Al América y a su afición poco le deberían importar las últimas derrotas

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Carlos Alberto Pérez García
·2 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Vale la pena comenzar con que el América tiene la exigencia de ganar todos los partidos del torneo. No hay excusa que valga para perder un solo juego y mucho menos si te endosan tres anotaciones con un estilo deplorable. Sin embargo, de ahí a que exista preocupación en el americanismo o al interior del plantel por la derrota, hay kilómetros de diferencia.

La realidad es que a este equipo, a la ideología de Solari, a la fortaleza mental del plantel y por supuesto a la afición, poco le importa esta seguidilla de tres partidos sin ganar. El segundo puesto estaba asegurado, ubicarse en la primera posición de nada hubiera servido y aunque esto no quiere decir que no lo hayan buscado, todo el mundo sabe que lo que importa es la liguilla y ahí el América es un pez en el agua.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Nicolás Benedetti fue titular en liga por primera vez desde noviembre de 2020 | Hector Vivas/Getty Images
Nicolás Benedetti fue titular en liga por primera vez desde noviembre de 2020 | Hector Vivas/Getty Images

Da gusto que Santiago Solari se mantenga sereno, acepte los errores y afirme que quería ganar, pero siempre argumentando que la fase decisiva apenas está por comenzar y es ahí donde este plantel luce sólido, porque las derrotas cayeron en el momento justo para modificar de cara a la liguilla.

Si un equipo puede darse el derecho de llegar cómo quiera a la fase final del torneo, ese es el América, en especial cuando se tiene un entrenador preparado, con una gestión de vestidor tremenda y que sabe lo que quiere dentro del terreno de juego. Hoy todo es aprendizaje que utilizará en el futuro próximo y eso es algo que hasta se debe agradecer, porque esta pequeña racha tiene su explicación en la gestión de minutos en el plantel.

Santiago Solari sufrió su tercera derrota sobre la cancha ante Toluca tras 18 partidos dirigidos en el Club América | Hector Vivas/Getty Images
Santiago Solari sufrió su tercera derrota sobre la cancha ante Toluca tras 18 partidos dirigidos en el Club América | Hector Vivas/Getty Images

El América va por todo y las rotaciones han tenido un papel fundamental en estas últimas dos derrotas ante Olimpia y Toluca, por lo que lo último que debería preocupar a la afición es el resultado. El equipo sabe lo que es capaz con plantel completo y esa seguridad que transmiten es la que debe tener el americanismo. Seguridad y paciencia, porque lo mejor está por llegar.

Ahora toca ir con el carro completo ante Portland, sacar un resultado positivo y volver a rotar contra Pumas en la última fecha del campeonato, porque por más que sea un clásico, el objetivo de Santiago Solari y de todo el club está en mantener a punto la plantilla de cara a la liguilla, el torneo que realmente importa.

Para más de Carlos Alberto Pérez, ¡síguelo también en Twitter como @CarlosAlbertoPG!