Análisis: los problemas de un calendario de 23 carreras de F1

Luke Smith
·6 min de lectura

A pesar de la pandemia de COVID-19 que obligó a cancelar la mitad de los eventos programados en 2020, la Fórmula 1 no cesa en sus aspiraciones y sigue con su proyecto de ampliar el calendario y llevar la categoría a nuevos territorios.

Por muy popular que haya resultado el calendario improvisado de este año, utilizando viejos circuitos que gustan mucho a la gente como Imola y visitando nuevos escenarios como Portimao y Mugello, siempre se buscó un calendario más “normal” para la temporada 2021, cuyo primer borrador se entregó a los equipos el mes pasado.

Con 23 carreras -una de ellas aún por confirmar para ocupar el espacio de Vietnam-, dos tripletes de grandes premios y acabando la temporada a principios de diciembre, el calendario propuesto para 2021 es sin duda el más ambicioso que la F1 ha desvelado nunca.

¡Y de hecho la Fórmula 1 planea aumentar a 24 para un futuro a corto plazo!

Más carreras, obviamente, significan más ingresos por las tasas de alojamiento de un gran premio, lo que resulta en mayores pagos de dinero a los equipos.

A pesar de las obvias ventajas, ¿serán 23 carreras demasiado para el paddock de la F1? Y otra pregunta, ¿es realista?

La suma de más carreras al calendario no es una sorpresa. Liberty Media siempre ha tenido en mente 25 grandes premios por año como parte de sus planes de expansión de la Fórmula 1, a pesar de las preocupaciones obvias de los equipos sobre cómo repercutirá en su personal.

Los pilotos siempre han sido comprensivos con el estrés que suponen más carreras para sus equipos, por muy emocionante que sea la perspectiva de competir más.

“Como piloto, quieres correr tanto como puedas”, dijo George Russell. "Pero sé la tensión que eso supone a los ingenieros y mecánicos. A veces los pilotos nos damos el lujo de volver a nuestras casas entre carreras, pero estos chicos están a menudo lejos de sus familias durante tres semanas, lo cual no es sostenible”.

"Si el calendario va a aumentar, definitivamente las escuderías más pequeñas necesitan más ayuda, tener dos equipos de personal para poder repartirlos a lo largo de la temporada”.

"Quiero correr tanto como sea posible, pero tiene que ser algo lógico, y tiene que haber un buen equilibrio para la gente que trabaja, porque al final ellos tienen sus vidas y sus familias”.

Max Verstappen cree que la verdadera tensión de añadir más carreras al calendario era algo de lo que los que tomaban las decisiones quizás no eran tan conscientes: "Al final, los mecánicos son los que van a sufrir un poco, mientras que los grandes jefes de la Fórmula 1 llegan más tarde y se van antes, así que por supuesto en ese sentido no cambia mucho”.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16, on the grid

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16, on the grid<span class="copyright">Mark Sutton / Motorsport Images</span>
Max Verstappen, Red Bull Racing RB16, on the gridMark Sutton / Motorsport Images

Mark Sutton / Motorsport Images

La idea de rotar el personal es algo que los equipos han estudiado durante mucho tiempo, ya que el número de carreras ha ido en aumento. El director en funciones del equipo Williams, Simon Roberts, dijo que este factor ya estaba previsto para el 2021, asegurando una rotación del personal a lo largo de la temporada. 

"Es algo que hemos estado analizando desde hace unos meses", dijo Roberts. "Planeamos poder crear una especie de rotación para el personal. Estar fuera durante 22 o 23 eventos al año es muy, muy cansado, y agota la energía de todo el equipo”.

"Por suerte, en la fábrica tenemos suficiente gente con experiencia, y con la actual situación de COVID de todos modos tenemos que tenerlos ahí, en espera. El año que viene crearemos un plan de rotación".

