Alternativas a los diamantes parar ahorrar miles de dólares en el anillo de compromiso

Las estadísticas del portal WeddingWire.com aseguran que cerca del 40% de las peticiones de mano ocurren entre el Día de Acción de Gracias y el Día de San Valentín.

Una de las escenas más usuales en esta etapa constituye la compra de los anillos, que equivale la mayoría de las veces a un gran desembolso de dinero. De hecho, se sabe que en 2018 las parejas gastaron un promedio de 7.829 dólares en anillos de compromiso en EEUU, una cifra que supera significativamente al promedio de 2017, que fue de 5.023 dólares.

Un anillo de compromiso de oro blanco con un diamante en solitario, junto a una alianza con diamantes. Foto: Getty.
Un anillo de compromiso de oro blanco con un diamante en solitario, junto a una alianza con diamantes. Foto: Getty.
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Es por ello que no pocos consejeros en finanzas recomiendan que los novios busquen alternativas al anillo de diamante natural que tanto lastra el bolsillo de los enamorados. Porque, de acuerdo con el portal Grow de CNBC, dependiendo de la piedra preciosa que se elija, el ahorro puede ser de hasta un 90%.

Estas son algunas opciones:

1. Diamantes cultivados en laboratorio

Con la misma composición química que los diamantes naturales, estos son tan brillantes y duraderos como aquellos, aunque significativamente menos costosos, según Russell Shor, analista senior de la industria del Instituto Gemológico de Estados Unidos (GIA), una entidad sin fines de lucro que emite informes de calificación para ayudar a los compradores a comprender la calidad de las piedras preciosas.

“Un diamante cultivado en laboratorio, como cualquier otro producto industrial, se vuelve mejor, más rápido y barato en la fabricación”, asegura Shor.

Joyero inspecciona una réplica de un diamante. Getty
Joyero inspecciona una réplica de un diamante. Getty

Y como con el diamante natural, este también puede ser medido por los mismos parámetros de color, claridad, corte y quilate. La gran diferencia es el precio.

Un diamante incoloro redondo de 1,5 quilates cultivado en laboratorio con claridad VVS1 puede costar entre 4.500 y 6.800 dólares, asegura Shirley Kam, propietaria de Love & Promise Jewelers, de Chicago, una tienda que se especializa en diamantes alternativos. Un diamante natural con esas mismas características puede variar de 10.000 a 12.000 dólares, según la página de comparación de precios de diamantes Rare Carat.

2. La moissanita

La moissanita es un cristal natural que se forma después de que un meteorito impacta con la Tierra, aunque también es común encontrar versiones de estas piedras cultivadas en laboratorio.

Piedra con moisanita/ Getty
Piedra con moisanita/ Getty

"Si observas una piedra moissanita, verás que la luz saldrá de más facetas que en un diamante, lo que la hará más brillante”, dice Shor.

Sin embargo, su calificación y su precio se hace en base a las medidas de cada piedra o al tamaño calibrado, en vez de su peso. Mientras, su claridad se clasifica por un espectro de color.

Como una moissanita de 7.55 mm, redonda e incolora, mide aproximadamente 1.5 quilates, y cuesta alrededor de 700 dólares —según Kam—, aquí el comprador se estaría ahorrando aproximadamente el 90% del precio de un diamante natural con esas mismas características.

3. Zafiros blancos

Por último, están los zafiros blancos o claros, que según Shor son más duros que la moissanita, más resistentes a los arañazos y a las roturas, aunque con un índice de refracción más bajo, lo que significa que no tendrá tanto brillo como un diamante.

Mineral del cual se extrae el zafiro/Getty
Mineral del cual se extrae el zafiro/Getty

Los zafiros naturales también se venden por su peso en quilates, por lo que hará falta una piedra un poco más grande para aproximarse a la apariencia de un diamante de 1.5 quilates.

Un zafiro blanco redondo de 1.60-1.80 quilates de calidad puede costar entre 1,500 y 2,000 dólares, según Kam, aproximadamente un 80% menos que el precio de un diamante natural de 1.5 quilates con sus mismas características, que generalmente costaría entre 10.000 y 12.000 dólares.

Para este especialista, es importante saber lo que se está comprando antes de desembolsar miles de dólares en un anillo de compromiso. Por ello los expertos recomiendan revisar un informe de calificación independiente, como los que emite el GIA, dedicados a evaluar las características y las fallas de cada piedra.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otras historias