Álvaro Cueva llega a Televisa para trabajar en 'su mero mole': telenovelas

José RiveroContributor

Para nadie es un secreto que la señal de Televisa ya no está llena de estrellas como antes, y mientras muchas de esas luminarias se quedaron sin exclusividad y con el reto de buscar trabajo en otras cadenas, la empresa decidió que sería buena idea contratar al crítico de televisión Álvaro Cueva.

Álvaro Cueva. Foto: MezcalEnt
Álvaro Cueva. Foto: MezcalEnt

Ya sin telenovelas que tengan la repercusión que solían tener sus producciones, la cadena conserva un canal de paga donde repite las historias que sí marcaron época, y es ahí donde el periodista estrenará este 4 de enero un espacio a las 20:00 horas.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El canal TLNovelas es un oasis para los amantes del género, pues ahí se han podido ver clásicos como 'Cuna de lobos' o 'Lazos de amor', pero desde este fin de semana se agrega 'El show de las tlnovelas con Álvaro Cueva', un programa que a decir de su presentador, será una "novedad" que permitirá rendir homenaje a quienes han dedicado sus vidas a las telenovelas.

En ese canal de paga, Cueva abrirá la conversación al público, a quien califica como el "mejor crítico”. Pretende que como espectadores "lleguemos a las mejores conclusiones mientras los creadores exponen sus ideas, nos cuentan sus anécdotas y nos abren su corazón".

A decir de las imágenes que ha compartido en redes sociales, el nuevo programa de Cueva tendrá como invitados a algunos actores, productores y personal del staff de telenovelas, como la nueva versión de 'Cuna de lobos'.

Y es que, bajo la producción de Daniel Shain, Cueva adelantó en su columna para Milenio que pretende hacer un homenaje "a todos los creadores de melodramas seriados de este país (...) desde las más grandes luminarias, hasta los técnicos y los asistentes".

Todavía no hemos visto el programa, pero parece que será similar a lo que Álvaro Cueva hizo en 2019 en colaboración con La Saga de Adela Micha, donde invitaba a las personas detrás de cadenas como Multimedios, o de programas exitosos como 'La Rosa de Guadalupe'. Sentados en una sala, les cuestionaba sobre los secretos de sus producciones y, con ayuda del público, resolvía dudas que en ningún otro espacio se habían expuesto.

Cueva tiene más de tres décadas criticando la televisión, y además de sus espacios en prensa escrita, ha demostrado sus conocimientos en la televisión abierta, como lo hizo durante 10 años en el canal 40, con el programa 'Alta definición'.

Sin embargo, no estaba enfocado solo en las telenovelas, pues criticaba todo lo que ocurría en plataformas de streaming, televisión de paga y abierta, siempre con su estilo particular y muy efusivo para llamar la atención, con frases como "¡Chéquelo!".

Cueva también fue parte de uno de los programas más exitosos de la televisión mexicana: 'Ventaneando'. Hace 22 años se sentó en la sala con Pati Chapoy como reemplazo de Juan José Origel, pero por poco tiempo, pues presentó su renuncia por problemas de salud y fue entonces que llegó Daniel Bisogno.

Te puede interesar: Álvaro Cueva siempre está al pendiente de los galanes de las telenovelas

El originario de Monterrey, Nuevo León, es el crítico de televisión más respetado, aunque tampoco se ha salvado de provocar polémica por sus críticas, algunas positivas y muchas tantas negativas para producciones de todas las cadenas. De hecho, ni las producciones de Televisa se han salvado de ser tachadas como "viejas, mediocres, absurdas, anticuadas" y producidas "con las patas".

Cueva calificó en 2013 que ver los refritos de telenovelas como 'Marimar', 'Bodas de odio' y 'Mi segunda madre' demostró que no había "dignidad" ni "vergüenza ante los mercados internacionales".

Sin embargo, ya sin TV Azteca, inicia este 2020 en un canal de Televisa con un programa que intentará devolverle la dignidad a las telenovelas, sobre todo por el gran esfuerzo que hay detrás, de personas que intentan trabajar con lo que tienen, pese a que la industria de los melodramas en México, como lo dijo el mismo Álvaro Cueva, ya perdió su prestigio.

Otras historias