Incluso los jefes de equipo conocen las presiones que pueden generar cada carrera. El director de Mercedes, Toto Wolff, ha hablado abiertamente sobre los sacrificios a los que se ha enfrentado durante su etapa a cargo del equipo campeón, por lo que una de sus consideraciones actuales de cara al futuro es reducir su presencia en las carreras.

El director de la escudería Ferrari, Mattia Binotto, ya no estuvo en el GP de Turquía y puede ausentarse de alguna de las tres carreras que quedan, en parte preparándose para una mayor rotación para el futuro.

Alan Permane, Sporting Director, Renault Sport F1 Team, in a Press Conference

Alan Permane, Sporting Director, Renault Sport F1 Team, in a Press Conference<span class="copyright">Mark Sutton / Motorsport Images</span>
Alan Permane, Sporting Director, Renault Sport F1 Team, in a Press ConferenceMark Sutton / Motorsport Images

Mark Sutton / Motorsport Images

Sin embargo, aunque están anunciadas 23 carreras para 2021, la probabilidad de un calendario completo sigue siendo dudosa debido a la pandemia de COVID-19.

A medida que vuelven las restricciones en el mundo y aumentan las tasas de infección, los países pueden sentirse incómodos a la hora de comprometerse a organizar grandes eventos internacionales. Las restricciones de entrada y salida de los países también serán algo que podría influir en la viabilidad de los acontecimientos, especialmente en la primera parte de la próxima temporada.

Pero la F1 ha demostrado que sus protocolos frente a la COVID-19 funcionan, dando a la FIA la confianza de que podría realizar sus carreras en cualquier lugar y con seguridad. Y aunque a los equipos no se les ha informado de ningún 'Plan B' para el próximo año, la forma en que el calendario de 2020 se salvó con la inclusión de circuitos que no estaban en el programa original, demuestra que cualquier hueco que pueda surgir se podría llenar. El alto nivel de demanda de los circuitos hace que haya poca preocupación de que el espacio dejado por Vietnam no lo ocupe otra pista.

El 'fail' de la carrera de Vietnam es un gran golpe para la F1, dado que habría sido el primer nuevo evento introducido por Liberty Media que cumpliera con su modelo de "ciudad de destino". Pero se entiende que el gran premio se ha visto afectado por dificultades en su planificación, y su omisión en el calendario se debe a las cuestiones políticas en curso en Vietnam. El presidente del Comité Popular de Hanoi, Nguyen Duc Chung, fue arrestado en agosto por cargos de corrupción. Era el ex alcalde de Hanoi y uno de los principales partidarios del gran premio.

Si te interesa, mira:

¿Qué ha pasado con el GP de Vietnam?

Una de los mayores interrogantes del próximo año estaba en el Gran Premio de Brasil, dados los planes de trasladar la carrera a Río de Janeiro. Pero finalmente la carrera se quedará en Interlagos debido a las difíciles limitaciones de tiempo que encara el proyecto de Río, que aún no ha recibido la aprobación del gobierno. Interlagos, sin embargo, recibirá a la F1 con un nuevo promotor a cargo, después de que el acuerdo existente de gratuidad entregado por Bernie Ecclestone expirara en el 2020.

Un calendario de 23 carreras para 2021 es muy ambicioso, pero como la F1 busca recuperarse del impacto de la pandemia y prepararse para cualquier réplica de la crisis sanitaria, apuntar tan alto es una táctica inteligente, aunque termine quedándose un poco corta.

Para los aficionados la ecuación es sencilla: más carreras, más diversión. Pero no deben olvidar que, a más carreras, más probabilidad de que alguien (Mercedes/Hamilton) se destaque y deje todo sentenciado mucho antes del final, reduciendo la emoción del campeonato.

El coste humano de los hombres y mujeres que ejercen su profesión en el paddock es algo que sólo descubriremos cuando termine la próxima temporada, cuando seguramente la F1 ya haya anunciado que en el futuro superará la cifra de 23 carreras.