Peñarol festejó ante Ñublense pese a la suspensión por corte de luz

·1 min de lectura

Peñarol ganaba 1-0 después que Pablo Cepellini cambiar por gol un penal, pero el partido con Ñublense en el marco de la Serie Río de la Plata fue suspendido en el estadio Suppici por cortes de luz. Pese a no terminar el encuentro, se quedó con la Copa 342 años de la fundación de Colonia del Sacramento.

A diferencia de lo que fue el juego frente a Barracas Central, el Carbonero esta vez no fue contundente ni tampoco tuvo la posibilidad de llevar mucho peligro contra el arco rival, pero igual pudo conseguir su segundo triunfo en la pretemporada.

Por momentos no la pasó bien y tuvo que recurrir a la reacción de Jonathan Lima que frenó una jugada clara de Alexander Aravena. Poco a poco, el equipo de Mauricio Larriera se fue adelantando en el campo, hasta que se encontró con un penal en el cierre del primer tiempo.

Agustín Álvarez Martínez fue derribado dentro del área por Nozomi Kimura y el árbitro no dudó en sancionar la pena máxima. Pablo Cepellini se hizo cargo de la definición y la tiró a la izquierda de Hernán Muñoz, que se inclinó hacia su derecha.

Ya para la segunda etapa, cuando ambos entrenadores habían realizado una gran cantidad de cambios, un corte de luz en el estadio interrumpió el juego. Poco más tarde el mismo se reanudó, pero otro corte obligó al árbitro a suspender el encuentro.

A pesar de no cumplir con los tiempos de partido, Peñarol se quedó con el trofeo que había en disputa y consiguió su segunda victoria en los amistosos. El sábado tendrá que enfrentar a Nacional en el clásico que se jugará en el Centenario.

Foto: Pablo Porciuncula - Pool/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente