La opción cada vez más popular de alquilar ropa: cómo funciona y si vale la pena

Ruth VasquezColaboradora
Alquilar en lugar de comprar la ropa se está convirtiendo en una opción que cada vez gana más adeptos por sus ventajas económicas pero también por su contribución al medio ambiente. Foto: Getty Images.
Alquilar en lugar de comprar la ropa se está convirtiendo en una opción que cada vez gana más adeptos por sus ventajas económicas pero también por su contribución al medio ambiente. Foto: Getty Images.

Así como Uber cambió la forma de trasladarse y Airbnb le dio un giro histórico a la manera de viajar, las empresas dedicadas a alquilar ropa están sacudiendo el mundo de la moda, ahorrando dinero a muchos usuarios y contribuyendo al cuidado del planeta.

Aunque rentar ropa no es una novedad, pues algunas empresas dedicadas a este negocio tienen más de 10 años en el mercado, desde el 2017 se ha sentido un repunte en esta industria. Tanto ha sido el éxito de esta nueva forma de ir a la moda, sobre todo entre las mujeres, que, por ejemplo, la joven empresa The Runaway está valorada ya en 1.000 millones de dólares.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Como era de esperar, los diseñadores de moda se han involucrado más en el negocio de alquiler de ropa. Algunos de ellos ya están rentando sus piezas de vestir y otros muestran interés en participar en el negocio, como bien lo dejó saber el Business of Fashion and McKinsey en su reporte del 2019.

“Los jugadores en el mundo de la moda aprovecharán cada vez más este mercado para obtener acceso a nuevos consumidores que buscan tanto la asequibilidad como el distanciarse de la propiedad permanente de la ropa", señalaba el informe.

Cómo se renta ropa y su verdadero valor

El proceso de rentar es sencillo. En general, puedes ordenar una pieza ocasionalmente o registrarte en un programa ilimitado de renta que te permitirá escoger de tres a cuatro prendas de vestir que, además, en la mayoría de las tiendas, podrás intercambiar por otras piezas sin costo adicional. Y no hay obligación, te retiras del programa cuando lo desees.

La ropa que rentes lucirá como nueva, aunque sea usada, pues estos programas cuentan con procesos sofisticados de limpieza. Además, el envío es gratuito y no tendrás que preocuparte por lavar las piezas de vestir antes de enviarlas, lo que es más conveniente cuando se trata de ropa que necesita tintorería.

Las prendas rentadas van desde lo más informal como jeans, hasta vestidos largos de fiesta, trajes de novia, ropa de maternidad y joyas. Además, aunque el mercado se concentra más en las mujeres, toda la familia puede aprovechar este servicio que también viste a hombres y niños, 

Alquilar ropa es una opción que también está disponible para los hombres. Foto: Getty Image.
Alquilar ropa es una opción que también está disponible para los hombres. Foto: Getty Image.

Lo que hace atractivo este negocio es que te permite probar algo nuevo, tratar un estilo del que no estás muy seguro o cumplir con un evento especial, sin pagos de envíos, viajes a la tintorería, ni espacio ocupado en tu closet. Y si te gusta mucho una pieza, la mayoría de las empresas te la venden con descuento.

Sin embargo, aunque te registres en programas ilimitados de renta, vas a necesitar mantener en tu closet piezas básicas que uses con frecuencia, como jeans, camisetas o chaquetas. Por otro lado, cuando rentas tienes menos variedad que al comprar, pues debes limitarte a lo que haya en el catálogo de la tienda.

Lo cierto es que definitivamente podrías ahorrar si usas tres piezas nuevas con un valor aproximado de $300 o más por un promedio de renta de $60 mensual y además las intercambias por otras prendas de vestir.

Pero si eres de aquellos que prefieren mantener su ropa, mejor compra tus piezas de vestir, y considera ahorrar dinero al usar este servicio para eventos especiales. Por ejemplo, para una boda es más económico rentar un vestido y un tuxedo que comprarlos o rentarlos en las tiendas tradicionales, donde tendrás que pagar más.

Tiendas de alquiler de ropa y joyas:

Los más conocidos:

Rocksbox Jewelry ($21 por mes)

Switch Jewelry (Comenzando en $29 por mes)

Rent the Runway (Comenzando a $30 por rental, ahora $ 99 ilimitado por mes)

Gwynnie Bee (Comenzando en $49 por mes)

NY&C Closet ($49.95 por mes)

AE Style Drop by American Eagle ($49.95 por mes)

Haverdash ($59 por mes)

The Ms. Collection (Comenzando a $59 por mes)

Infinitely LOFT ($64.95 por mes)

Le Tote (Comenzando a $69 por mes)

Express Style Trial ($69.95 por mes)

nuuly by Urban Outfitters ($88 por mes)

Infinite Style by Ann Taylor ($95 por mes)

Armoire  ($149 por mes)

Rebecca Taylor RNTD ($159 por mes)

Vince. Unfold ($160 por mes)

Para hombres:

The Mr. Collection (Comenzando en $59 por mes)

The Black Tux (Trajes, comenzando en $95)

La protección del medio ambiente

El reciente impulso experimentado en la demanda de ropa rentada coincide con la publicación de estudios que revelaron el impacto ambiental que tiene la moda barata y desechable. 

Según un informe de Macarthur Foundation, desarrollado en el 2017, cada segundo se crea una cantidad de desecho textil con un volumen comparable al de un camión lleno de basura. 

Un año después, otro informe dado a conocer por la publicación inglesa Environmental Journal denunció cómo la industria de la moda estaba contribuyendo al cambio climático. Los hallazgos reflejaron que el 35% de los microplásticos en el océano provienen de las fibras sintéticas en la ropa desechada. También se supo que la industria textil genera 1.200 millones de toneladas de CO2 al año y que es responsable del consumo de grandes cantidades de agua.  

"El aumento en el alquiler de moda debería impulsar la producción de ropa que sea más duradera, lo que es bueno en términos de sostenibilidad", aseguró Heather Poore, directora creativa de Hubbub al diario inglés The Guardian.

Estados Unidos fue el pionero y se mantiene líder en la industria del alquiler de ropa que aunque es reciente, ya cobra fuerza en Europa y parece tener un futuro prometedor. Sin embargo, la posibilidad de que logre un éxito masivo dependerá de que más tiendas y diseñadores populares participen con productos más accesibles.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otras historias