Amanda Serrano vs Katie Taylor: la histórica pelea que pondrá de cabeza al boxeo

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Amanda Serrano (derecha) buscará quitarle el título indiscutido de peso ligero a Katie Taylor el próximo sábado. (Foto: John Nacion/STAR MAX via Getty Images
Amanda Serrano (derecha) buscará quitarle el título indiscutido de peso ligero a Katie Taylor el próximo sábado. (Foto: John Nacion/STAR MAX via Getty Images

Amanda Serrano y Katie Taylor pelearán el próximo sábado en el Madison Square Garden. El combate ha sido promovido como el más grande de la historia en el ámbito femenil y algunos elementos sirven para fortalecer esa tesis: en 120 años, ninguna reyerta femenil había encabezado una cartelera en el histórico recinto neoyorkino. Serrano y Taylor, además, ponen el ejemplo en una era en la que el boxeo está repleto de campeones que se evitan entre sí hasta el hartazgo.

Todos los elementos encajan a la perfección con la atmósfera construida para este combate. La puertorriqueña Serrano ha sido campeona en siete divisiones diferentes: es la única en haber conquistado esa cantidad de categorías. Ostenta un récord de 42-1-1 y su talento en el ring la ha convertido en una referencia absoluta para la nación caribeña: no hay peleador boricua en la actualidad que pueda competir ni en popularidad ni en credenciales con Serrano, que además ha incursionado en las artes marciales mixtas y manifestado interés por participar en la lucha libre profesional.

La pelea contra la irlandesa Taylor tenía al menos dos años en la congeladora. La pandemia truncó los planes en un comienzo, pues ninguna de las dos partes pudo llegar a un acuerdo sobre los ingresos del evento. Pero el trato finalmente se concretó para este 2022. Katie es la actual campeona indiscutida de peso superligero y ha defendido sus títulos en cinco ocasiones. 20 peleas como profesional le han bastado para colocar su nombre en lo más alto del boxeo femenil.

Previamente, había edificado una brillante carrera en el amateurismo, donde coleccionó un sinfín de títulos y medallas en una faceta que encontró su punto más álgido en Londres 2012, cuando ganó la medalla de oro en los primeros Juegos Olímpicos que incluyeron al boxeo femenil en su programa. También tuvo un paso destacado por el futbol, pues formó parte de diversas selecciones irlandesas con límite de edad, pero a los 24 años dejó el césped para enfocarse completamente en los encordados.

Ambas, Serrano y Taylor, se llevarán un millón de dólares por subir al ring, además de los ingresos por conceptos de audiencia y publicidad. La cifra es la más alta de todos los tiempos para dos peleadoras femeninas. Este precedente puede marcar un gran impacto en el futuro, pues desde hace años las boxeadoras han argumentado que merecen mejores ingresos y razones les sobran.

Por ejemplo, Katie y Amanda se enfrentarán en los mejores momentos de sus respectivas carreras. Es difícil decir quién llega mejor o vaticinar una vencedora, porque es un auténtico choque de potencias. Eso no sucede en el boxeo varonil desde hace mucho, pero mucho tiempo. Sin embargo, sus bolsas siguen siendo estratosféricas: Gervonta Davis, boxeador de calidad pero que no ha enfrentado a los mejores, se llevó más de 3 millones de dólares por su pelea contra Isaac Cruz en diciembre, en una cartelera promedio. Es decir, ni siquiera fue una “pelea mayor”.

En el boxeo varonil, los mejores no pelean con los mejores, y son bastantes los casos de peleadores en su apogeo que esperan a que sus rivales decaigan para entonces enfrentarlos. Tan solo hay que ver cuánto tiempo han tardado Terence Crawford y Errol Spence Jr. en pelear: llevan al menos cuatro años esquivándose entre querellas burocráticas e indiferencia, porque si lo quisieran, si presionaran, lo podrían haber hecho en cualquier momento. Todavía no está confirmado el pleito, pero al menos ya dieron indicios claros de que puede darse, al fin, en la segunda mitad de este año.

Eddie Hearn y el polémico Jake Paul han trabajado codo a codo para promover el combate entre Serrano-Taylor y lo han hecho de maravilla: las expectativas son altísimas y Nueva York ha hecho lo suyo: el sábado el Empire State Building se iluminará con las banderas de Puerto Rico e Irlanda en honor a una reyerta de época. En nada ha afectado que la pelea se lleve a cabo el mismo fin de semana en el que pelearán Óscar Valdez y Shakur Stevenson; al contrario, el 30 de abril ha sido reservado en la agenda de los fanáticos del boxeo como un día imperdible. Y no sería nada raro que el mejor espectáculo de ese día lo entreguen Serrano y Taylor.

Taylor y Serrano junto a sus respectivos promotores, Eddie Hearn y Jake Paul. (AP Foto/Seth Wenig)
Taylor y Serrano junto a sus respectivos promotores, Eddie Hearn y Jake Paul. (AP Foto/Seth Wenig)

Al boxeo femenil no le hace falta calidad. Le faltaba eso que Hearn y Paul le han dado a este combate: adecuada promoción. Ese impulso hace la diferencia. Durante muchos años, los promotores se han negado a hacer justicia. Pero Amanda Serrano y Katie Taylor han roto ese paradigma al menos en una fase inicial. Si la pelea ya es histórica por sí misma, lo puede ser todavía más por sus consecuencias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Montachoques o descuido? Patrulla se cierra de forma sospechosa en CDMX

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente