Almuerzos gratis "hechos con amor" y los gestos de solidaridad más conmovedores en tiempos de pandemia

Yahoo Noticias

En la medida que la pandemia ha ido alterando el curso de la vida de millones de personas, muchas han ido mostrando su mejor faceta: la solidaridad humana, un antídoto infalible en tiempos de crisis, que alivia los largos períodos de aislamiento social y ofrece una mano amiga a los más vulnerables y necesitados como enfermos, personas sin hogar, ancianos y hasta al personal médico que se ha visto agobiado por el intenso trabajo de salvar vidas.

También la solidaridad se extiende hacia hospitales. El Centro Médico St. Jude en Fullerton, California, espera la ayuda de residentes y empresas que pueden donar suministros adicionales de máscaras quirúrgicas y guantes, gafas, protectores faciales y toallitas desinfectantes. (Foto de Paul Bersebach / MediaNews Group / Orange County Registrarse a través de Getty Images)
También la solidaridad se extiende hacia hospitales. El Centro Médico St. Jude en Fullerton, California, espera la ayuda de residentes y empresas que pueden donar suministros adicionales de máscaras quirúrgicas y guantes, gafas, protectores faciales y toallitas desinfectantes. (Foto de Paul Bersebach / MediaNews Group / Orange County Registrarse a través de Getty Images)

Tal es el caso de una misteriosa residente que deja todos los días, a las 11:00 am, varias bolsas con comida en una concurrida rotonda de Severna Park, en Maryland, para "cualquiera que lo necesite".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El mensaje que portan los alimentos dice: "Para cualquiera que lo necesite: le dejaré algunos almuerzos saludables en esta mesa si tiene hambre y necesita comer. Hecho con amor por una madre del vecindario en un lugar limpio y cocina desinfectada. Dejaré esta mesa abierta de 11 am a 1:30 pm".

Según dijo Kimberly Gussow, una madre y residente local, a ABC New, una bolsa que tomó para su hijo de 7 años contenía un sándwich de jamón, bocadillos de frutas, una naranja y una manzana.

"Esto me hace abrazar aún más a mi comunidad. Estoy orgullosa de vivir aquí", aseguró Gussow, quien actualmente trabaja desde casa. "Es genial mostrarles a nuestros hijos que hay algo bueno en nuestro mundo. No se trata solo de nosotros, también tiene que ver con los demás".

También en otra comunidad, de Chicago, un vecindario tomó la iniciativa de convertir sus pequeñas bibliotecas gratuitas en despensas de alimentos gratis donde los vecinos dejan lo esencial para compartir entre todos.

Lo que antes servía para intercambiar libros ahora se usa para compartir alimentos enlatados u otros productos de primera necesidad como papel higiénico.

"Para ayudar a nuestros vecinos afectados por la crisis de COVID-19, esta pequeña biblioteca gratuita se convierte en una pequeña despensa libre", dice el letrero. "Tome lo que necesita y, si puede, ¡done lo que pueda!".

Estaciones portátiles de lavado de manos para las personas sin hogar

Aunque es la norma de higiene más elemental, hay muchas personas sin hogar que no tienen acceso a un simple lavamanos. Terence Lester, residente en Atlanta, lo sabe muy bien, por lo que decidió ayudar a esa población marginada de su ciudad con estaciones portátiles, que ha ido colocando en toda la región.

"Mientras el mundo habla de desinfectar y lavarse las manos, sabía que había una comunidad entera de personas sin hogar que no podían hacer ninguna de esas cosas", dijo Lester a "Good Morning America".

Lester es el cofundador de Love Beyond Walls , una organización sin fines de lucro que aboga por las personas sin hogar. Con la ayuda de voluntarios de la organización, ya se han instalado más de una docena de lavamanos portátiles en todo Atlanta.

"Ahora se necesita más que nunca. Si las bibliotecas, los restaurantes y otros espacios públicos están todos cerrados, ¿cómo podrían las personas que viven en las calles tener acceso al agua?" preguntó. "Forman parte de la comunidad, tengan o no un hogar", abundó Lester.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las personas que duermen al aire libre o en lugares no destinados a la población humana pueden tener un mayor riesgo de infección de COVID-19.

Cada estación de lavado de manos está llena de jabón y contiene entre 5 y 10 galones de agua. Los voluntarios de Lester y Love Beyond Walls limpian y rellenan cada unidad todos los días.

Lester comprende los desafíos de tratar de mantenerse a salvo en las calles, ya que él mismo estuvo sin hogar.

"Cuando tenía 16 años, me quedé en parques y edificios abandonados por más de medio año", dijo al programa Good Morning America, de la cadena ABC. "Hacer una campaña como esta ayuda a educar a las personas sobre la invisibilidad de una comunidad de personas que se pasa por alto".

Ahora Nueva York; Austin (Texas) y Oakland (California) se encuentran entre las ciudades que también se unirán a esta iniciativa y proporcionar fregaderos portátiles para personas sin hogar.

"Reconocer a las personas sin hogar como 'personas' y no como 'problemas' es importante", dijo Lester. "Espero que esto nos lleve a pensar en cómo podemos abordar adecuadamente este problema a nivel nacional".

Bajo esa misma filosofía, también Shirley Raines, residente en Los Ángeles, California, ha salido a entregar comida y suplementos vitamínicos a personas sin hogar del barrio Skid Row.

Para ella este es uno de los grupos más vulnerables que necesitan más atención, por lo que salió a entregarles hamburguesas, gel antibacterial para manos y vitamina C.

Tonka, el gran danés que alegra a los residentes de hogares de ancianos en Texas

Los hogares de ancianos han sido duramente golpeados por esta virus. Sus residentes han tenido que ser aislados de todo contacto social, incluida la familia.

La severidad de la medida no ha impedido que desde las ventanas puedan recibir el cariño y la alegría que tanto necesitan.

Tonka es un perro gran danés entrenado con fines terapéuticos para hogares de anciano en Austin, Texas, pero con la prohibición de las visitas, su entrenadora se tuvo que volver creativa para que siguiera alentando a los residentes de los hogares de ancianos cada semana desde fuera de las ventanas.

"Ha traído tanta alegría", asegura la entrenadora de Tonka, Courtney Leigh. "Aprendimos que con los sucesos recientes todas las visitas de terapia se suspendieron por razones de seguridad, por supuesto, y pensé, ¿qué puedo hacer personalmente, por mi cuenta, para tratar de continuar algunas de las visitas? ¿El sentimiento que este maravilloso perro les da a todos?

Dado que la pandemia aisló a muchas personas mayores del mundo exterior, algunos están preocupados por el efecto del aislamiento sobre la salud mental y física de los residentes de hogares de ancianos.

Leigh planea caminar fuera del hogar de ancianos Cedar Pointe con Tonka tanto como pueda mientras el centro no acepte visitas.

Canciones para levantar el ánimo

Un médico residente de cirugía ortopédica en una clínica Mayo de Minnesota también está utilizando sus talentos vocales únicos para levantar el ánimo de pacientes y colegas cansados.

Los videos del Dr. Elvis Francois, como se nombra en su cuenta de Instagram, se han vuelto virales en la red por la manera tan especial de proporcionar consuelo en un momento en que la pandemia de coronavirus ha estresado hasta al personal médico, rebasado de trabajo en muchos hospitales.

"He descubierto que la medicina va aún lejos al igual que la cirugía", dijo Francois a CBS News. "Pero la música va a lugares a los que la medicina no puede ir. Cuando puedo ver a personas de todos los ámbitos de la vida cuidando a una persona para asegurarnos de que salvamos la vida de esa persona, eso es esperanzador para mí. Y creo que siempre y cuando vea eso, nunca puedo perder la esperanza ".

Los videos de redes sociales de Francois han ganado miles de visitas, y él espera que el poder de la música ayude al mundo a unirse en momentos en que la pandemia provoca un aislamiento social.

Para este doctor, y sobre todo ser humano, "la única forma de superar esto" es si todos en la Tierra dicen "estamos aquí juntos como uno".


Otras historias