Los All Blacks, con sensaciones encontradas antes de medirse con Australia

·2 min de lectura

Los All Blacks afrontarán dos compromisos especiales en el lapso de nueve días, en los que tendrán la posibilidad de sumar dos trofeos a sus vitrinas. El par de partidos frente a Australia, este jueves 15 y el sábado 24, no sólo marcarán el final del Rugby Championship, sino que además pondrán en juego la histórica Bledisloe Cup.

En la competición que reúne a las cuatro potencias del Hemisferio Sur, el seleccionado neozelandés lidera de manera estrecha, con 10 puntos. Los otros tres protagonistas tienen 9, en un torneo que se presenta reñido como nunca antes y en el que todos se reparten dos victorias y dos derrotas.

En cuanto al duelo entre equipos oceánicos, el cual se disputa desde 1932 y vio ganar a los de negro en 49 oportunidades -frente a 12 de los Wallabies-, los dirigidos por Ian Foster buscarán alzar el trofeo por 20ª edición consecutiva.

El primer juego se disputará en Melbourne y, el siguiente, en Auckland, para completar una serie a la que los All Blacks llegan con sensaciones encontradas. ¿Por qué? Por un historial más que favorable ante los australianos aunque con un intermitente 2022.

En este sentido, tal como detalla la agencia Opta, Nueva Zelanda ganó 16 de sus últimos 20 partidos contra los Wallabies (1 empate y 3 derrotas restantes). Sus 16 victorias en ese tiempo han llegado por un margen promedio de 24 puntos por juego.

Sin embargo, la temporada no se presenta fácil para los All Blacks, ya que ha perdido cuatro de sus siete compromisos en 2022; la última vez que perdieron más veces en un año calendario fue en 1998, cuando perdieron cinco. Igualmente, fue en 1949 su peor registro de 6 caídas.

En este sentido, Will Jordan, back neozelandés, comentó con ambición sobre el trofeo en disputa: "Sabemos que tenemos que salir y ganarlo nuevamente este año".

Foto: Getty Images