los datos provistos por la agencia Opta.

Entre la necesidad actual y el empuje de la historia, Ian Foster sabe que los oceánicos deben recomponerse de inmediato. Por esta razón, el entrenador metió mano en el equipo y realizó cuatro modificaciones en la alineación titular.

Respecto al debut, Beauden Barrett caerá al banco de suplentes, pese a estar habilitado para jugar tras una fuerte colisión. En tanto, Richie Mo'unga pasará a ser el medio apertura y será el encargado de darle creatividad al conjunto, este sábado, en el Estadio Ellis Park.

Los demás cambios de Nueva Zelanda estarán en la línea ofensiva, con el ingreso de los pilares Ethan de Groot y Tyrel Lomax, así como el ala Shannon Frizell.

A la demanda del triunfo, los neozelandeses le suman el peso de su negativo presente. De las últimas seis pruebas, perdieron cinco, incluidas las tres recientes en fila. En un lapso de 70 años, sólo acumularon más de tres caídas en una sola ocasión, con cinco, entre julio y agosto de 1998.

Frente a esta complicada realidad, surgieron especulaciones, en torno a Foster, sobre un posible fin de ciclo, tras tres años al mando, en caso de una derrota en Johannesburgo. Sin embargo, se mantiene optimista.

"La creencia y la confianza siguen siendo altas en nuestro grupo, que está trabajando increíblemente duro esta semana", dijo el headcoach, en rueda de prensa.

"Jugar en Ellis Park siempre es una ocasión especial para cualquier equipo All Black, y este fin de semana no será diferente. Además de eso, la Freedom Cup está en juego, lo que hace que este sea un desafío que todos esperan", cerró.

Foto: Getty Images